Junqueras pide al Supremo que le deje en libertad para ocupar su escaño

Junqueras pide al Supremo que le deje en libertad para ocupar su escaño

El exvicepresidente catalán Oriol Junqueras ha pedido ante la sala del del Tribunal Supremo ante la que ha comparecido hoy, que se le conceda la libertad para ocupar su escaño. Junqueras se ha reafirmado en que "su apuesta es el diálogo y se ha ratificado en ese compromiso de acatar las vias pacíficas", según ha relatado su abogado, Andreu Van Den Eyden, al concluir la vista.

El exvicepresidente de la Generalitat de Cataluña y líder de ERC, ha manifestado este jueves ante los magistrados del Tribunal Supremo que deben revisar su prisión preventiva que es un "hombre de paz" con convicciones religiosas y que busca el "diálogo bilateral" en el conflicto político existente en Cataluña.

DICE DESCONOCER LA 'HOJA DE RUTA'

En una breve intervención de apenas unos minutos, Junqueras ha dicho también que desconocía que existiera el documento 'Enfocats', una especie de hoja de ruta del 'procés' hallado en la casa de su número dos en la Consejería de Economía, Josep María Jové y que se considera clave para la investigación, según fuentes presentes en la declaración.

Visiblemente más delgado y vistiendo camisa blanca, vaqueros con zapatillas deportivas según fuentes presentes en la vista, el diputado electo de ERC ha defendido ante el tribunal de apelaciones en un turno de última palabra que se le ha concedido que no existen motivos para mantener la medida de prisión provisional que pesa sobre él desde el pasado 2 de noviembre por los delitos de rebelión, sedición y malversación de caudales públicos relacionados con la Declaración Unilateral de Independencia (DIU) del 27 de octubre.

EL FISCAL RECHAZA SU PUESTA EN LIBERTAD PERO ADMITE PERMISOS PUNTUALES

El fiscal se ha opuesto hoy a la puesta en libertad de Oriol Junqueras, exvicepresident y candidato de ERC a la Generalitat, pero ha admitido que puedan concedérsele permisos puntuales, si así lo considera el tribunal, para que ejerza su derecho a la representación política.

Aunque el fiscal se ha opuesto a su puesta en libertad, ha admitido que, si finalmente el Supremo mantiene la prisión, pudieran arbitrarse medidas para que salga puntualmente para ejercer como parlamentario y vuelva luego a la cárcel, una decisión que ha dejado, en todo caso, al arbitrio del tribunal.

Más allá de esta posibilidad, a juicio del fiscal la Justicia no debe verse afectada por el hecho de que Junqueras quiera ser president de la Generalitat. "No es moneda de cambio", ha dicho Javier Zaragoza, el fiscal.

Una nota de la fiscalía ha informado así mismo de la posición del Ministerio Público: "los hechos investigados, con carácter indiciario, pueden ser constitutivos de un delito de rebelión porque se han producido comportamientos violentos, en particular los días 20 de septiembre y 1 de octubre"."Asimismo, pueden ser considerados de forma alternativa como delitos de sedición y de malversación de caudales, infracciones muy graves en atención a las penas previstas para ellos en el Código Penal", añade.

"Las evidencias documentales que obran en la causa -el documento Enfocats y la agenda de Josel María Jové", mano derecha de Junqueras- "en unión con las diversas manifestaciones públicas realizadas por el recurrente durante el año 2017", sitúan al imputado como "uno de los principales impulsores de los hechos investigados en esta causa", dice también la nota.

"La Fiscalía considera por último que existe un evidente riesgo de reiteración delictiva", concluye la fiscalía.

SEGUIRÁN DELIBERANDO MAÑANA

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, integrada por los magistrados Miguel Colmenero, Francisco Monterde y Alberto Jorge, tendrá que decidir si atiende a su petición o levanta la medida de prisión que dictó contra él la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, cuando el caso entonces aún no había pasado a ser competencia del Tribunal Supremo. La Fiscalía ha pedido, según lo esperado, que se mantenga la medida de prisión provisional.

Los tres magistrados del Tribunal Supremo que decidirán sobre la excarcelación o no del exvicepresidente catalán Oriol Junqueras no se pronunciarán al respecto este jueves, después de que hacia las dos y media de esta tarde suspendieran la deliberación que iniciaron hacia la una, al finalizar la vista de esta mañana. Fuentes jurídicas informaron de que los jueces Miguel Colmenero, Francisco Monterde y Alberto Jorge no tienen previsto deliberar esta tarde y seguirán haciéndolo mañana, viernes.

En la actualidad Junqueras y el exconseller Joaquim Forn son los dos únicos miembros del exgobierno catalán que permanecen en prisión por la organización del referéndum independentista y la declaración de independencia de Cataluña (DUI). El magistrado instructor de la causa, Pablo Llarena, decidió mantenerles en la cárcel junto con Jordi Sánchez (ANC) y Jordi Cuixart (Êmnium) tras tomarles declaración el pasado 1 de diciembre.

A diferencia del resto de exconsejeros --para los que acordó libertad sujeta al pago de fianza de 100.000 euros-- Llarena expuso que en el caso de los todavía presos persiste el riesgo de reiteración delictiva ya que sus aportaciones estarían directamente vinculadas a una "explosión violenta". En este sentido recordó en su auto del pasado 4 de diciembre -que es el que se revisa este jueves en la vista de apelación- incidentes como el "asedio" por decenas de miles de personas a una comisión judicial que registraba la Consejería catalana de Economía en Barcelona los días 20 y 21 de septiembre.

SI SIGUE EN PRISIÓN PEDIRÁ SER TRASLADADO A UNA CÁRCEL CATALANA

Hoy, una vez celebradas las elecciones, el abogado, tal y como adelantó ayer a Catalunya Ràdio, alegará que dejarle en libertad no sólo va en apoyo de sus derechos personales, sino de los derechos colectivos, al haber sido elegido diputado.

Van den Eyde, que ha reconocido que es "incierto" el resultado de la vista, cree que el peso de este argumento es "enorme", ya que el instructor de esta causa en el Supremo, Pablo Llarena, sostuvo en la resolución en la que confirmó la prisión (acordada por la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela) que esta medida se podía revisar tras las elecciones, según el letrado.

No obstante, si finalmente el Supremo acuerda dejarle en prisión, el líder de ERC pedirá ser trasladado a una cárcel catalana y poder acudir a los plenos del Parlament, incluso para ser investido presidente si finalmente no lo es Carles Puigdemont por encontrase en Bruselas huido de la Justicia.

Por su parte, la Fiscalía, al igual que la acusación popular ejercida por el partido Vox, se opondrá a su excarcelación por considerar que aún existe riesgo de reiteración delictiva, aunque no de fuga. El juez Llarena, tras citar a los diez investigados en esta causa a los que Lamela había enviado a la cárcel -8 exconsellers y los "Jordis"-, mantuvo la prisión preventiva para Junqueras (además de para el exconseller de Interior Joaquim Forn y para los líderes independentistas Jordi Sánchez y Jordi Cuixart) para evitar que vuelvan a incitar a una "explosión violenta" en el proceso independentista.

UNA DELEGACIÓN DE ERC A LAS PUERTAS DEL SUPREMO

Una delegación de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) acude, a las 10.00 horas, ante el Tribunal Supremo para apoyar al líder de esta formación y exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, con motivo de la vista del recurso de apelación presentado en contra de la prisión provisional comunicada y sin fianza que pesa sobre éste.

La delegación esta formada por el vicesecretario general de Coordinación Interna de ERC, Isaac Peraire, los diputados Gabriel Rufián y Ester Capella, los senadores Mirella Cortès y Bernat Picornell y los diputados electos al Parlamento de Cataluña Bernat Solé, Rubén Wagensberg, Jenn Díaz, Òscar Peris y Gemma Espigares.