Interior celebra el éxito del dispositivo policial durante la Cumbre del BCE en Barcelona

Interior celebra el éxito del dispositivo policial durante la Cumbre del BCE en Barcelona

El secretario de Estado de Seguridad, Ignacio Ulloa, ha calificado de éxito el dispositivo policial de la reunión del Banco Central Europeo, ya que ha evitado, con un coste "razonable", que Barcelona se convirtiera en "cuna de antisistemas", ante el temor de que incidentes como los del 29M dispararan la prima de riesgo. Ulloa ha comparecido en Barcelona para hacer balance del dispositivo policial de la reunión del BCE en la capital catalana, que ha movilizado a 3.500 agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, así como a 4.500 Mossos d'Esquadra, aunque no ha cuantificado su coste, porque es información reservada.

El secretario de Seguridad ha celebrado que la cita de Barcelona haya finalizado con "cero incidentes", por lo que ha destacado que Barcelona "vuelve a ser la ciudad que siempre había sido, abierta y tolerante" y no "cuna de antisistemas", donde los alborotadores habían "campado a sus anchas", en referencia a la batalla campal de la huelga general del 29M.

Ante las críticas que el coste del dispositivo ha suscitado en algunos partidos y sectores sociales, Ulloa ha insistido que el precio ha sido "razonable" y lo ha equiparado al de un evento deportivo de primera magnitud, como un Barça-Madrid, o incluso menos del que costó el que se estableció con motivo de la huelga general. En este sentido, ha alegado que la situación económica en España es "crítica", por lo que, con los informes de riesgo de los que disponían, no se podían arriesgar a que una "broma" como un contenedor ardiendo, un escaparate roto o un cóctel molotov disparara la prima de riesgo, lo que considera que hubiera costado "una millonada de euros", mucho más que el propio dispositivo.

"BARCELONA NO ESTA PARA TIRAR COCTELES MOLOTOV Y PIEDRAS"

"Barcelona no está para tirar cócteles molotov y piedras, quien quiera hacerlo, que vaya a otra parte", ha insistido Ulloa, que considera que el amplio dispositivo de seguridad ha sido un "aviso para navegantes" para demostrar la determinación policial para combatir a los alborotadores. En este sentido, ha advertido a los violentos de que no les van a tolerar que "conviertan a Barcelona en lo que no es".

Según Ulloa, los alborotadores no han conseguido en esta ocasión, gracias a la labor policial y a la conciencia ciudadana, convertir Barcelona en un "campo de minas" o en una "batalla campal".

El secretario de Seguridad ha desvelado que disponía de informes de riesgo elaborados por la Policía Nacional y la Guardia Civil que advertían de que la probabilidad de que hubiera incidentes "no era alta, pero la posibilidad sí".

Al ser preguntado por unas afirmaciones del director general de los Mossos d'Esquadra, Manel Prat, en el sentido de que no se preveían situaciones de riesgo, Ulloa ha replicado subrayando que entregó un informe del CNI al conseller Felip Puig 48 horas antes de que se iniciara la reunión.

Ante la insistencia de los periodistas en conocer el coste del dispositivo, Ulloa ha remarcado que en materia de seguridad no se puede hacer una ecuación "coste-beneficio", porque en este caso la prioridad era obtener un buen resultado, porque la situación económica de España es "crítica".

En esta línea, ha remarcado que el coste ha sido "razonable" y lo ha equiparado al de un evento deportivo como un Barça-Madrid, al que "nadie pone ningún pero". Por este motivo, Ulloa considera un ejercicio "burdo" recurrir ahora a la "crítica fácil" de cuestionar el coste del dispositivo para garantizar la seguridad de los miembros del BCE, porque cree que lo que estaba en juego era la imagen de España tras los incidentes del 29M.

En esta línea, ha celebrado que el despliegue ha garantizado la seguridad, por lo que Barcelona y Cataluña son "hoy más seguras que ayer".

EL DISPOSITIVO DE LOS MOSSOS COSTÓ CASI MEDIO MILLÓN DE EUROS

Quien sí ha facilitado datos económicos ha sido el conseller de Interior de la Generalitat, Felip Puigm quien desveló, en una entrevista a la emisora Rac1, que el dispositivo de seguridad con motivo de la cumbre del BCE en Barcelona, que llevaron a cabo los Mossos d'Esquadra, ha tenido un coste de entre 400.000 y 500.000 euros. Puig lo considera un "importe razonable".

En la entrevista a la emisora Rac1, Puig ha reiterado asimismo la idea esgrimida antes de la cumbre por el director de los Mossos d'Esquadra, Manel Prat, en el sentido de que sólo con la policía catalana habría bastado para garantizar la seguridad en la cumbre del BCE en Barcelona.