Jornadas de Puertas Abiertas en el Congreso de los Diputados y en el Senado

Manoli, una mujer de mediana edad y vecina de la localidad de Fuenlabrada ha logrado, tras una espera de más de tres horas, convertirse en la primera ciudadana que ha franqueado este miércoles la Puerta de los Leones del Congreso que se ha vuelto a abrir para recibir a los visitantes que aprovechan las Jornadas de Puertas Abiertas para visitar la Cámara Baja.

Una vez más el presidente del Congreso, Jesús Posada, ha ejercido como anfitrión dando la bienvenida a sus 'invitados', aunque por primera vez en muchas ediciones el primero que ha entrado en el Vestíbulo de Isabel II no era el mismo porque Manoli ha tomado el relevo del hombre que durante años encabezó la cola para 'inaugurar' las jornadas.

Además de Posada han acudido a saludar a los primeros ciudadanos la vicepresidenta de Congreso, Celia Villalobos; el secretario primero, Ignacio Gil Lázaro y el secretario cuarto, Teófilo de Luis. Poco después se ha incorporado el vicepresidente segundo, Javier Barrero.

Según datos facilitados por los servicios de prensa, este miércoles han visitado el Congreso 5.140 ciudadanos, medio millar menos que el año pasado (5.556 personas), mientras que al Senado han acudido 1.813, frente a los 2.203 de 2013. Este jueves , las dos Cámaras volverán a abrir sus puertas.

El nuevo ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, que se ha pasado por el Congreso para despedirse de sus compañeros, el escaño del veterano socialista Alfonso Guerra que abandona este año la Cámara y la corrupción, han sido los temas estrella de la primera jornada de puertas abiertas en el Congreso.

MENOS GENTE A PRIMERA HORA

En esta ocasión, probablemente al ser día laborable y coincidir las Puertas Abiertas con las del Senado, han sido menos los ciudadanos que han hecho cola a primera hora para entrar a la Cámara Baja. Tras saludar con un beso a Manoli, que es la segunda vez que visita el Palacio de la Carrera de San Jerónimo, Posada ha comentado a los medios de comunicación que "hoy es un día grande para el Congreso y para lo diputados".

"Un año más abrimos el Congreso a los ciudadanos en esta jornada de Puertas Abiertas. He visto el mismo interés de siempre y para mí, como presidente, para la Mesa y para todos los diputados es una gran alegría saber que los ciudadanos están interesados, quieren venir y ver dónde se hacen las leyes y dónde se controla al Gobierno", ha señalado.

Este año quienes se acerquen al Congreso no podrán realizar una visita tan completa como la de años anteriores, debido a las obras que tienen lugar en la segunda planta del Palacio de la Carrera de San Jerónimo, donde habitualmente se recorre la Galería de Presidentes que alberga los retratos de todos los presidentes que ha tenido el Congreso.

Quienes desfilen por la institución sí podrán ver el hemiciclo y otras estancias del Congreso, así como una exposición organizada con parte del fondo documental de la Cámára que, según ha señalado Posada, recoge piezas "interesantes" y que hacen referencia a algunos "temas anecdóticos".

LA PALETA DE LA PRIMERA PIEDRA

Uno de los objetos que el Congreso ha sacado a la luz es la paleta con la que Isabel II puso la primera piedra del Palacio de la Carrera de San Jerónimo el 10 de octubre de 1843, justo el día de su cumpleaños.

La paleta, que se exhibe junto con monedas de la época, estuvo escondida hasta 1988, cuando, con motivo de una reforma realizada en la sede del Congreso y de forma casual se encontró la arqueta que la contenía y que había sido enterrada cuando se iniciaron las obras de construcción del Palacio, indicaron a Europa Press fuentes de la Cámara.

Además, quienes visiten estos días la sede de la institución podrán ver una de las bolsas de terciopelo que usaban los primeros diputados a modo de portafolios y varias cajitas de metal circulares, denominadas 'polveras', que contienen textos constitucionales y que supuestamente se utilizaban para camuflar la Constitución de 1812 en la etapa en la que estuvo prohibida.

"EL DISCURSO DE LA COLETILLA"

También está expuesto el conocido como 'discurso de la coletilla' pronunciado por Fernando VII en 1821 ante las Cortes y en el que el propio Rey introdujo una aportación de su puño y letra para censurar a sus ministros.

En las vitrinas colocadas para la exposición también se pueden ver la partida de matrimonio de Alfonso XII con María de las Mercedes y su comunicación a las Cortes, las credenciales de diputados de Práxedes Mateo Sagasta o de José Ortega y Gasset y varios ejemplares de distintas constituciones como la de 1869.

Entre los documentos expuestos destacan también el proyecto de Constitución Federal de la primera República, que finalmente no pudo ser aprobada por la falta de acuerdo entre las distintas facciones republicanas y el proyecto para la creación del Tribunal de Garantías Constitucionales de la segunda República.

SIN BARRERAS

En estas XVIII Jornadas de Puertas Abiertas, y como cada año, la Cámara Baja obsequiará a los visitantes con un ejemplar de la Carta Magna. El año pasado, fruto de un convenio de colaboración firmado con la ONCE y el Congreso de los Diputados, éste distribuyó además una publicación en braille sobre la Cámara Baja.

Y es que las del año pasado fueron las primeras jornadas de puertas abiertas sin barreras de comunicación, una iniciativa que fue posible gracias a la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE), la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE) y la Confederación Española de Familias de Personas Sordas (Fiapas).

PUERTA DE LOS LEONES

La Puerta de los Leones se abre únicamente en los actos solemnes, como la apertura de la legislatura por el Rey. La última vez que se abrió fue el pasado 19 de junio con la proclamación de Felipe VI. Las primeras Jornadas de Puertas Abiertas del Congreso de los Diputados tuvieron lugar en 1997 y esa tradición ya ha perdurado durante casi dos décadas.

Los dos leones que custodian la entrada del Congreso de los Diputados fueron un encargo de Isabel II y esculpidos en la Fundición de la Artillería de Sevilla en 1866 por Ponciano Ponzano, quien realizó la obra con el bronce fundido de los cañones capturados al enemigo en la guerra del norte de África en 1860.

Ambas figuras se colocaron en el pórtico del Palacio del Congreso de los Diputados en 1872, según consta en los libros de la biblioteca de la Cámara Baja.

LEYENDA

El Palacio del Congreso de los Diputados fue construido en la Carrera de San Jerónimo en el solar que ocupaba el antiguo convento del Espíritu Santo y que, según cuenta la leyenda, comunicaba en su momento con el de Santa Ana, ubicado en la plaza del mismo nombre, a través de un túnel subterráneo.

Fue el 10 de octubre de 1843 cuando la reina Isabel II puso la primera piedra del edificio, cuya inauguración solemne tuvo lugar el 31 de octubre de 1850.Los ciudadanos que se acerquen al Palacio de la Carrera de San Jerónimo visitarán algunas dependencias del Congreso de los Diputados, edificio obra del arquitecto Narciso Pascual y Colomer.

Una de las curiosidades que los visitantes podrán ver de cerca será una de las rejillas en las que se conserva uno de los impactos de bala de la intentona golpista del 23 de febrero de 1981, que estaba situada en el hemiciclo y que tuvo que ser retirada a causa de la obras realizadas en ese lugar.

UN SENADO ABIERTO

El Senado tambien ha abierto sus puertas a los ciudadanos con una férrea defensa de la Constitución y una llamada a "mimarla, cuidarla y defenderla", en tanto se alcanza un consenso para modificarla sin que pierda su esencia, y con un reconocimiento de la necesidad de adaptar la institución a la España actual.

Como es ya tradición tras diecisiete años de jornadas, la Puerta del Rey se ha abierto puntualmente a las diez de la mañana y allí aguardaban a los visitantes los miembros de la Mesa del Senado, liderados en esta ocasión por su vicepresidente primero, Juan José Lucas, ante la ausencia del presidente, Pío García-Escudero, de viaje oficial a Bruselas.

Tampoco ha estado Joaquín del Barrio, muy conocido en el Senado por ser durante años el primero en atravesar sus puertas este día, lo que ha motivado comentarios entre los senadores, quienes le han echado de menos. Incluso, se han preguntado si no les habrá sido infiel con el Congreso de los Diputados, que este año por primera vez celebra las jornadas de puertas abiertas los mismos días que el Senado.

En ausencia de Joaquín del Barrio, este año el primero en entrar ha sido Francisco Javier González, un vecino de Móstoles que ha salido de su casa a las seis y veinte de la mañana y, tras parar en un bar, una hora y media después ha inaugurado la fila de entrada en la plaza de la Marina, donde una carpa, café y caldo han ayudado a los visitantes a soportar la bajada de las temperaturas.

No es, sin embargo, la primera vez que este vigilante de seguridad, visita el Senado, al que le gusta acudir "simplemente porque es un símbolo de España", igual que el Congreso.

Como el resto de visitantes, Francisco Javier ha recibido el saludo del vicepresidente del Senado y de los también miembros de la Mesa Yolanda Vicente, Matías Conde y Carmen Alborch, así como del portavoz del grupo popular, José Manuel Barreiro, el único portavoz que ha asistido a la apertura de las jornadas, organizadas con motivo del Día de la Constitución.

En declaraciones a los periodistas, Lucas ha reivindicado la Carta Magna, a la que se ha referido como "la superley" y cuyas tres primeras palabras, ha incidido, son "la nación española". Ese es el sujeto constituyente y la legitimidad de todos los poderes surge de ese texto", ha recalcado, para concluir acto seguido que "ningún presidente autonómico está en virtud de una legitimidad del Ordenamiento de Alcalá o del Fuero Juzgo".

Ha insistido en que su legitimidad es la Constitución que, según ha dicho, "algunos se empeñan en atacar" y que, "sin duda, hará falta reformar cuando haya voluntad política por parte de los partidos". n su opinión, el texto de la Carta Magna puede evolucionar pero sin "revoluciones" para no afectar a su esencia y, mientras tanto se logra un acuerdo, hay que "mimarla, cuidarla y defenderla".

Lucas ha defendido también la vigencia del Senado y el sistema parlamentario bicameral, aunque ha reconocido la necesidad de adaptarse a la España actual de las autonomías y modificar tanto el modo de elección de los senadores como las competencias de la institución.

Las jornadas de puertas abiertas se prolongarán este jueves, en horario ininterrumpido de diez de la mañana a siete de la tarde, durante el que los ciudadanos pueden conocer, tras acceder al palacio por la Puerta del Rey, el antiguo Salón de Plenos, los Despachos de Honor de la Presidencia, el Salón de Pasos Perdidos, las Salas Manuel Broseta Pont y Manuel Giménez Abad y la Biblioteca, una de las dependencia más llamativas del Senado.