El Gobierno actuará "en consecuencia" contra la consulta soberanista

El Gobierno actuará en consecuencia contra la consulta soberanista de Artur Mas: "Ese referéndum no es legal, no es constitucional. Es la obligación del Gobierno está decirlo y actuar en consecuencia" ha asegurado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

El objetivo del gobierno, en palabras de es tratar de evitar la división social y la incertidumbre que algunos están haciendo vivir a Cataluña. "Una división social y una incertidumbre que ningún gobierno debería alentar y promover" recalcó la vicepresidenta del Gobierno.

LOS MOSSOS SE PREPARAN PARA LA CONSULTA

La conselleria de Interior ha situado la consulta soberanista, que la Generalitat quiere convocar el 9 de noviembre, en su previsión de grandes actos que deberán cubrir este año los Mossos d'Esquadra, a la altura de las elecciones europeas, el Día de la Hispanidad o el Mundial de Baloncesto.

Según publica hoy El Mundo y han confirmado fuentes de Interior, el director de la Policía, Manel Prat, ha firmado una instrucción interna en la que se establece que los agentes de los Mossos que sean requeridos para los dispositivos de estos grandes eventos tendrán que acreditar su ausencia por motivos de salud con un documento de atención médica.

Fuentes de la conselleria de Interior consultadas han remarcado que este documento, fechado el pasado 11 de marzo, se enmarca en la habitual previsión que cada año se elabora sobre los dispositivos policiales que será necesario acometer para cubrir grandes eventos y que se ha incorporado la consulta soberanista del 9-N porque el presidente de la Generalitat, Artur Mas, se ha comprometido a convocarla.

En concreto, los grandes eventos que incluye este documento interno son la Diada de Sant Jordi (23 de abril), el Gran Premio de Fórmula 1 (11 de mayo), las elecciones al Parlamento Europeo (25 de mayo), el Gran Premio de Moto GP (15 de junio), las semifinales del Mundial de Baloncesto (11 de septiembre, coincidiendo con la Diada), las Fiestas de Gracia en Barcelona (15-16 agosto), el Día de la Hispanidad (12 octubre), el Rally de Cataluña (del 24 al 26 de octubre) y la "consulta por el derecho a decidir" (9 de noviembre).

DECLARACIÓN UNILATERAL DE INDEPENDENCIA EN ABRIL DE 2015

La Asamblea Nacional Catalana (ANC) considera en su "hoja de ruta" para los próximos años como "plausible e incluso deseable" que el 23 de abril de 2015 (Diada de Sant Jordi) tenga lugar una declaración de independencia de Cataluña, tanto si ha habido antes consulta o unas elecciones.

La "hoja de ruta" de la ANC, que hasta la asamblea general de esta entidad prevista para el 5 de abril no será aprobada si bien ya existe un documento prácticamente definitivo, precisa que corresponde a las instituciones catalanas decidir la fecha de la declaración.

Por lo que respecta a la próxima Diada del 11 de septiembre, el documento deja entrever que tiene que haber una gran movilización ciudadana aunque no concreta su formato y se limita a apuntar que "tiene que ser recordada como la que hizo posible la consulta".

Además, la ANC propugna que a partir de la Diada hasta el 9 de noviembre "la movilización popular debería ser permanente", lo que no implica paralizar la economía catalana

Sin embargo, en la sesión de control al Govern en el Parlament, la presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, ha acusado hoy a la ANC de querer "paralizar" Barcelona y ha preguntado al presidente de la Generalitat, Artur Mas, si comparte la "hoja de ruta" de la Asociación, algo en lo que el presidente catalán no ha entrado.

En la ponencia, la ANC contempla, si no es posible la consulta del 9 de noviembre, una declaración de independencia que vaya seguida de "ejercicios de soberanía" que hagan visible el funcionamiento "plenamente independiente" de Cataluña, lo que se podría concretar con el "control de les grandes infraestructuras y fronteras -puertos, aeropuertos-, la seguridad pública y las comunicaciones".

Propone, sin embargo, que tanto si la consulta del 9 de noviembre se ha podido celebrar, como si la prohibición de la misma por parte del Gobierno central provoca unas elecciones anticipadas de carácter plebiscitario, la fecha del 23 de abril de 2015, Diada de Sant Jordi, "puede ser un horizonte plausible e incluso deseable" para que se produzca una "declaración de independencia".