El Gobierno promoverá la compra de pisos por extranjeros

El ministro de Fomento, José Blanco, afirmó este martes que se va a crear una comisión en la que se evaluarán las reformas puestas en marcha y se compartirán estrategias para la elaboración de paquetes de viviendas y suelo susceptibles de ser ofertados en el mercado nacional e internacional.

En la Comisión de Vivienda del Congreso de los Diputados, el ministro instó hoy a "ofrecer precios más competitivos en aquella tipología de vivienda y suelo en que el exceso de oferta es más evidente", ya que es "un error retrasar decisiones de venta pensando que la situación del mercado inmobiliario es un mero bache en el camino".

Blanco aseguró que "tomaremos medidas para reforzar la seguridad jurídica de quienes quieran comprar vivienda" en España. En este sentido el titular de Fomento apuntó que "con el fin de facilitar la compra de vivienda por parte de extranjeros" se va a llevar a cabo una ronda informativa internacional para explicar estas nuevas medidas "que aportan mayor seguridad jurídica".

La primera reunión de dicho organismo se celebrará en la primera quincena de enero, será de carácter permanente y en ella participarán representantes del sector financiero e inmobiliario.

En todo caso, el ministro quiso dejar claro que el papel del Estado en la reducción del stock de pisos sin vender en la actualidad es "limitado", y recordó que lo propio para subsanar esta situación es bajar precios. El ministro afirmó que "los tiempos en los que la vivienda y el suelo eran activos que podían ser retenidos, únicamente para especular, no van a volver", y aunque ha pasado "lo más duro del ajuste", la normalidad "nunca consistirá en producir el triple de vivienda de la necesaria" o que "los precios crezcan tres veces más que los salarios".

"Todas las administraciones con competencias en la materia tenemos la obligación de controlar que nunca más se vuelva a producir una burbuja inmobiliaria en nuestro país", dijo.

El ministro responsabilizó de la burbuja a la "especulación" favorecida por la Ley del Suelo de 1998, que hizo multiplicar el valor del metro cuadrado un 467% en seis años. "La burbuja inmobiliaria viene de atrás", pero que sus consecuencias se están pagando ahora, y acusó de esta situación al crecimiento del crédito alrededor del año 2000, que ha derivado en que las entidades financieras tengan ahora activos potencialmente afectados por el sector inmobiliario por valor de 181.000 millones de euros.

Así lo aseguró Blanco en su primera intervención ante la Comisión de Vivienda del Congreso de los Diputados al frente de la materia, tras la asunción de dichas competencias por la eliminación del Ministerio que dirigía Beatriz Corredor.