El Gobierno estudia compensar a los agricultores a través del ICO

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha prometido hoy que él y su Ejecutivo serán "lo más exigentes posibles" con la Unión Europea para que compense al sector hortofrutícola por la denuncia falsa de Alemania contra el pepino español en la infección de la bacteria "E.coli".

"No vamos a parar de movilizar esfuerzos" para resarcir al sector, ha asegurado Zapatero en respuesta al portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, en la sesión de control del Congreso, en la que ha anunciado la posibilidad de abrir una línea de financiación "especial singular" del ICO para los afectados.

El jefe del Ejecutivo ha dicho que la indemnización propuesta ayer por la UE en la reunión del consejo de ministros de agricultura, de 150 millones de euros, es "manifiestamente insuficiente" y el comisario del ramo se ha comprometido a hacer otra propuesta.

Entre las acciones del Ejecutivo, ha subrayado la campaña que se va a hacer con el sector para recuperar la confianza en los mercados y la que hará el gobierno alemán para volver a poner los productos de la huerta española "en el lugar que les corresponde".

Además, ha asegurado que el Gobierno está manteniendo reuniones "al más alto nivel" y todo el sector diplomático está trabajando para conseguir que países como Rusia y "alguno del Golfo" reabran sus mercados a los productos hortofrutícolas españoles.

El portavoz de CiU ha dicho al presidente que el sector no está satisfecho con la reacción y las actuaciones del Gobierno, pero este ha insistido en que se actúo "desde el primer momento".

Así, Zapatero ha asegurado que el Ejecutivo puso desde el principio "en cuestión" la declaración de las autoridades alemanas que apuntaban al pepino como portador de la bacteria y que "a la postre se ha demostrado que era completamente inexacta", y después ha exigido a la UE y a Alemania "la restitución del daño exigido y las compensaciones adecuadas".

Josep Antoni Duran Lleida ha advertido, por su parte, del "desastre" para el sector que ha supuesto esta crisis, con una caída generalizada de precios, y no solo del pepino, como lo muestra la devaluación de la cebolla en un 150 por ciento o del calabacín en un 60 por ciento,

Es el momento, ha dicho el portavoz de CiU, de recupera el prestigio de los productos españoles, y para ello son necesarias campañas explícitas en España y en los mercados en los que se exporta, dentro y fuera de la UE, con el apoyo directo del Gobierno.

Duran ha visto "correcta" la decisión del Gobierno de rechazar la primera compensación propuesta por la UE por insuficiente, porque no alcanza a compensar los efectos de la "tan insensata declaración" hecha por las autoridades de Hamburgo.

Al respecto, el portavoz de CiU ha señalado que en lugar de estas autoridades debería haber sido Bruselas la única administración con potestad para emitir una declaración sobre la infección de la bacteria "E.Coli".

EL PP ACUSA AL GOBIERNO DE ACTUAR CON "TEMERIDAD", POR CONSIDERAR "CULPABLE" AL PEPINO ESPAÑOL DURANTE UNA SEMANA

No ha sido el único cara a cara. El diputado popular Rafael Hernando acusó este miércoles al Gobierno de haber actuado con "temeridad" en la llamada crisis del pepino, al haber considerado durante una semana, como las autoridades de Hamburgo, que parte de las remesas de este producto exportadas desde España a Alemania estaban contaminadas con la bacteria "E.coli".

Para responder a estas afirmaciones del Grupo Parlamentario Popular compareció en la Cámara la ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, quien indicó que el mismo día que se conocieron las acusaciones de Alemania a los pepinos españoles su departamento y el de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino "protestaron enérgicamente" y consiguieron así que la Comisión Europea reconociera su error.

Tanto es así, incidió Pajín, que España ha pedido a la Unión Europea que modifique su sistema de alertas, que, como se ha demostrado en esta ocasión, no funciona bien.

Lo único que lamentó la titular de Sanidad es que en esta crisis el Gobierno no haya contado con el apoyo del Partido Popular, que, dijo, no ha "remado en la misma dirección" que el Ejecutivo.

Para arropar a Pajín en su defensa de la buena gestión española de la crisis de los pepinos, Higinio Almagro, diputado del PSOE, aseguró que el Ejecutivo de Zapatero ha actuado "en la dirección adecuada" y lo ha hecho, "una vez más", sin la colaboración del Partido Popular, que demostró "irresponsabilidad y deslealtad" al no asistir al Consejo Interterritorial de Salud celebrado el pasado 2 de junio para abordar, entre otros asuntos, el de la crisis del pepino.

AGUILAR DICE QUE "EL PP HACE LO MISMO QUE LA SENADORA DE HAMBURGO, ACUSAR SIN PRUEBAS"

Por otro lado, la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, denunció este miércoles en el Congreso que "el PP está haciendo lo mismo que la senadora de Hamburgo, acusar sin pruebas", y aseguró que "su mala fe política es extraordinaria".

Así respondió Aguilar a sendas preguntas de los diputados del PP Miguel Arias Cañete y José Ignacio Llorens sobre la actuación del Gobierno español para hacer frente a la crisis del pepino.

"Dejen de faltar a la verdad, dejen de criticar y de estar a lado de Alemania y pónganse por una vez al lado de España", añadió Aguilar, quien lamentó que "nunca se han utilizado las crisis alimentarias para la confrontación política y eso pone de manifiesto el juego sucio del PP".

Para el diputado Llorens, "el Gobierno ha reaccionado tarde y mal y ha estado desaparecido porque estaba en otras cosas", ya que "tenía otras prioridades, que eran las primarias" del PSOE.

Para argumentar su acusación, Llorens se refirió al hecho de que los análisis españoles se conocieran más tarde que los holandeses o los alemanes, que España no exigiera a la UE que respetara el protocolo de las alertas alimentarias o que Zapatero haya tardado siete días en llamar a Angela Merkel.

Por otro lado, afirmó que "Los 150 millones de euros" sacados del Consejo extraordinario celebrado ayer en Luxemburgo y considerados insuficentes "demuestran clarísimamente que el Gobierno no tiene prestigio y está desacreditado".

Por su parte, Aguilar defendió que desde el primer día ya se actuó en el ámbito de Bruselas, que el tema se trató en el Consejo de Ministros del día siguiente y que habló con la ministra alemana ese día tras constitirse el gabinete de crisis.

Por su parte, Arias Cañete centró su crítica en la falta de actuación de la ministra de Exteriores y cooperación, Trinidad Jiménez, por no haber anulado un viaje a Brasil por esta crisis. "El hundimiento del sector hortícola español no es causa suficiente para cancelar compromisos", denunció.

Aguilar defendió a su compañera en el Ejecutivo, asegurando que su departamento ha participado en todo momento en las actuaciones coordinadas y recordó que "está resolviendo en Libia cuestiones que afectan a la comunidad internacional".