El Gobierno crea la autoridad fiscal independiente que supervisará a todas las administraciones

El Gobierno ha aprobado el anteproyecto ley orgánica que permite la creación de la autoridad fiscal independiente e introduce mecanismos de supervisión y transparencia a todas las administraciones públicas, según ha avanzado la vicepresidenta y portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Santamaría ha explicado que con este anteproyecto se cumple además la directiva europea que regula los marcos presupuestarios de los países miembros, que establece la necesidad de contar con una institución fiscal independiente en el país que realice análisis "fiables e independientes" de la evolución de las cuentas.

La nueva autoridad fiscal, similar a las que existen en otros países de la UE, será un ente público e independiente y con personalidad jurídica propia.

Su principal función será garantizar el cumplimiento efectivo del artículo 135 de la Constitución que fue reformado por el Gobierno para garantizar la estabilidad presupuestaria y la sostenibilidad financiera.

SU PRESIDENTE SERÁ NOMBRADO POR SEIS AÑOS

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha explicado que el presidente de la Autoridad Fiscal Independiente será nombrado por el Gobierno por un periodo de tres años renovables hasta un máximo de seis, mientras que el Parlamento analizará la validez de su experiencia profesional.

En la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros, Montoro se ha referido así a este organismo tras ser aprobado el anteproyecto de ley orgánica para su creación.

Montoro ha indicado que el objetivo de la Autoridad Fiscal Independiente es garantizar el cumplimiento del principio de estabilidad presupuestaria.

El ministro ha afirmado que el presidente de la institución tendrá la asistencia de directores de división que serán nombrados por el Consejo de Ministros a propuesta del presidente de la autoridad y deberán tener una experiencia de diez años en la división correspondiente.

Por otra parte, Montoro uiso dejar claro que "a España no le va a relajar nadie el objetivo de déficit", porque la consolidación fiscal y las reformas es lo que "nos está sacando de la crisis". Así, destacó que un nuevo objetivo de déficit no es relajar, y que lo fundamental es reducir el componente estructural. "Eliminen el termino relajar, no se relaja aquí nadie hasta que salgamos de la crisis", señaló el ministro de Hacienda, quien agregó que "tenemos que acabar con esta recesión económica y para eso corregir el déficit público es una absoluta prioridad".

Respecto a los plazos, Montoro señaló que "estamos todos pendientes" de la decisión de Bruselas, pero los plazos son "inevitables, ineludibles".

MONTORO ASEGURA QUE "NO VA A HABER NUEVAS SUBIDAS DE IMPUESTOS"

Asimismo el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, aseguró este viernes que el Gobierno "no van a subir los impuestos en España".

"No va haber subidas de impuestos", aseguró el ministro, quien agregó que "no va a haber recalificación de productos" entre los distintos tipo de IVA, "no hay ninguna intención".

Montoro indicó "estamos ya en la fase de reestructuración de la carga tributaria".

En concreto, sobre la posibilidad de modificar en IVA reducido, Montoro recordó que éste se aplica a bienes y servicios relacionados con el transporte, la hostelería y el turismo, y agregó que "no está en la mesa del Gobierno subir ese tipo reducido". "El Gobierno está apostando por un escenario de crecimiento económico para 2014 y esas medidas perjudicarían a dos de los grandes motores de la economía española", agregó.

En todo caso, el responsable de Hacienda señaló que la presión fiscal en España está en un nivel "anormalmente" bajo, y que se analiza el sistema desde la "equidad y desde el principio de no lastrar" el crecimiento económico que "es lo que conviene a España".

Por su parte, el ministro español de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, descartó tambien desde Dublin que el Gobierno vaya a suprimir más productos del tipo de IVA reducido o introducir otras modificaciones en el programa de estabilidad. "No, eso no está en absoluto" sobre la mesa, señaló De Guindos en declaraciones a los medios españoles en un receso de la reunión del Consejo de ministros de Economía de la Unión Europea (UE) al ser preguntado por esta posibilidad, que ha sido reclamada por la Comisión Europea.

Bruselas ha dicho que hay margen para limitar más la aplicación de los tipos reducidos del IVA y para aumentar los impuestos medioambientales, notablemente sobre combustibles.

"El Gobierno ya ha hecho todas las modificaciones del IVA que tenía que hacer y está absolutamente definido y no piensa hacer ninguna modificación", recalcó De Guindos.