La Guardia Civil sigue investigando el secuestro de Publio Cordón

La Guardia Civil sigue investigando el secuestro de Publio Cordón
La Guardia Civil sigue investigando el secuestro de Publio Cordón

"La Guardia Civil sigue investigando", asegura Pilar Muro, esposa de Publio Cordón, el empresario secuestrado por los Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre (GRAPO) el 27 de junio de 1995 en Zaragoza, y que no fue liberado.

En una entrevista concedida a Europa Press, a punto de cumplirse 16 años del secuestro, afirma que "tengo la seguridad de que la Guardia Civil continúa trabajando en el caso, estoy convencida de que no abandonan, confío en ellos plenamente, son muy profesionales. Ojalá lleguen a esclarecer la verdad, aunque no hay más pistas. Este es un caso muy especial". Añade que "tampoco podría decir cuáles son las líneas de investigación, las desconozco, me imagino que alguna de ellas podría estar en Francia".

Publio Cordón, presidente de la aseguradora Previasa y del Grupo Hospitalario Quirón fue capturado por los Grapo, en las cercanías de su domicilio. Como casi todos las mañanas, el empresario salía temprano de casa para hacer algo de ejercicio, por las inmediaciones del Canal Imperial. Aquel 27 de junio de hace 16 años, la banda terrorista llevó a cabo el secuestro que llevaba planeando hacía tiempo.

"La realidad es que el recuerdo de todo aquello está contigo cada día, aunque en los aniversarios del secuestro te vienen a la memoria cosas, la verdad es que cada día tenemos presente a Publio. Sigo viviendo donde vivía, donde sucedió todo, me he acostumbrado a estar con esta situación, con su recuerdo, porque no queda otro remedio. Olvidarlo, jamás, nunca podremos", subraya emocionada Pilar Muro. "Si llegasen a encontrar su cuerpo tendríamos algo más de tranquilidad".

"Supongo que a todas las personas que han perdido a un ser querido les pasa lo mismo. ¿Hay unos días especiales? Creo que no, se confunde ya todo. Cuando lo secuestraron fue horroroso y espantoso, eso no se olvida, lo pasamos todos muy mal. Pero luego, todo lo que sucedió a continuación fue tan tremendo como el propio día del secuestro; hubo momentos de muchísima angustia, también de esperanza, pensábamos incluso que iba a terminar bien", admite. La familia pagó 400 millones de pesetas en concepto de rescate, pero los Grapo no dejaron en libertad al empresario.

Pilar Muro, que tuvo que tomar las riendas del Grupo Quirón, indica que "todos estos recuerdos se funden en uno, hasta que llegas al convencimiento, con el paso del tiempo, de que ya no puede volver. Cuál es el día peor --se pregunta--, el primero o el día que ya has perdido todas las esperanzas de que regrese; francamente no lo sé", reconoce.

Dice que "aniversarios podría estar celebrando continuamente, fueron unos años tremendos, unos días por una cosa, otros días por otra. ¿Qué falló para que no nos devolvieran a Publio?. Por más vueltas que le he dado no he llegado a ninguna conclusión. Es muy difícil penetrar en la mentalidad de unos criminales".

"LOS GRAPO LO MATARON"

"Lo que si que está claro es que, en algún momento, los Grapo lo mataron, acabaron con él, no cabe la menor duda", si bien "por qué, no se sabe", lamenta con tristeza Pilar Muro. "Ellos dan una versión que no se ha podido verificar. Si encontraran su cuerpo, tal vez se podría confirmar lo que dicen, de que quiso escapar, se cayó por una ventana y a partir de ahí murió. No sé si esto es cierto" porque "igual que son unos criminales, también son unos mentirosos. No les creo para nada".

Fernando Silva Sande, uno de los terroristas condenados por el secuestro, confesó en el otoño de 2008 que él mismo había enterrado al empresario, que murió a consecuencia de una caída tras intentar fugarse por una ventana en la casa donde estaba retenido. Según el terrorista, había sepultado a Cordón en la zona de Mont Ventoux, en el sureste de Francia.

"Esos datos imprecisos que ha dado Silva Sande, unos datos muy vagos de donde podría estar, pueden ser ciertos o no, pero la Guardia Civil no ha encontrado nada", advierte.

"NO HAY JUSTICIA"

Los grapos Enrique Cuadra Echeandía, José Ortín y Concepción González fueron detenidos en noviembre de 1995, y condenados en 1998 por la Audiencia Nacional a un total de 86 años de cárcel por el secuestro del empresario, mientras que Fernando Silva Sande fue procesado en rebeldía porque no pudo ser detenido hasta noviembre de 2000.

En diciembre de 2007, le cayó a Silva Sande una condena de 28 años, y en esa misma vista fueron juzgados el secretario general del Partido Comunista de España reconstituido (PCE-r), Manuel Pérez, el camarada 'Arenas' e Isabel Llaquet, pero quedaron absueltos al considerar el tribunal que no estaba acreditada su relación con el secuestro de Cordón, aunque en la sentencia indicaba que los Grapo y su brazo político, el PCE-r, son lo mismo.