Iglesias visita a Cuixart y Sànchez en la prisión: "No deberían estar en la cárcel"

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha visitado este martes en la cárcel de Soto del Real de Madrid al presidente de Ómnium Cultural, Jordi Cuixart, y al diputado de JxCat en el Parlament Jordi Sànchez y, a su salida, ha defendido que "no deberían estar en la cárcel".

En una entrevista del canal 3/24 recogida por Europa Press, el líder 'morado' ha dicho que "no es sensato que en España tenga que haber presos políticos", por lo que él va a intentar contribuir al diálogo.

Iglesias ha estado una hora con Cuixart y unos minutos con Sànchez, con quienes ha hablado de su situación personal y de la situación política tras el cambio de gobierno en la Generalitat y en La Moncloa.

Aunque sólo tenía previsto verse con Cuixart, el hecho de haber coincidido con la visita a Sànchez de la coordinadora del PDeCAT, Marta Pascal, le ha permitido saludar brevemente al diputado de JxCat, al estar en habitaciones paralelas.

El secretario general de Podemos ha dicho que hace tiempo que quería visitarles en Soto del Real --sobre todo a Cuixart por ser un "referente moral para Cataluña"-- pero cree que debía esperar el momento adecuado, que es ahora porque el consenso político ha echado al PP del Gobierno, ha justificado.

Sobre los demás presos soberanistas, ha dicho que también le gustaría visitarlos, porque "es muy importante que haya diálogo y que los presos formen parte de ese diálogo".

QUIZA PRONTO EN CARCELES CATALANAS

Iglesias pide su libertad, aunque ya celebra que puedan acercarse a cárceles catalanas, y ha constatado que esta decisión no corresponde al Gobierno, sino a los jueces, aunque el Ejecutivo central puede ayudar y le consta esa intención del presidente Pedro Sánchez.

"Calculo que en torno a septiembre o a octubre, a la vista de como están evolucionando las diligencias, esta situación se podría dar", ha dicho, y ha añadido que la distensión debe ser una consecuencia de que el PP ya no gobierna.

"PRESOS DE CONCIENCIA"

"En Europa no se ve con buenos ojos que haya presos de conciencia en nuestro país", ha advertido.

Sobre su reunión del lunes con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha explicado que "entiende que la situación no permite vías unilaterales".

Pero ha defendido que "en una mesa de diálogo todas las cuestiones tienen que estar encima de las mesa" aunque el Gobierno central no esté de acuerdo con una vía que se plantee, y ha apoyado que Sánchez rechace la autodeterminación, pero cree que esa posibilidad debe debatirse.

"Me consta que el Govern de la Generalitat no apuesta por vías unilaterales equivalentes a las que se produjeron el año pasado", ha reiterado, y lo considera una buena noticia porque contribuye a la distensión.

REVELA QUE EL GOBIERNO LE FACILITÓ EL ENCUENTRO CON CUIXART EN PRISIÓN

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, desveló este martes que el Gobierno facilitó su visita de esta mañana al presidente de àmnium Cultural,, Jordi Cuixart en la prisión de Soto del Real (Madrid) en la que está encarcelado, y comentó que él sólo "puede hablar bien de las gestiones" del Ejecutivo en este sentido.

En declaraciones en los pasillos del Congreso de los Diputados, Iglesias se declaró "muy satisfecho de que estemos colaborando con el Gobierno". Además, reveló que el "equipo" del presidente del Gobierno, Pedro Sanchez, contactó con el Ministerio del Interior y éste le solventó el problema de que "el cambio de guardia hacía que se retrasara la visita" y le facilitó el que, como cargo público, pudiera tener con Cuixart un encuentro sin cristal por medio. "Se coordinó con nosotros y sólo puedo hablar bien de las gestiones del Gobierno para facilitarnos este encuentro", elogió. "Por supuesto, he informado al presidente del Gobierno y espero que podamos seguir coordinándonos".

Iglesias confesó que le "gustaría" tener un encuentro con el presidente de ERC Oriol Junqueras y, aunque con el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont "es un poco más difícil porque está fuera de España", insistió en que "hay que hablar con todo el mundo", porque "desde el momento en que estás sentado en la misma mesa el clima cambia por completo y las cosas se racionalizan".