El Govern de Cataluña modifica el sistema y permite votar en cualquier colegio electoral

El Govern ha dispuesto que los catalanes puedan votar este domingo en cualquier colegio electoral durante el referéndum del 1-O. Lo ha anunciado el portavoz de la Generalitat, Jordi Turull, 45 minutos antes del comienzo de la consulta. Las horas previas a la apertura de colegios en Cataluña para llevar a cabo el referéndum ilegal convocado por la Generalitat se ha caracterizado por la actitud pasiva de los Mossos d'Esquadra, que han incumplido sus propias directrices para que los lugares designados para votar estuvieran cerrados a las seis de la mañana.

Los mossos han empezado a hacer acto de presencia en algunos centros aproximadamente unos 45 minutos después de las seis de la mañana, la hora que el mayor de la policía catalana, Josep Lluís Trapero, fijó como límite para precintar los centros de votación y requisar urnas y papeletas, cumpliendo la orden del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. Sin embargo, allí donde han acudido los agentes de la Policía autonómica, en unos casos se han marchado ante la oposición de la gente concentrada y en otros se han quedado en las puertas de colegios.

Las primeras urnas ha llegado pasadas las cinco de la mañana, cuando la Asamblea Nacional de Cataluña (ANC) y otras entidades independentistas habían pedido que la gente se echara a la calle para, con su "resistencia pacífica", evitar la intervención de los Mossos. Los centros electorales están previstos que abran a las 9.00 horas.

Minutos antes de las nueve de la mañana los Mossos d'Esquadra han cerrado ya más de una quincena de colegios y han requisado las urnas en varios puntos de votación, entre ellas las que iban destinadas a la Escuela Oficial de Idiomas de Barcelona, donde los agentes han quedado rodeados por los concentrados a favor del 1-O.

EL GOVERN DE CATALUÑA PERMITE VOTAR EN CUALQUIER PUNTO

La Generalitat ha dispuesto que se pueda votar en cualquier colegio electoral y sin sobre en el referéndum ilegal de este domingo. La decisión del Gobierno de la Generalitat asegura que se basa en que implantará un censo universal por sorpresa esta mañana, para que 5.343.358 catalanes puedan votar.

Con esta medida se pretende facilitar la votación a todas aquellas personas cuyo local de votación asignado por el Govern se encuentre precintado, como ordenó el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

Se prevé absorber los datos de los votantes a través de un sistema informático que evite que una persona pueda votar en más de una ocasión.

El portavoz de la Generalitat, Jordi Turull, explicó en rueda de prensa a las ocho de la mañana que el gobierno autonómico de Carles Puigdemont ha tomado esta decisión para aportar "a cada problema una solución" dado que el Gobierno de España ha adoptado todas las medidas necesarias para impedir la celebración del referéndum con métodos convencionales. "Podremos celebrar, no como hubiésemos querido pero sí con garantías, el referéndum de autodeterminación, tal y como nos habíamos comprometido a hacer". "Algunos centros de votación no podrán abrir", admitió Turull, quien anunció un nuevo sistema para garantizar que el referéndum se celebre.

Explicó que los ciudadanos que encuentren cerrado su colegio "podrán votar en cualquier punto de votación que encuentren abierto" presentando su DNI o Pasaporte, ya que en cada mesa habrá un sistema para validar "un censo universal electrónico que complementará" el sistema en papel tradicional. De este modo, destacó, habrá un "doble check de votación" para que los integrantes de cada mesa puedan comprobar que se vota "una sola vez". Además, relató que la Generalitat ha autorizado también que se vote sin sobres dado que la Guardia Civil ha incautado la mayoría de ellos y no ha dado tiempo a imprimir nuevos sobres, aunque ha asegurado que introducir la papeleta doblada garantizará el secreto de voto.

La ley del referéndum aprobada por el Parlament el pasado 6 de septiembre no prevé en ninguno de sus puntos la posibilidad de un 'censo universal' para que los electores puedan votar en cualquier colegio, como el anunciado este domingo por el portavoz de la Generalitat, Jordi Turull. Tampoco está previsto votar sin sobres.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha asegurado hoy que quien quiera votar en el referéndum impulsado por el Govern y suspendido por el Tribunal Constitucional "lo podrá hacer" y ha hecho un llamamiento al "civismo", ha escrito Puigdemont en Twitter.

EL GOBIERNO DE ESPAÑA: CERTIFICA QUE SE HA LIQUIDADO CUALQUIER VESTIGIO DE LEGALIDAD

El Gobierno considera que las nuevas instrucciones de la Generalitat sobre la votación del 1-O confirman que el Estado de derecho "ha desbaratado el referéndum ilegal" y certifica que han liquidado cualquier vestigio de respetabilidad democrática.

En una primera valoración, el Ejecutivo rechaza el anuncio del conseller de la Presidencia, Jordi Turull. El Gobierno también subraya que, por primera vez en la historia mundial de las elecciones, "se cambian las normas de votación a 45 minutos de que ésta comience, con el único objetivo de forzar el resultado de la misma".

"Sin censo, con papeletas de casa, sin sobres y en el colegio que a cada uno le de la gana", apostillan las mismas fuentes, recalcando que si el 6 y el 7 de septiembre --cuando se aprobaron las leyes de referéndum y de transitoriedad jurídica y fundacional de la república-- fue un bochorno democrático, lo de hoy es un bochorno electoral".

URNAS SIN CONTROL Y EN COCHES PARTICULARES

Las urnas están llegando a las puertas de los colegios electorales en muchos casos en coches particulares y sin ningún control. Así ha ocurrido, por ejemplo, en el IES Poeta Maragall de Barcelona o en la Escuela de Idiomas de Sants. Los presentes han bromeado con que llegaban las "pizzas".

En algunos de las escuelas designadas como puntos de votación, las mesas electorales ya están dispuestas en las salas donde esta noche han pernoctado decenas de personas.

Las personas que están dentro de los colegios están difundiendo por las redes sociales fotografías de las urnas preparadas, como por ejemplo en el Colegio Rafael Alberti de Badalona (Barcelona) o la Escola Pía Santa Anna de Mataró (Barcelona), entre otros.

En la ciudad de Lleida, un punto de votación ya tenía urnas dentro, a la espera de montar las mesas en los próximos minutos y de la llegada de miembros de mesas y de voluntarios, han informado testigos.

En Badalona (Barcelona), en una biblioteca se ha preparado una sala con varias urnas y papeletas, identificadas por distritos para que cada ciudadano sepa dónde lo corresponde votar, según imágenes mostradas por TV3.

POLICÍA Y GUARDIA CIVIL SE DESPLIEGAN

Miles de agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil que se encuentran en Cataluña ya han salido de sus bases y están desplegados por todo el territorio catalán antes de que a las 9:00 horas se abra la jornada de votación del referéndum, suspendido por el Tribunal Constitucional. Según han informado a Efe fuentes gubernamentales, los agentes han dejado sus bases y se dirigen a distintos puntos de Cataluña. En total, en torno a 12.000 efectivos de la Policía Nacional y la Guardia Civil se encuentran movilizados en Cataluña de cara al referéndum convocado por el gobierno catalán.

Fuentes de la Policía Nacional confirmaron a Servimedia que se ha dado orden de intervenir en varios colegios ante la pasividad de los Mossos, que en muchos casos han acudido a los centros electorales entre las seis y las siete de la mañana pero no han llegado a entrar o intervenir.