Interior traslada a la etarra "La Tigresa" al País Vasco

El ministerio del Interior ha ordenado el traslado de la terrorista más sanguinaria de la historia de ETA a cárceles del País Vasco en concreto a la de Nanclares de Oca en Álava. Idoia López Riaño, conocida como "la tigresa", condenada por 23 asesinatos a más de 2.000 años de carcel, es la última beneficiada del acercamiento a cárceles del País Vasco que lleva a cabo el ministerio del Interior que dirige Alfredo Pérez Rubalcaba. El acercamiento tuvo lugar hace aproximadamente un mes, después de que la etarra firmara una carta de "arrepentimiento" que no ha sido difundida. Las víctimas, de nuevo estan indignadas.

La histórica integrante de la organización terrorista ETA Idoia López Riaño, alias 'La Tigresa', fue trasladada hace aproximadamente un mes a la prisión alavesa de Nanclares de Oca desde el penal granadino de Albolote tras haberse desmarcado de la banda, según informaron fuentes penitenciarias. De la prisión granadina de Albolote la etarra pasó a la cárcel de A Lama, en Pontevedra, y desde ésta a Nanclares de Oca.

La 'Tigresa' -también conocida dentro de la banda terrorista por "Margarita" y antes por "la Muelle"- se ha beneficiado de la política de acercamientos y alejamientos a cárceles del País Vasco después de haber firmado un escrito mostrando su distanciamiento a la banda terrorista y habérselo remitido al Ministerio del Interior.

Idoia López Riaño está implicada en 23 asesinatos cometidos por la banda terrorista desde principios de los ochenta hasta su detención en 1994 y se encontraba en prisión en España desde que fuera extraditada por Francia el 9 de mayo de 2001. Desde entonces ha recibido desde entonces varias sentencias condenatorias, entre ellas una de 1.572 años de prisión por el atentado perpetrado en 1986 por el "comando Madrid" de ETA en la plaza de la Republica Dominicana en la capital de España, en el que murieron 12 guardias civiles.

En este contexto, el ministro Alfredo Pérez Rubalcaba afirmó hace unos días que en Nanclares "no hay presos de ETA" mientras que ayer defendió en rueda de prensa que la política penitenciaria cumple "estrictamente" con la Ley. El 10 de diciembre de 2008, día en que se publicó la noticia de que Interior había comenzado a acercar presos a cárceles del País Vasco, el ministro Alfredo Pérez Rubalcaba reconoció que se habían producido acercamientos, pero también habló de "alejamientos". "Eso explica un poco mejor la política penitenciaria", añadió.

OFENDE A LAS VÍCTIMAS

El PP vasco ha advertido de que el traslado de la miembro de ETA Idoia López de Riaño a la cárcel alavesa de Nanclares de la Oca "ofende la memoria de las víctimas del terrorismo" y ha criticado que "el premio a la terrorista más sanguinaria de ETA, autora material de 23 asesinatos, es un error que el Gobierno no debe repetir en el futuro".

El parlamentario popular Carlos Urquijo ha denunciado la decisión del Ministerio de Interior que dirige Alfredo Pérez Rubalcaba "de acercar a esta etarra a la cárcel de Nanclares, cuando no nos consta ni arrepentimiento, ni perdón, ni indemnización a las víctimas". "Estos presuntos arrepentimientos en cadena son una tomadura de pelo, sólo pretenden la obtención de beneficios penitenciarios. Ni se ha pedido perdón ni existe arrepentimiento", ha censurado. Para el PP, este arrepentimiento "no es sincero pero, aún en el caso de que lo fuera, el resarcimiento a las víctimas pasa por que se haga justicia y eso implica que se cumplan las penas íntegramente y sin ningún tipo de privilegio".

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ha tildado de "inadmisible" que la secretaria general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, "ocultara" el desplazamiento de 'La Tigresa' en la reunión que mantuvo ayer con la presidenta de la asociación, Angeles Pedraza. "Nuevamente las víctimas han quedado arrinconadas y hemos sido engañadas. En ningún momento se nos mencionó el clamoroso caso de 'La Tigresa'", ha denunciado.

La AVT exige al Ministerio del Interior que muestre la documentación relativa a los movimientos carcelarios. "La información que se nos trasladó es incompleta, pues no se nos enseñó ningún documento". La AVT ha mostrado su rechazo a una política penitenciaria basada en acercamientos."La política de acercamientos debilita la firmeza del Estado de Derecho, piedra angular de la política antiterrorista basada en la derrota de la banda", y advierte que en la aplicación de la Ley no cabe "el cálculo interesado" por "muy loable que sea el fin".

UN SANGRIENTO HISTORIAL DELICTIVO

La etarra Idoia López Riaño fue detenida el 25 de agosto de 1994 en Francia, país en el que cumplió una condena de cinco años por asociación de malhechores. Tras ello, las autoridades galas la entregaron en 2001 a España para ser juzgada en la Audiencia Nacional por 23 asesinatos cometidos por los comandos terroristas 'Oker' y 'Madrid' de los que formó parte.

La Audiencia Nacional condenó a 1.572 años de cárcel a 'La Tigresa' por el atentado perpetrado por el 'comando Madrid' en la plaza de la Republicana Dominicana en 1986 que costó la vida a doce guardias civiles y dejó heridas a 77 personas.

Por este atentado también fue condenado a cientos de años el antiguo jefe del aparato militar de la banda Santiago Arrospide Sarasola, 'Santi Potros', quien también se benefició de la política penitenciaria de 'premios' y 'castigos' al ser trasladado en 2009 a Zuera (Zaragoza) procedente del centro penitenciario de Puerto I, en Cádiz.

La sanguinaria terrorista ha estado recluida también en la prisión valenciana de Picassent, donde contrajo matrimonio con el terrorista Juan Ramón Rojo González.

Entre la extensa lista de delitos que las Fuerzas de Seguridad imputan a 'La Tigresa' figuran el robo a punta de pistola de un vehículo y el atraco a mano armada de la sucursal del Banco Hispano Americano del Barrio de Beraun, en Rentería (Guipúzcoa) el 29 de septiembre de 1984. Además del asesinato del súbdito francés Joseph Couchot acaecido dos meses más tarde, figura el robo a punta de pistola de un vehículo y posterior atraco a la sucursal de la Caja de Ahorros del barrio donostiarra de Trincherpe el 28 de diciembre de 1984.

También se imputan a Idoia López Riaño el incendio en la empresa "Koipe", en el barrio de Mirtídano de San Sebastián, que causó daños por valor de mil millones de pesetas en abril de 1985, dos meses después del asesinato de Angel Manuel Faca Soto, cuya autoría también se le atribuye.

Antes de su incorporación en 1986 al 'comando Madrid', la 'Tigresa' estuvo imputada en dos robos a mano armada en la Caja Postal de Ahorros de Rentería y en el asesinato del policía nacional Máximo Antonio García en la capital donostiarra.

A partir de 1986, López Riaño estuvo acusada del lanzamiento de granadas contra el Ministero de Defensa el 21 de julio de aquél año en el que resultaron heridas varias personas. Además, se integró en los comandos 'Levante', 'Itinerante' y 'Oker' en la década de los ochenta y se la relacionó con diversos ataques a intereses franceses en España y en los asesinatos de Josep Couchot, presunto miembro del GAL, cometido el 16 de noviembre de 1984, en San Sebastián; Angel Facal Soto, el 26 de febrero de 1985 en Pasajes de San Pedro (Guipúzcoa), a quien la banda terrorista ETA consideraba traficante de droga; y el policía nacional Máximo Antonio García Cleiter, en San Sebastián.