Griñán ordena cortar los pagos para maquillar las cuentas a dos meses de las autonómicas

Nuevo escándalo en Andalucía. El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha ordenado la suspensión de pagos de todas las facturas con cargo a 2012, según publica el diario ABC. De esta forma, conseguiría ocultar el déficit hasta después de las elecciones autonómicas.

Según la prensa escrita, la Junta de Andalucía está en suspensión de pagos a dos meses de las elecciones autonómicas. Un correo electrónico enviado por la Intervención General el pasado 11 de enero a todos los interventores delegados de las consejerías, ordena de manera explícita iniciar «procesos de traspaso masivo de remanentes comprometidos y anualidades futuras» al ejercicio 2012 y añade que «es necesario que no se contabilice ninguna nueva propuesta de documento contable con cargo al ejercicio 2012».

El objetivo es ocultar un déficit que corresponde al ejercicio 2011 para insertarlo dentro de unos meses, después de las autonómicas de este año.

Con esta operación, el nuevo Gobierno que llegue a la Junta de Andalucía el próximo 25 de marzo tendría que acarrear con esta deuda que, por cierto, no prevista en el presupuesto.

La medida es un evidente instrumento de presión para el nuevo equipo de gobierno, que según las encuestas, encabezaría el candidato del PP, Javier Arenas. En declaraciones este mediodía a Telemadrid, Arenas anuncia que el PP pedirá un registro de facturas para ver la situación real y exigen también la comparecencia del gobierno de Griñán en el último pleno de la legislatura.