El Gobierno asegura que no habrá referéndum el 1-O

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, prometió este viernes nuevamente que el próximo domingo 1 de octubre "no habrá ningún referéndum en Cataluña", pese a que los independentistas "quieren que haya una votación como sea". Iñigo Méndez de Vigo, ha advertido este viernes al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y a sus socios de que responderán de forma personal y patrimonial ante los tribunales de Justicia por la "muy grave deslealtad constitucional" y desobediencia "continuada" en la que están instalados con en referéndum del 1 de octubre.

En una rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa, tras la reunión del Consejo de Ministros, Méndez de Vigo, ha dicho que "quién vulnere las leyes deberá enfrentarse a sus consecuencias". "Ellos son los responsables y ellos son los que tendrán que responder en un Estado de Derecho", ha declarado, poco después de que varios consejeros del Gobierno catalán hayan presentado públicamente el dispositivo para votar este domingo, exhibiendo urnas de plástico.

Méndez de Vigo ha subrayado que Puigdemont, que es la "máxima autoridad del Estado" en Cataluña, ha actuado con "una deslealtad brutal y se ha situado al margen de la ley", pese a que el Gobierno de Mariano Rajoy, ha dicho, he ha emplazado muchas veces estos meses a que vuelva a la legalidad.

NO HABRA REFERENDUM

El portavoz del Gobierno ha reiterado en varias ocasiones que el referéndum no se va a celebrar porque es "ilegal" y está basado "en actos ilegales". "La obligación del Estado de Derecho y de todo Gobierno es impedir que pueda materializarse", ha apostillado, para añadir que esa consulta que pretenden hacer no va a tener "efecto político alguno".

Dicho esto, ha destacado que los responsables de todo lo que está sucediendo son "los líderes y dirigentes políticos que lo han provocado", la Generalitat y "sus socios de la CUP". "Ellos son los responsables y ellos son los que tendrán que responder en un Estado de Derecho", ha manifestado, para recalcar que están ante un proceso "continuado de desobediencia constitucional" contra una "democracia europea acreditada y prestigiosa como es la española".

Por todo ello, ha insistido en que las autoridades catalanas están incurriendo en una "muy grave deslealtad institucional" a la que "sin duda responderán" ante los tribunales de justicia, "como sucede en cualquier democracia europea, ni más ni menos".

"Cumplirán con las responsabilidades personales y patrimoniales que les adjudiquen los tribunales", ha avisado.

CONVENCIDO EN QUE LOS MOSSOS CUMPLIRAN LA LEY

Méndez de Vigo ha afirmado que el Gobierno cumplirá con su obligación de "hacer cumplir las leyes" respondiendo "con firmeza" y "siempre interesado en preservar la concordia cívica y no en debilitar más el equilibrio social maltrecho por esta fractura producida por los secesionistas". En este punto, el ministro se ha mostrado convencido de que los Mossos cumplirán con su obligación porque son "Estado y están sometidos al poder judicial". "Son la Policía integral de Cataluña con delegación del Estado vía artículo 150.2 de la Constitución", ha dicho, para añadir que su obligación es "ser leales" al ordenamiento constitucional y estatutario "garantizando el cumplimiento de las leyes".

LLAMADA A LA TRANQUILIDAD

"Los Mossos están sometidos a la ley como todos y seguro que, quien tiene que velar por el cumplimiento de la ley, no va a desobedecerla", ha agregado el ministro. Fuentes de Moncloa sostiene que los Mossos están "perfectamente capacitados" para velar por la seguridad y, a su vez, cumplir con la justicia.

Al ser preguntado si al Gobierno le preocupa que este fin de semana se produzca alboroto en Cataluña que pueda derivar en violencia, ha admitido que le preocupa que pueda haber "algaradas o ruido" y ha subrayado que es "muy importante mantener la serenidad y la cabeza fría". "No queremos que exista ninguna pérdida de paz, cordialidad y convivencia", ha indicado, para llamar a la "tranquilidad y la serenidad" y a que impere el "seny catalán" con el fin de no llegar a "situaciones no queridas".

"El 1 de octubre no habrá ningún referéndum en Cataluña", ha aseverado, para ironizar después con la presentación de "contenedores o cubos como urnas" por parte de varios consejeros del Ejecutivo autonómico.