Iglesias apuesta por "no disfrazarnos de lo que no somos"

El secretario general del Podemos, Pablo Iglesias, ha apostado hoy por que su partido no se "disfrace" de lo que "no es" y ha rechazado la idea que mantienen algunos dirigentes, como Íñigo Errejón, de que el tono radical de su formación provoca miedo en los ciudadanos: "la sociedad española ya no tiene miedo".

"La credibilidad nos la da no disfrazarnos de lo que no somos", ha alertado Iglesias en su intervención ante el Consejo Ciudadano Estatal de Podemos.

El líder de Podemos ha rechazado la falsa idea de que la política sólo se puede hacer o en la calle o en las instituciones y ha abogado por conjugar ambas estrategias y seguir "cavando trincheras" en la sociedad civil para evitar convertirse en una "fuerza política de coyuntura".

Ha avisado de los "peligros" de que Podemos se haya convertido en muy poco tiempo en un partido con muchos cargos y "liberados", así como de las limitaciones del trabajo parlamentario cuando se ocupa la oposición.

"Si no gobiernas, las instituciones se pueden convertir en una trituradora de la decencia", ha subrayado.

En clave interna, ha avisado de que los "adversarios" tratan de influir en los debates "en abierto" que existen en el partido y, por ello, ha reclamado "responsabilidad" para que no sean los medios de comunicación quienes impongan las "reglas del juego" como ha pasado, a su juicio, con el PSOE.

"Si nuestros debates se banalizan y se reducen a etiquetas habremos perdido la característica que nos identifica", ha señalado.

Ha apostado en esta nueva etapa política por el trabajo de "hormiguita y de viejo topo" y por el "combate ideológico" después de un tiempo en que el partido se había limitado a ser una mera "máquina electoral".

"Esto ya no es una carrera, ya no tenemos que ir muy deprisa, ahora nos tenemos que asentar en lo social", ha proclamado.

Para ello, cree necesario ofrecer "seguridad y garantías" a aquellos sectores de la sociedad que tienen la sensación de que "todos son iguales" y dando respuestas como la "única formación de ámbito estatal que reconoce la plurinacionalidad del Estado".

Ha insistido en que el debate no debe ser si Podemos da miedo, porque eso es una discusión de la "vieja izquierda" del PSOE y el PCE de los años 80.

"Ahora la sociedad ya no tiene miedo", ha destacado Iglesias, que ha destacado que su partido ha conseguido "cortocircuitar" las claves del sistema político nacido de la Transición.

"EL DESAFÍO ES ASUMIR EL ESPACIO QUE NOS HAN ENTREGADO, SER LA OPOSICIÓN"

Pablo Iglesias afirmaba este viernes que Podemos está "preparado y orgulloso" de asumir el "desafío" de ocupar el espacio que "les han entregado", ser la oposición al PP, y ha criticado que el partido socialista se haya preocupado "más de su futuro político que de España".

Así lo ha manifestado durante un acto con representantes de los círculos de la Comunidad de Madrid del partido en el cine Palafox -con un aforo para 800 personas-, donde ha insistido en que el desafío de Podemos es "ser la oposición del PP".

El acto ha comenzado con un vídeo sobre la historia de Podemos centrado en la figura de Pablo Iglesias, y sobre cómo ha avanzado el partido en torno a él, con vítores de "Sí se puede" y una pancarta de "Empujando están lxs muchachxos de la coleta".

"El desafío es asumir el espacio que nos han entregado, ser la oposición desde el orgullo porque estamos preparados", ha subrayado el líder de Podemos ante la militancia.

Iglesias ha criticado que la situación de bloqueo político que sufre España desde diciembre del año pasado se debe a que el partido socialista "no tomaba una decisión".

"Ya la ha tomado", sólo queda definir "cómo darán el gobierno al Partido Popular", ha opinado.

"Tendrán que determinar matices, si un poquito de abstención o mucha" ha señalado, pero su elección ha sido "muy concreta": "dar un gobierno a Rajoy".

Asimismo, Iglesias ha señalado que, "desde el principio", estaban dispuestos a tender la mano al partido socialista para lograr "un gobierno del cambio", pero que el PSOE "jamás" ha buscado un acuerdo con Podemos.