El Gobierno recurrirá ante el Constitucional el euro por receta en Madrid

El Gobierno ha acordado hoy recurrir ante el Tribunal Constitucional el cobro de un euro por receta médica en la Comunidad de Madrid, en vigor desde el 2 de enero, y pedirá la suspensión automática de su aplicación.

Según ha señalado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el Ejecutivo ha acordado la solicitud al Consejo de Estado de la emisión de un dictamen en el plazo de cinco días, que llevará aparejada la petición de suspensión.

El Gobierno considera que el euro por receta grava la prestación de un servicio del Sistema Nacional de Salud en una determinada comunidad autónoma y así vulnera la igualdad de los españoles a la hora de acceder a una prestación farmacéutica.

El Ejecutivo ha tomado esta decisión al igual que ya hizo el pasado mes de diciembre en el caso de Cataluña, que había empezado a aplicar el euro por receta en el mes de junio, lo que pone de relieve, según Saénz de Santamaría, la "coherencia" del Gobierno.

La vicepresidenta ha explicado que la tasa grava un acto médico y, además, con esa medida, tanto la Comunidad de Madrid como Cataluña, "abordan condiciones de dispensación de medicamentos, que es materia reservada al Estado".

Ha insistido en que adoptando el euro por receta ambas autonomías han vulnerado competencias estatales, así como el principio de igualdad de los ciudadanos.

GONZÁLEZ RESPETA EL RECURSO PERO DEFIENDE SUS COMPETENCIAS

El presidente madrileño, Ignacio González, ha dicho hoy que es "muy respetable" que el Gobierno central recurra ante el Tribunal Constitucional el pago de un euro por receta en esta Comunidad, pero ha defendido la medida porque el Ejecutivo regional "actúa dentro de sus competencias".

En una visita a una empresa de café de Alcorcón, González ha hecho referencia de este modo al recurso de inconstitucionalidad que ha acordado presentar hoy el Consejo de Ministros contra la tasa de un euro por receta que se cobra a los madrileños desde el pasado 1 de enero.

El presidente regional ha insistido en que se trata de una medida "disuasoria" que busca "racionalizar el gasto sanitario" y que se aplica desde hace muchos meses" en Cataluña.

Ha indicado que el pago de esta tasa "entra dentro del margen de las competencias de las Comunidades autónomas" y que por tanto, éstas tienen "capacidad de regulación" en la venta de medicamentos.

"Nosotros entendemos que nuestra regulación no es igual que la de Cataluña; creemos que nuestra regulación se adapta al régimen competencial vigente entre el Estado y las Comunidades Autónomas y que actuamos dentro de nuestras competencias", ha subrayado González.

No obstante, ha calificado de "muy respetable" que el Gobierno de España, "después de meses de negociación, entienda que en estas regulaciones se invade la competencia estatal" y que por eso "como en tantas otras ocasiones en que hay discrepancias" parecidas, haya decidido acudir en este caso al Tribunal Constitucional, que tendrá la última palabra.

González ha asegurado que el Gobierno de Madrid "no sabía" que el Ejecutivo central y el catalán "estaban hablando" sobre el cobro del euro por receta cuando se implantó en aquella comunidad y que "se enteraron después".

No obstante ha recordado que la Comunidad de Madrid dijo "desde el primer momento que aceptaría el acuerdo al que se llegase con Cataluña", pero que ahora lo que hay es "una discrepancia competencial y para eso están los Tribunales".

En cuanto al recurso contra el euro por receta que ha presentado esta mañana el PSOE, González ha indicado que lo único que conoce al respecto es la "batalla interna" que existe entre el líder de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el del PSM, Tomás Gómez, "por ver quien le mueve la silla a quien".

El presidente ha exigido a ambos que no "instrumentalicen" sus disputas de poder ni "utilicen a los madrileños para sus guerras internas".