El Gobierno sancionará a las gasolineras flotantes en el Estrecho

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha anunciado este martes que el Gobierno sancionará a las gasolineras flotantes en la zona de especial conservación de Gibraltar, comunmente llamadas como "bunkering"

El ministro ha dejado claro que al Gobierno español "no le tiembla el pulso" ante las amenazas del Gobierno británico por estar "amparado por la legalidad", ante la decisión "unilateral" de Gibraltar de lanzar al mar los "aberrantes" bloques de hormigón y cometer un delito medioambiental.

En rueda de prensa una reunión en Barbate (Cádiz) con el sector pesquero para valorar los resultados de la negociación del nuevo protocolo de aplicación del acuerdo de pesca entre la UE y Marruecos, Arias Cañete ha dicho que Reino Unido "tiene la responsabilidad de restablecer el orden jurídico alterado por una decisión unilateral de la colonia de Gibraltar".

En este contexto, ha anunciado que el Gobierno modificará la legislación medioambiental para establecer un cuadro de sanciones para la práctica del 'bunkering' en los barcos fondeados permanentemente dentro de la zona de especial conservación.

Así, ha asegurado que la colonia de Gibraltar ha cometido un delito medioambiental "lanzando los bloques indiscriminadamente al medio marino", recordando la denuncia que se ha presentado al respecto ante el Fiscal de Medio Ambiente y ante la autoridades ambientales de la Unión Europea "porque se está afectando al mantenimiento de los fondos marinos y al normal desarrollo de la actividad pesquera, que siempre ha cumplido con la legalidad comunitaria y en aguas de soberanía española".

A su juicio, es el Gobierno británico es el que tiene "la responsabilidad de restablecer el orden jurídico alterado por la decisión unilateral de una colonia de Gibtraltar". "Si las colonias son un anacronismo en el siglo XXI, una colonia en el seno de la Unión Europea es inexplicable, y mucho mas que la potencia que ejerce el protectorado consienta esta situación contra los pescadores", ha añadido Cañete, que ha asegurado que "nunca hasta ahora ha habido problemas hasta la llegada de Picardo".

LONDRES PRESENTARA UNA QUEJA FORMAL A ESPAÑA

Por su parte, el Ministerio de Exteriores británico expresó hoy su intención de presentar una queja formal ante las autoridades españolas por las esperas de esta mañana en la frontera de Gibraltar, que considera "inaceptables".

El Foreign Office "protestará ante el Ministerio de Exteriores (de España) acerca de los inaceptables retrasos que se han visto esta mañana en la frontera con Gibraltar", afirmó un portavoz del Ministerio británico.

Los accesos por carretera a Gibraltar desde La Línea de la Concepción (Cádiz) volvieron a verse afectados esta mañana por largas colas de vehículos, de más de dos horas, debido a una intensificación de los controles.

El anuncio del Foreign Office se produce un día después de que el Reino Unido asegurara que estudia posibles "acciones legales" contra España por la persistencia de esos controles fronterizos.

"Estamos considerando qué acciones legales son posibles", dijo un portavoz de Downing Street, que reconoció que se trataría de "un paso sin precedentes" y por ello hay que estudiarlo "con cuidado".

Esta mañana, la fragata HMS Westminster partió desde el puerto de Portsmouth (sureste de Inglaterra) para unas maniobras en el Mediterráneo que incluyen una visita a Gibraltar, informó el Ministerio de Defensa del Reino Unido.

La fragata, un navío de combate de 133 metros de longitud y 4.900 toneladas capaz de transportar misiles, partió rumbo al Peñón "alrededor de las 9.00 horas GMT", dijo a Efe un portavoz de ese ministerio. EFE

VUELVEN LAS COLAS

Las colas de vehículos en los accesos a Gibraltar han vuelto a aparecer este martes provocando esperas y retenciones de vehículos casi desde primera hora tras la jornada de calma y aparente normalidad vivida ayer lunes, según han informado a Europa Press fuentes policiales.

Del mismo modo, los trabajadores españoles que están accediendo en turnos más tardíos también están sufriendo problemas de paso, con una exhaustivo control de documentación y registro de coches o motocicletas, lo que está provocando quejas entre los ciudadanos que esperan, en territorio español, para entrar al Peñón.

En cualquier caso, las fuentes consultadas por Europa Press subrayan que no ha habido cambios significativos en la frontera, "donde se mantiene la tónica de estos días", aunque admiten que ayer lunes hubo "cierta tranquilidad".

De hecho, a diferencia de lo que ocurre este martes, ayer no hubo apenas esperas en la frontera hasta las 20,30 horas, cuando se produjeron "mínimas retenciones" más por la entrada de ciudadanos y visitantes, en hora punta, que por la presión de los controles.

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha asegurado este martes que al Gobierno español "no le tiembla el pulso" ante las amenazas del Gobierno británico por estar "amparado por la legalidad", ante la decisión "unilateral" de Gibraltar de lanzar al mar los "aberrantes" bloques de hormigón y cometer un delito medioambiental.

En rueda de prensa una reunión en Barbate (Cádiz) con el sector pesquero para valorar los resultados de la negociación del nuevo protocolo de aplicación del acuerdo de pesca entre la UE y Marruecos, Arias Cañete ha dicho que Reino Unido "tiene la responsabilidad de restablecer el orden jurídico alterado por una decisión unilateral de la colonia de Gibraltar".

Asimismo, ha anunciado que el Gobierno modificará la legislación medioambiental para establecer un cuadro de sanciones para la práctica del 'bunkering' en los barcos fondeados permanentemente dentro de la zona de especial conservación.

INTERNACIONALIZACIÓN DEL CONFLICTO

Por su parte, el Gobierno de Gibraltar ha "celebrado" la posibilidad de que España derive el conflicto a los tribunales internacionales y ha mostrado su "gran satisfacción" después de que Reino Unido haya "reiterado su compromiso con el derecho a la autodeterminación del pueblo de Gibraltar".

En un comunicado, el Ejecutivo que preside Fabián Picardo ha aplaudido que el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, haya apostado por resolver el conflicto de una manera "racional y civilizada". El conflicto, según el Peñón, se refiere a los límites de las aguas territoriales británicas de Gibraltar y la cuestión de la "aplicación del derecho inalienable a la autodeterminación".

Gibraltar ha dicho que no le sorprende que España esté sondeando "coordinar sus presiones con las de Argentinas sobre las Islas Malvinas", algo que, según el Peñón, se hacía ya "entre bastidores".

Además, se muestra molesto con las "acusaciones engañosas en contra de Gibraltar" realizadas desde el Gobierno y los medios de comunicación españoles --no así el resto de la prensa internacional, según su versión--.

En concreto, dice "apreciar el enorme apoyo" brindado desde "Reino Unido, Europa, los parlamentarios españoles y ciudadanos de todo el mundo", y cita en concreto al ministro británico para Europa, David Lidington, y al alcalde de Londres, Boris Johnson.