Hacienda descarta que sea necesario intervenir comunidades autónomas

Hacienda descarta que sea necesario intervenir comunidades autónomas

El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas y las comunidades se han mostrado seguras de que se aprobarán los planes de ajuste pedidos, en el día en que expira el plazo fijado por el Departamento, que ha destacado el diálogo entre ambas partes durante el proceso. Fuentes del Ministerio han precisado que una posible intervención de las cuentas autonómicas no supondrá la suspensión de la autonomías, pero sí la disolución de una corporación local, y han subrayado que utilizarán "toda la normativa vigente" si alguna administración incumple los objetivos de estabilidad presupuestaria.

En el día en el que entra en vigor la ley de Estabilidad Presupuestaria, con su publicación en el BOE, que prevé la posibilidad de esa intervención, fuentes de Administraciones Públicas han indicado que hasta la fecha ninguna autonomía "ha pedido o sugerido" una intervención voluntaria de sus cuentas, pero sí han pedido ayudas casi todas para confeccionar sus planes y con todas ha habido un diálogo intenso.

Tras declinar confirmar si ya están presentados todos, sí han destacado que Cataluña ya lo ha hecho y que ha corregido una serie de partidas en "la buena dirección" y han agregado que ninguna comunidad "querrá verse en entredicho", ya que las cuentas, a partir de ahora, serán "públicas y transparentes".

De la información facilitada por los Gobiernos autonómicos, se desprende que la Generalitat de Cataluña incluye como ingresos los 211 millones que el Estado le debe en cumplimiento de la liquidación de 2009 de la disposición adicional tercera del Estatuto y no aclara como ajustará más de 1.500 millones de euros para cumplir con el déficit.

La Junta de Andalucía realiza una retención de crédito de 2.696,8 millones de euros de este año por la reducción de las transferencias estatales, aunque el reparto en las distintas políticas se concretará cuando se constituya el nuevo Ejecutivo.

Los Presupuestos de 2012 de la comunidad de Madrid incluyen un fondo de contingencia por la incertidumbre respecto a los ingresos, que estima les dará margen para no tener que hacer más ajustes.

El Gobierno de Castilla-La Mancha tiene "la absoluta seguridad" de que el Ministerio dará el visto bueno al plan, que es "sustancialmente igual" al Plan Económico Financiero presentado para ahorrar unos 2.150 millones de euros.

Quien ya tiene ese visto bueno es el Gobierno vasco, anunció el viernes el lehendakari, Patxi López, que recordó que las previsiones de esta comunidad son cerrar el año con una reducción del déficit del 1,3 por ciento, en vez del 1,5 fijado por el Ejecutivo central para todas las comunidades.

El Ejecutivo de Cantabria prevé en su plan de ajuste obtener 157 millones de euros en 2012 entre ingresos y ahorros y recoge la reducción a la mitad de sus 45 empresas públicas, la aplicación del céntimo sanitario o la subida del canon de saneamiento.

El balear ampliará la jornada laboral de los funcionarios, a los que anulará algunos complementos del sueldo, así como la contratación de interinos, pondrá a la venta parte del patrimonio público y permitirá la entrada de capital privado en la televisión autonómica, con lo que espera recaudar unos 770 millones de euros.

El plan de la Comunidad Valenciana, que es para tres años, contiene medidas de actuación sobre los gastos por valor de 1.223 millones de euros y sobre los ingresos por 1.038 millones, lo que supone un total de 2.260 millones de euros.

Entre ellas, destaca la apuesta por un modelo sanitario que intensifica la colaboración público-privada para ahorrar 443 millones de euros al año; la recuperación de impuestos y acuerdos de no disponibilidad y limitación de obligaciones sobre el presupuesto o el aumento de las tasas universitarias.

Navarra no prevé "ninguna regañina" de Hacienda, ni tener que hacer "grandes reacciones" para cumplir con el objetivo de déficit, y La Rioja no adelantará los datos del plan de ajuste.

"YA NO HAY EXCUSA"

Por otro lado, en un encuentro con los medios, el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, junto a la secretaria de Estado de Presupuestos y Gastos, Marta Fernández Currás, han comentado que los planes económico-financieros presentados muestran la capacidad de las comunidades para ahorrar hasta 10.000 millones de euros, a los que habría que añadir otros 10.000 millones a través de los recortes en sanidad y educación.

A la vista de ello, Beteta ha asegurado que "desde este instante no hay excusa ninguna para incumplir la ley, ninguna", a lo que insistió en que, si alguna comunidad autónoma requiriese "apoyo especial", podría evitar medidas coercitivas, cuyo último recurso sería la intervención y podría solicitar "apoyo voluntario" a la AGE. Además, Beteta puso el acento en que las intervenciones no supondrían "eliminar la autonomía de las comunidades autónomas", ya que en la práctica sería una "ayuda" por parte de expertos para que estas administraciones tomarán las medidas necesarias para reequilibrar sus cuentas.

Por su parte, Fernández Currás puso el acento en la importancia de la Ley y aseguró que marcará el inicio de una senda de recuperación de la confianza, que llevará a un mayor crecimiento y a la creación de empleo. "Hay que arreglar las desgobernanzas internas porque fuera no interesan, porque nos ven como un solo país", añadió.

MANGLANO DICE QUE MADRID CUMPLIRÁ CON EL OBJETIVO DEL DÉFICIT DEL 1,5% EN 2012

El consejero de Economía y Hacienda madrileño, Percival Manglano, ha manifestado este lunes, día en el que el Gobierno regional va a presentar el Plan de Ajuste al Gobierno central, que el documento persigue el compromiso de la Comunidad de cumplir con el objetivo del déficit del 1,5 por ciento en 2012.

Así lo ha manifestado Manglano tras la presentación de la segunda encuesta de visitas a puntos turísticos de la Comunidad de Madrid en la sede de la Consejería de Economía y Hacienda, donde también ha expresado que "la cifra de esos 1.250 millones de euros de pago a proveedores, que ha presentado la Comunidad, es la menor, relativa a su Producto Interior Bruto (PIB), de todas la comunidades autónomas", lo que a su juicio, "refleja, una vez más, la capacidad que tiene la Comunidad de Madrid para tener cuentas equilibradas y hacer frente a sus deudas".

Manglano ha indicado que el instrumento de pago a proveedores "supone una oportunidad para producir esas demoras y poder atender las deudas cuanto antes", y ha mostrado su agradecimiento al Gobierno español, ya que este instrumento "les parece algo muy bienvenido".