Interior: Se estabiliza la emergencia volcánica en El Hierro

Los sensores sísmicos han detectado una disminución del tremor volcánico que marca una erupción, por lo que el Ministerio del Interior ha anunciado que la situación de emergencia en la isla de El Hierro se ha estabilizado.

"De acuerdo con las informaciones disponibles a esta hora, la situación de emergencia volcánica en la isla de El Hierro está estabilizada. Desde primera hora de la tarde de ayer, la señal de tremor volcánico ha disminuido significativamente, lo que supone la estabilización del proceso y, por tanto, la disminución del riesgo". señala en una nota de prensa el Ministerio.

El comunicado confirma que se han identificado dos zonas submarinas de salida de magma, una a 5 kilómetros de la costa y a unos mil metros de profundidad, y otra a 3,5 kilómetros al sur de La Restinga, a 600 metros bajo el nivel del mar.

En ambas zonas se ha avistado "gran cantidad de peces muertos y aguas de color verde", además de apreciarse un fuerte olor a azufre.

A pesar de la estabilización del fenómeno, la capitanía marítima de Santa Cruz de Tenerife mantiene la prohibición de navegar en un área comprendida en un círculo trazado con centro en la Punta de La Restinga y con 4 millas de radio y todas las actividades de pesca, deportivas o recreativas, en ese mismo sector, incluidas las actividades de buceo.

La erupción volcánica bajo las aguas de el Mar de las Calmas, se identificó en la madrugada del lunes pasado, tres registrarse en El Hierro hasta 10.000 temblores de tierra, el de mayor intensidad el pasado sábado, de 4,3 grados en la escala Richter.

Ese último seismo se identifica como el detonante de las fisuras que han liberado el magma en la zona señalada.

PROHICIÓN A LA NAVEGACION EN LA ZONA

Por su parte, la Capitanía Marítima de Santa Cruz de Tenerife ha reiterado hoy que está prohibido navegar por las proximidades de La Restinga, en El Hierro, porque las erupciones marinas podrían tener efectos perjudiciales para las personas y las embarcaciones.

El área de exclusión, que también afecta a cualquier actividad deportiva o recreativa, es de cuatro millas marinas alrededor de la punta de La Restinga, ha recordado Capitanía Marítima de Santa Cruz de Tenerife en una nota de prensa.

El Servicio Marítimo de la Guardia Civil ha sido alertado con la finalidad de establecer un perímetro de vigilancia en la zona de exclusión para controlar la navegación de embarcaciones no autorizadas, que podrían ser objeto de la apertura de un expediente sancionador.

Capitanía Marítima difundió el martes la resolución, a petición de la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, ante la posible presencia de personas no autorizadas en la zona de las erupciones. La Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias ha informado este jueves de que finalmente gestiona que dos embarcaciones se desplacen a El Hierro para colaborar con las investigaciones submarinas del proceso eruptivo que se registra en la isla.

Así, un buque del Instituto de Ciencias del Mar, dependiente del Ejecutivo regional, se desplazará a la isla para colaborar en tareas como la recogida de muestras de aguas o realizar fotografías, según han detallado fuentes de la Dirección. "Se está gestionando", han indicado.

De igual forma se ha solicitado a la Delegación del Gobierno en Canarias formalmente que se desplace al archipiélago una embarcación del Instituto Nacional de Oceanografía, que dispone de medios más específicos para tareas de observación submarina. Este buque tardará más tiempo en llegar a El Hierro.

La situación continúa estable en la isla de El Hierro y así el Instituto Geográfico Nacional ha registrado este jueves ocho sismos de baja intensidad. Así los movimientos han oscilado entre los 1,6 grados de magnitud en la escala de Richter y los 2,1 grados. Los dos de mayor intensidad se detectaron a las 07.58 horas y las 03.04 horas. Tres de los ocho se registraron en Frontera, mientras que el resto se sucedieron en El Pinar.

PRIMERAS EVIDENCIAS

Mientras tanto, la directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias, María José Blanco y la responsable de Geofísica del citado centro, Carmen López, confirmaron este miércoles que las dos manchas aparecidas a dos y una milla y media del Puerto de La Restinga "son las primeras evidencias en superficie de la erupción volcánica que comenzó el pasado 10 de octubre".Como continuación de su análisis de la situación, ambas científicas informaron que se había recogido muestras de agua que serán analizadas para confirmar la existencia de gases de origen magmático, así como de peces que han aparecido muertos en la misma zona y resto de coral negro que ha salido a la superficie.

Carmen López recalcó que en estos momentos nos encontramos ante una única erupción con dos puntos de emisión de carácter submarino, lo que hace que no sea necesario tomar más medidas preventivas hacia la población que las ya se han adoptado. No obstante, aseguró que no se pueden descartar otros puntos de emisión aunque insistió en que la señal del tremor está estabilizada.

DOS PUNTOS ERUPTIVOS

Por su parte, el director general de Seguridad y Emergencias, del Gobierno de Canarias, Juan Manuel Santana, ha confirmado la existencia de dos puntos de emisión de la erupción volcánica en la isla de El Hierro, según la información recibida por técnicos del IGN desplazados al lugar.

Los dos puntos de emisión se encuentran situados a dos y un milla y media al suroeste de Punta de La Restinga, lo que ha provocados dos manchas en el mar en la que se han encontrado peces muertos y se percibe un fuerte olor a azufre. Según el director general de Seguridad y Emergencias, Juan Manuel Santana el primer punto de emisión se encuentra situado a una profundidad de 750 metros, mientras que el segundo se sitúa a 500 metros.

Santana insistió en que las medidas de recomendación a la población siguen siendo las mismas y que se mantienen las evacuaciones producidas, así como las medidas de restricción en el mar y en la circulación por carretera.

EXPERTOS PIDEN QUE NO SE BAJE LA GUARDIA

El responsable de difusión científica del Instituto Vulcanológico de Canarias, David Calvo, ha explicado este jueves que la población desalojada por la erupciones volcánicas puede estar tranquila "porque los movimientos actuales significan que el sistema está liberando presión". Sin embargo, ha recordado que "no por ello se debe bajar la guardia porque es un proceso que puede prolongarse en el tiempo".

En declaraciones a Radio Nacional, Calvo ha aclarado que "una vez que el sistema comienza el proceso, no está fuera de control", en relación al estudio de los movimientos. "Parece que ha encontrado una fractura y es cuestión de pensar o calibrar saber si puede propagarse a la zona costera", ha dicho. Calvo ha recordado que en Canarias "son habituales las erupciones fisurales, en las que se pueden abrir fracturas de varios kilómetros".

Asimismo, ha apuntado la posibilidad de que se registren nuevas erupciones. "El magma tiene un columna encima de 500 metros de agua lo que ejerce una presión bastante importante y hace que pueda buscar zonas con una presión menor, por eso no hay que descartarlo", ha explicado. En última instancia ha calculado que "los vecinos desalojados volverán, según la evolución del fenómeno, en las próximas 24 horas o 48 horas".