Grande Marlaska destituye al coronel de la UCO de la Guardia Civil por "pérdida de confianza"

El coronel de la Guardia Civil Manuel Sánchez Corbí
El coronel de la Guardia Civil Manuel Sánchez Corbí

El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, ha destituido al coronel de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, Manuel Sánchez Corbí, por "pérdida de confianza", según han confirmado a Europa Press fuentes del Ministerio. Esta decisión ha sido adoptada después de que Sánchez Corbí firmase el pasado 25 de julio una orden interna comunicando a los diferentes departamentos que quedaba "temporalmente suspendida" cualquier actividad de la UCO que requiriese realizar gastos de la partida 'Fondos de Gastos Reservados'.

Fuentes del Ministerio del Interior han explicado a Europa Press que el entonces jefe de la UCO adoptó esta decisión sin haber recibido para ello ninguna orden, ni de sus mandos ni del poder judicial. Y que con ella se pusieron en riesgo operaciones policiales que estaban en marcha.

Según alega el Departamento dirigido por Grande-Marlaska, lo que estaba haciendo el nuevo equipo en el Ministerio era una "evaluación" de los gastos para analizar cómo se estaban aplicando las partidas presupuestarias disponibles, pero en ningún caso se habían suspendido ni anulado los fondos de la UCO.

Las fuentes de Interior han explicado que el coronel adoptó y comunicó esa decisión de forma unilateral, sin consultar ni recibir instrucciones de sus superiores, y, con ella, pudo comprometer el éxito de alguna investigación.

Sánchez Corbí, que se encuentra de vacaciones, ha recibido esta mañana la revocación y ha comunicado a sus subordinados la decisión, según otras fuentes conocedoras de la misma.

PROPUESTA POR FELIX AZON

La decisión de cesar a Sánchez Corbí ha sido propuesta por el director general de la Guardia Civil, Félix Azón, y ratificada por la secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella.

La orden interna firmada por Sánchez Corbí ya provocó la reacción de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), mayoritaria dentro del instituto armado, que pidió explicaciones al Ministerio del Interior.

En un comunicado, AUGC reconoció su "desconcierto" al considerar "incomprensible" que una unidad de élite como la UCO ordenase el cese de todas las actividades por falta de fondos. "Recordemos que son numerosos los casos que la Guardia Civil se encuentra investigando relacionados con delitos como el crimen organizado, la corrupción o el narcotráfico", señalaban.

Sánchez Corbí contaba con el apoyo de los integrantes de la unidad y su destitución ha sido recibida con sorpresa entre las asociaciones del cuerpo, que señalan que es atípico que se cese de este modo a un algo mando y que se suele invitar a la persona a que pida destino de forma voluntaria.

El hasta ahora jefe de la UCO, el único coronel que estuvo en la toma de posesión de Fernando Grande-Marlaska como ministro del Interior, ha enviado un mensaje a sus compañeros agradeciéndoles su trabajo e instándoles a continuar por el mismo camino.

El hasta ahora máximo responsable de la UCO trabajó durante 25 años en el País Vasco en la lucha contra ETA y cuenta con la Legión de Honor de Francia. En los 90 fue condenado junto a otros dos guardias civiles a un año de cárcel y seis de inhabilitación por torturas a un presunto etarra detenido en Basauri en 1992 en una operación antiterrorista, pero el Gobierno lo indultó.

La UCO es un equipo de elite que se encarga de investigar casos de corrupción (desde los ERE a la Púnica, entre otros muchos), así como el crimen organizado, y ha estado implicada, entre otras causas, en la investigación de desapariciones como las de Diana Quer o el niño Gabriel.