El Govern no descarta aprobar la ley del referéndum con un decreto ley

Ni la ley del referéndum ni la de desconexión. La Mesa del Parlamento de Cataluña ha vuelto a dejar pasar la ocasión de tramitar ambas leyes y de enfrentarse a su recusación por parte del Gobierno. La CUP sigue presionando a Puigdemont y a Junqueras para que las leyes se aprueben la próxima semana. El Govern les responde: no descarta aprobar la ley del referéndum con un decreto ley y le pide que "respeten los tempos" del Govern

Así, la Mesa del Parlamento catalán tampoco ha abordado este martes la ley del referéndum que da cobertura a la consulta anunciada para el 1 de octubre ni la de transitoriedad jurídica, y ha descartado por ahora incluirlas en el orden del día del próximo pleno, previsto para el 6 y 7 de septiembre.

Ante ello, la diputada de la CUP en el Parlament Mireia Boya ha advertido este martes a JxSí de que las leyes del referéndum y de transitoriedad jurídica deben aprobarse antes de la Diada del 11 de septiembre: "Vamos tarde".

"Estamos optando por una estrategia de las astucias cuando tendríamos que optar por la participación", ha dicho en rueda de prensa, y ha recordado que la campaña del referéndum comenzará pocos días después de la Diada y que para entonces la gente debe saber que la determinación de celebrar el referéndum existe.

RESPUESTA DEL GOVERN

Ante estas presiones, el portavoz del Govern, Jordi Turull, ha dicho este martes que el Ejecutivo no descarta aprobar la ley del referéndum mediante un decreto ley en vez de la vía parlamentaria.

En la rueda de prensa posterior al Consell Executiu, ha detallado que otra opción es la del artículo 81.3 del reglamento del Parlament, que permite introducir votaciones 'exprés' de última hora en el pleno, y permitiría a JxSí y la CUP sortear la impugnación por parte del Estado.

Preguntado por el planteamiento de aprobar la ley del referéndum fuera del Parlament, ha defendido que "lo importante no es el cómo, sino lo que se está aprobando", y ha asegurado que el Govern no dará detalles del operativo del 1-O hasta que se convoque.

Turull respeta que la CUP quiera que se den a conocer ya todos los detalles porque queda poco más de un mes, pero pide a los 'cupaires' "que respeten los tempos" del Govern y mantengan la unidad en todos los pasos importantes hacia la independencia.

Por su parte, el diputado del PDeCAT Carles Campuzano ha asegurado hoy que la situación de Cataluña se resolverá en las próximas semanas en el Parlament, donde "se discutirá, debatirá y aprobará la ley de referéndum", y ha añadido que espera que las instituciones del Estado "faciliten" que los catalanes puedan votar.

En declaraciones a los medios antes de asistir a la Comisión de Empleo y Seguridad Social, el portavoz del PDeCAT en el Congreso ha insistido en la importancia de que el máximo número de catalanes participen en el proceso.

"Dejemos que los ciudadanos de Cataluña el 1 de octubre puedan decidir libremente sobre su futuro" ha afirmado.

CAMACHO: SEA PLICARA EL ARTICULO 155 PARA EVITAR EL 1-0

Por su parte, la secretaria primera de la Mesa del Congreso, Alicia Sánchez Camacho, ha asegurado hoy que el Gobierno debe aplicar el artículo 155 de la Constitución y "todos los que hagan falta" para evitar que el 1 de octubre "el desafío secesionista rompa a España y divida a los catalanes".

En declaraciones antes de asistir a la Comisión de Empleo y Seguridad Social, Camacho ha subrayado que "siempre hay tiempo para la política", siempre que esté dentro del marco legislativo y constitucional.

"Los instrumentos del Estado de derecho están para hacerse cumplir y, cuando se plantea un desafío de ruptura tan grave como el que están planteando los independentistas, la Constitución está para cumplirse y desde luego el articulo 155 y todos los que hagan falta", ha insistido.

EL PSOE TILDA DE BODRIO LA LEY DE TRANSITORIEDAD

Mientras, la portavoz en el Congreso de los Diputados del PSOE, Margarita Robles, ha asegurado que la ley de transitoriedad que pretende aprobarse en el Parlamento autonómico antes del 1-O, la portavoz socialista considera que es "un bodrio esperpéntico" y que el secretario general de su partido, Pedro Sánchez, y Rajoy deben mantener línea de comunicación ante la "enorme gravedad de lo que está ocurriendo en Cataluña".

"Ellos pueden sacar las urnas, pero desde el punto de vista jurídico no tiene ningún valor", ha expresado Robles, quien además ha recordado que los organizadores de la consulta independentista del 9-N de 2014 fueron condenados, y que el Tribunal Constitucional ya ha afirmado que la utilización de dinero público "para ciertos actos que se quieren hacer el 1-O" constituiría un delito de malversación de fondos. "Si existe comisión de delito, habría que retirar las urnas", ha añadido.

C'S NO SE DEJARA ARRASTRAR AL PRECIPICIO

Por su parte, el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha advertido hoy de que su partido no se va a dejar arrastrar "al precipicio de la ilegalidad", al que, a su juicio, pretenden llevar a los catalanes los partidos independentistas que "no tienen la mayoría social detrás".

En una rueda de prensa en el Congreso, Villegas se ha referido de esta manera a la postura que adoptará su partido ante un eventual debate en el Parlament de la Ley de Transitoriedad, que ayer presentaron Junts pel Sí y la CUP.

Villegas ha criticado el camino "a ninguna parte" que han emprendido dirigentes como el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, o el vicepresidente Oriol Junqueras, que quieren "secuestrar a la sociedad catalana que mayoritariamente no esta por la separación".