Un Gobierno del PSOE en solitario es la opción que más gusta a los españoles, según el CIS

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en el Congreso
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en el Congreso

Un Gobierno del Partido Socialista en solitario con apoyos puntuales de otros partidos es la fórmula que más apoyos tiene de la ciudadanía, un 20%, según la encuesta poselectoral del CIS, seguida de un Gobierno de coalición con Podemos con apoyo de partidos no independentistas (15,8). Un 10,6% respalda la opción entre PSOE, Podemos y los partidos independentistas.

PSOE con Ciudadanos

Si fuera un Gobierno de coalición, la opción del acuerdo entre el PSOE y Ciudadanos está por encima de una coalición con Podemos, señalada como preferida por el 16,1%. Sin embargo para los votantes del PSOE esta opción solo es contemplada por un 9,9%, frente a un 21,8% de votantes que prefieren una coalición con Podemos y apoyos de no independentistas. La opción de gobernar en solitario es la preferida por sus votantes con un 48,1%.

Por otro lado, un 66,5% de los votantes de Ciudadanos prefieren un Gobierno con PSOE frente a un 11,8% que se decanta por un Gobierno junto al Partido Popular y Vox.

Votos de rechazo

Según este sondeo, un 27% de los votantes que dudaron entre ir o no a las urnas admite que decidió hacerlo para evitar que ganasen los partidos de derechas, frente a solo un 6% que acudió al colegio electoral para evitar un triunfo de la izquierda.

El 75% de los españoles obviaron el proceso independentista catalán a la hora de decidir su voto en las elecciones generales. Sólo el 24% de los consultados admite que "lo que está ocurriendo últimamente en Cataluña" influyó en su decisión, frente a un rotundo 74,8% que contesta 'no' a esa misma pregunta.

Análisis de la campaña

El 19,4% de los encuestados creen que Pablo Iglesias fue el vencedor de los debates electorales, frente a un 10,7 que considera que fue Sánchez, un 9,3% que vio ganador a Albert Rivera y solo un 3,1% que se decanta por Pablo Casado. Los debates, en cualquier caso, sólo cambiaron el voto del 7,1% de los votos frente al 92,7 por ciento que se mantuvo en la misma posición.

El PP se llevó en campaña la peor impresión de los votantes, porque un 31,3 por ciento considera que fue el partido que empleó más agresividad e insultos, seguido de Ciudadanos (20,3) y Vox (14,1). Por debajo quedan quienes creen que el más agresivo fue el PSOE (5,2%) o Podemos (5,1).

La encuesta fue elaborada entre el 10 y el 25 de mayo, en las semanas intermedias entre las elecciones. Con una muestra de 5.943 entrevistas personales en domicilios a ciudadanos de 509 municipios en 50 provincias, con un margen de error del 1,3%.