Iceta afirma que el independentistmo puede gobernar pero debe abandonar la unilateralidad

El candidato del PSC en las elecciones de este jueves, Miquel Iceta, ha constatado que los resultados electorales indican que los independentistas han logrado una mayoría de escaños y que con ella pueden gobernar, si bien ha señalado que el retroceso en votos indica que "deben descartar de forma rotunda la vía unilateral". Lo ha dicho en comparecencia ante los medios para valorar los resultados del PSC, que ha aumentado su representación en el Parlament de 16 a 17 diputados.

Iceta ha felicitado a la líder de Cs en Cataluña, Inés Arrimadas, por su victoria en votos y escaños, y ha constatado que la mayoría independentista ha perdido apoyos: "Otra vez no han alcanzado la mayoría de votos emitidos, eso hay que recordarlo y es lo que debería marcar la legislatura". Y ha señalado que la mayoría que han logrado los independentistas les habilita para investir un presidente y formar un Govern "que debe actuar en el marco de la legalidad constitucional y estatutaria vigente".

Asimismo, ha defendido que un nuevo gobierno soberanista "debe descartar de forma rotunda la vía unilateral, que tanto ha perjudicado al país" y sus ciudadanos.

Iceta ha insistido en que, a su juicio, "la solución no está ni en el independentismo ni en el inmovilismo" que representa Cs, sino que debe avanzarse hacia una solución acordada que dé más autogobierno y mejore la financiación.

Por ello, ha emplazado al nuevo Govern y al Gobierno central "a dialogar dentro del marco de la ley y que sean conscientes de que, a través de las adecuadas mayorías y procedimientos, las leyes pueden cambiarse".

Iceta ha puesto su grupo a disposición del resto de grupos parlamentarios para "poner en marcha el Parlament y potenciar el diálogo para solucionar el problema". Ha confiado en que esa solución se encuentre a corto plazo y "que no caiga sobre las espaldas" de los ciudadanos los agravios que puedan derivarse del proceso hasta lograrla.

EL SEGUNDO PEOR RESULTADO DEL PSC EN SU HISTORIA

El PSC ha obtenido este 21-D su segundo peor resultado histórico en unas elecciones autonómicas y por debajo de las expectativas que se habían generado, pues confiaban en superar la estimación de voto que le daban las encuestas y que les situaban, en su gran mayoría, entre los 19 y 21 asientos en el Parlament.

Los socialistas catalanes han ganado tan sólo un escaño con respecto a los comicios autonómicos de 2015, año en que tocaron suelo con 16 asientos. Tanto en el PSC como en el PSOE contaban con situarse en cualquier caso por encima de los 20 escaños, los que recabaron en el año 2012, cuando cayeron por primera vez de su histórica segunda posición a la tercera.

Para estos comicios el PSC integró en sus listas a herederos de la extinta Unió (formación nacionalista y democristiana que formó durante décadas junto a Convergencia la federación CiU). El partido de Miquel Iceta buscaba con esta estrategia atraer al votante catalanista decepcionado con la deriva independentista del PDeCat, pero este plan se ha demostrado fallido.

El PSC apenas sube un punto porcentual con respecto a 2015, aunque se trata del primer ascenso desde 1999.