Iglesias y Errejón mantienen su pulso abierto tras una reunión sin acuerdos

La reunión que hoy han mantenido los representantes de los distintos sectores de Podemos que han presentado proyectos políticos para Vistalegre II ha concluido sin ningún acuerdo y con un cruce de reproches entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, que mantienen su pulso abierto de cara al congreso. No ha habido acuerdos en la reunión, de la que el secretario general, Pablo Iglesias, ha salido satisfecho porque se han aportado muchas ideas, mientras que Errejón ha definido el encuentro como una mera "ronda de expresión" de las diferentes personas.

La reunión, a la que han asistido una veintena de representantes de 13 equipos, ha durado unas dos horas y media tras las que Iglesias y Errejón han explicitado algunas de sus diferencias ante los medios de comunicación, a los que han atendido en la calle.

El número dos de Podemos no ha sido concluyente al ser preguntado sobre si finalmente presentará una candidatura alternativa a la de Iglesias en Vistalegre II.

Cree que todavía hay posibilidades de acuerdo, pero mantiene la presión y en varias ocasiones ha insistido en que habrá "muchas cosas" en las que se pongan de acuerdo y otras que "a lo mejor" tendrán que decidir las bases, algo que implicaría la presentación de una candidatura distinta a la de Iglesias. Según Errejón, en la reunión se ha constatado que "la unidad es un proceso que se tiene que construir al paso también de las primarias", si bien ha lanzado también un mensaje tranquilizador: que van a estar "juntos y codo con codo" durante todo el proceso de Vistalegre y, "sobre todo", después del congreso.

El secretario político sostiene que hoy se ha constatado también que "la unidad en Podemos ya no se va decretar", sino que se logrará "reconociendo la pluralidad". "Una fuerza política grande no construye la unidad a toque de corneta", ha dicho.

Y a todo eso le ha replicado después Pablo Iglesias: "La unidad se consigue debatiendo, ni con documentos ni haciendo declaraciones agresivas en los medios, se consigue con el debate y creo que hoy se han aportado ideas interesantes", ha señalado.

Aunque Errejón ha dejado claro en todo momento que no competirá por la secretaría general, hoy Iglesias ha vuelto a advertirle de que si finalmente presenta una candidatura propia y consigue más votos tendrá que liderar el partido. "Si la candidatura de Íñigo tiene más apoyos, él sabe que tendría que ser el líder, yo voy a trabajar por que vayamos todos unidos, creo que eso es lo que necesita Podemos y España, pero si hay compañeros que quieren que vayamos por separado, ningún problema, tenemos un sistema para asegurar la pluralidad", ha afirmado.

Iglesias, que ha confesado "humildemente" que cree que sus ideas son las mayoritarias, ha recalcado además que "lo último que necesita Podemos" es escucharles hablando mal de compañeros. Por eso, no quiere "hablar mal" de "la corriente de Íñigo y Tania (Sánchez)". "Ya se ha visto lo que significa el PSOE, un partido con dinámicas de barones y familias, secuestrado por las élites, yo no quiero eso para Podemos, la gente nos quiere ver unidos y, diga lo que diga Errejón, yo no voy a decir nada contra él", ha sentenciado.

Un argumento en el que ha hecho hincapié al afirmar que no se necesita un Podemos que sea entendido como una "tarta a repartir".

El secretario general de Podemos ha salido satisfecho de la reunión de hoy a la que también han asistido, entre otros, el eurodiputado Miguel Urbán de Anticapitalistas y la secretaria de Análisis Político, Carolina Bescansa.

Ha celebrado que no haya sido un encuentro de "cúpulas de familias" y todos hayan podido aportar ideas y propuestas muy sensatas para reforzar los círculos, el mundo rural o el papel de los inscritos.

Urbán ha destacado, por su parte, que era una reunión necesaria en la que su iniciativa 'Podemos en Movimiento' ha presentado un plan de acción con diez medidas para "ganar a la gran coalición" y que no era la intención hoy salir con un acuerdo, ya que aún hay tiempo, sino abrir un espacio de debate.

Por su parte, Bescansa ha aprovechado para hacer un llamamiento para que "todo el mundo" acuda al debate sobre propuestas que ha convocado ella misma en la iniciativa "Pensando Vistalegre", y espera que Iglesias siga convocando reuniones para profundizar la discusión política.

El secretario general, por último, ha avanzado que continuarán los contactos y se formarán grupos de trabajo para seguir acercando posturas en distintas cuestiones, y ha garantizado que seguirá trabajando por la unidad, porque entiende que "España necesita un Podemos unido para ganar las elecciones a Rajoy".