El Hospital Universitario Quirón, preparado para la llegada del Rey este martes

El Hospital Quirón Madrid, ubicado en la localidad de Pozuelo de Alarcón, tiene todo preparado para recibir mañana por la tarde al Rey, cuya intervención quirúrgica en la cadera no afectará al ritmo normal de la actividad hospitalaria, según han informado a Efe fuentes del propio centro.

Ni los preparativos médicos y logísticos, ni el despliegue de los medios informativos que se han acercado hoy al centro sanitario -esta tarde había cuatro unidades móviles aparcadas ante la entrada- han interferido hoy en el funcionamiento del centro, donde han trabajado con "absoluta normalidad" los facultativos de las más de 40 especialidades que se tratan en este hospital privado.

El centro, construido hace siete años, es el buque insignia del grupo Quirón y tiene la condición de hospital universitario por un acuerdo con la Universidad Europea de Madrid, en virtud del cual contribuye a la formación de alumnos de Medicina entre los cursos tercero y sexto.

Con instalaciones más grandes que las del Hospital San José -también propiedad del grupo Quirón-, donde el traumatólogo Ángel Villamor implantó el pasado noviembre al Rey la prótesis que ahora debe ser sustituida, este centro sanitario dispone de "133 habitaciones individuales y 57 suites", en una de las cuales se recuperará don Juan Carlos tras la intervención quirúrgica.

Al igual que en el San José, se habilitará una habitación contigua a la "suite" hospitalaria destinada al Monarca como sala de espera para las visitas que reciba durante su ingreso y también se acondicionará provisionalmente un espacio de la planta baja del centro para facilitar el trabajo de los medios informativos.

Fuentes de la Casa del Rey explicaron ayer que el Quirón Madrid, uno de los centros sanitarios donde el Monarca ha acudido en los últimos años a realizar algunas de sus pruebas, fue elegido por el equipo médico que dirigirá el cirujano Miguel Cabanela después de visitar varios hospitales, al ser el que mejor reunía los distintos requisitos necesarios para esta operación.

Se trata del mismo donde fue ingresado en abril del año pasado el nieto mayor de los Reyes, Felipe Juan Froilán, por una herida en el pie tras disparársele accidentalmente una escopeta de pequeño calibre, hospitalización que coincidió con la recuperación del Rey en el San José tras su operación de la cadera derecha, fracturada en Botsuana.

Al haberse infectado la zona de la cadera izquierda próxima a la prótesis que el Rey lleva desde el pasado noviembre, Cabanela habrá de decidir mañana si conviene sustituirla en una sola intervención o en dos, la primera para cambiar la prótesis por una temporal, recubierta de antibióticos, y la segunda, al cabo de unas ocho semanas, para implantarle la definitiva.

AGENDA DEL MONARCA

Mientras tanto, el monarca ha mantenido su agenda de trabajo este lunes, en el que recibirá en audiencia a los presidentes de las Cámaras de Representantes y de Consejeros del Reino de Marruecos, Karim Ghellab y Mohamed Cheikh Biadillah, respectivamente, con motivo de su asistencia al II Foro Parlamentario Hispano-Marroquí, que se celebra en Madrid este lunes y martes.

Asimismo, el Rey recibirá este martes las cartas credenciales de 16 nuevos embajadores antes de ingresar en el hospital para ser operado de la cadera, un acto protocolario que por vez primera se celebrará en el Palacio de la Zarzuela, en vez de hacerlo en el Palacio Real, para adecuarlo a su situación física.

Entre los nuevos embajadores extranjeros que mañana acudirán a Zarzuela figuran los de EEUU, James Costos, y Portugal, José Tadeu da Costa Soares.

La entrega de credenciales tendrá un formato diferente al que sigue este acto en el Palacio Real -con una duración mayor y un riguroso y vistoso protocolo, incluido el desplazamiento en carroza de los representantes diplomáticos- modificado para que resulte más sencillo y adaptado a las condiciones físicas de don Juan Carlos.

Será la última actividad oficial del Jefe del Estado antes de la intervención quirúrgica a la que se someterá en el Hospital Quirón de Pozuelo de Alarcón (Madrid), a cargo del cirujano Miguel Cabanela, para sustituirle la prótesis de la cadera izquierda, debido a una infección.

COSPEDAL VE DEMAGOGICO CRITICAR AL HOSPITAL

La secretaria general del PP, María Dolores Cospedal, ha expresado hoy el deseo de su partido de que la operación a la que se somete mañana el Rey sea un éxito y permita su "pronta y feliz" recuperación, y ha considerado "demagógico" que se critique que Don Juan Carlos acuda a un hospital privado.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del comité de dirección del partido, Cospedal ha lamentado en concreto que el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, haya cuestionado la elección del centro privado y ha señalado que él "sabrá con lo que está jugando o quiere jugar".

A preguntas de los periodistas en la rueda de prensa posterior al comité de dirección del PP, Cospedal ha señalado que no cree que haya "ningún debate" sobre la abdicación, porque "se ha dejado bien claro la postura del Rey", en alusión a que la Casa del Rey ya señaló que el monarca no se ha planteado abdicar.

Por su parte, la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, ha dicho hoy que los socialistas son partidarios de elaborar un Estatuto de la Casa Real "cuando sea posible" y con "consenso" parlamentario, para regular, entre otros aspectos, "el sistema por el que quien reine y su heredero se relacionen".

El PSOE considera que el desarrollo de ese estatuto lleva pendiente treinta años y que podría hacerse a través de una Ley Orgánica.

Valenciano ha explicado, en rueda de prensa, que aunque el PSOE todavía tiene que debatir sobre esta propuesta en su Conferencia Política, la idea sería llevarla a cabo en el contexto de la reforma constitucional que propugnan para modernizar instituciones, como la Corona, el Congreso y el Senado.