La Guardia Civil finaliza el registro de la 'Casa Madre' de la Orden Migueliana en Oia

La Guardia Civil ha finalizado, tras dos horas, el registro de la conocida como Casa Madre de la Orden Migueliana, en el municipio pontevedrés de Santa María de Oia, y en el que ha estado presente el líder de este grupo, Feliciano Miguel Rosendo da Silva, detenido este jueves en Collado Villalba, junto a su mano derecha, la 'hermana' Marta Paz, en el marco de una investigación por un supuesto delito de asociación ilícita.

Los detenidos fueron trasladados desde la Comandancia de la Guardia Civil en Pontevedra a dependencias de la Benemérita de Tui, cuyo juzgado de instrucción número 1 dirige la investigación sobre esta organización. El pase a disposición judicial de los dos detenidos ya se ha descartado que se produzca esta jornada.

Antes de prestar declaración ante el juez, el cabecilla de este grupo ha sido trasladado a las instalaciones de Oia, donde los 'miguelianos' tuvieron durante años su centro de operaciones, antes de ser expulsados por el Obispado de Tui-Vigo, en la pasada primavera. Allí, ha presenciado el registro, que se ha llevado a cabo con un perro, de las instalaciones por parte de agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil, que se han incautado de dos ordenadores.

La 'Casa Madre' es un gran chalet en un terreno de considerables dimensiones, donde se han construido otras instalaciones, como una piscina-spa, pequeñas viviendas anexas, o jardines adornados con imágenes de San Miguel Arcángel.

EXPULSADOS POR LAS AUTORIDADES RELIGIOSAS DE LA DIÓCESIS DE TUI

Los miembros de la Orden y Mandato de San Miguel Arcángel fueron expulsados por las autoridades eclesiásticas de la diócesis de Tui-Vigo la pasada primavera, tras tenerse conocimiento de varias denuncias sobre prácticas delictivas en el seno de esta asociación. El líder del grupo y una treintena de sus acólitos se trasladó entonces a Madrid, donde contaba con presencia en Collado Villalba y El Escorial.

Exintegrantes de la orden y familiares relataron que, dentro de este grupo, se cometían abusos sexuales y psicológicos, y que Miguel Rosendo había puesto en marcha un entramado, con apariencia de actividades pastorales y benéficas, que buscaba en realidad su propio enriquecimiento personal.

Tras la presentación de las denuncias en la Guardia Civil, el juzgado de instrucción número 1 de Tui abrió una causa (que ha declarado secreta), en el marco de la cual, este jueves, fueron detenidos en Collado Villalba Miguel Rosendo y Marta Paz, su mano derecha, que se hace pasar por monja. Las diligencias se siguen por un supuesto delito de asociación ilícita, e incluyen, además de los arrestos, los registros practicados en el chalet de Collado Villalba y en el de Oia.