Interior refuerza con casi 500 agentes Ceuta, Melilla y Algeciras

El Ministerio del Interior ha reforzado con 475 agentes el número de efectivos de la Policía Nacional y de la Guardia Civil en Ceuta, Melilla y Algeciras tras la oleada de inmigrantes de los últimos días, a la vez que agilizará los procedimientos de devolución de las personas recién llegadas.

Tras una reunión presidida por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, para analizar la presión migratoria, su Departamento ha informado de que se ha mantenido contactos continuos con el Gobierno marroquí y que se ha tomado la decisión de reforzar los efectivos policiales en esos tres puntos.

Desde el pasado día 4 han llegado a las costas españolas o han sido rescatados por Salvamento Marítimo y la Guardia Civil 1.388 inmigrantes procedentes del norte de África, la mayoría de ellos en aguas del Estrecho.

BRUSELAS CONFIRMA QUE ESPAÑA NO HA SOLICITADO NUEVA AYUDA POR LA ÚLTIMA OLA DE INMIGRANTES

El Gobierno español no ha solicitado a la Comisión Europea "ninguna petición de ayuda específica" para hacer frente a la reciente presión inmigratoria marcada principalmente por el incremento de pateras llegadas en los últimos días a las costas españolas.

Más de 1.000 inmigrantes han llegado al territorio español en las últimas 36 horas."No estoy al tanto de que hayamos recibido ninguna petición de ayuda específica", ha explicado en rueda de prensa el portavoz del Ejecutivo comunitario, Michael Jennings.

"El Gobierno español no ha contactado por el momento a la Comisión Europea para asistencia", ha confirmado a Europa Press el portavoz del Interior del Ejecutivo comunitario, Michele Cercone.

MARRUECOS RECONOCE "HUBO DISFUNCIONES" EN LA ÚLTIMA LLEGADA MASIVA DE PATERAS

El ministro marroquí del Interior, Mohamed Hasad, reconoció que la llegada masiva de inmigrantes irregulares a las costas españolas desde Marruecos registradas el lunes y el martes se debió a "disfunciones que han podido suceder".

Esas disfunciones (que no precisó) "serán corregidas muy rápido", dijo el ministro, quien aseguró estar en contacto "regular" con su homólogo español, Jorge Fernández Díaz.