La Generalitat considera inadmisible la propuesta de sanciones por la pitada al himno

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha subrayado que las sanciones propuestas por la Comisión Antiviolencia por la pitada al himno de España en la final de la Copa del Rey en el Camp Nou demuestran que "no se puede cometer infracciones impunemente".

Catalá ha evitado valorar la cuantía de las sanciones y ha ironizado con que algunos las consideren bajas, mientras que recientemente se han criticado por excesivas las previstas en la nueva Ley de Seguridad Ciudadana. "A mí lo que me importa es el funcionamiento de las instituciones", ha dicho en una entrevista en Telemadrid recogida por Europa Press.

La Comisión Antiviolencia reunida en el Consejo Superior de Deportes ha acordado sancionar con 123.000 euros a la Federación Española de Fútbol (RFEF), con 66.000 al FC Barcelona y con 18.000 al Athletic de Bilbao, así como imponer sanciones de 100.000 euros a Catalunya Acció y 70.000 a otras plataformas soberanistas catalanas que promovieron la pitada.

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, y el presidente del Consejo Superior de Deportes, Miguel Cardenal, anunciaron esta decisión este lunes en la sede del CSD, en una rueda de prensa realizada después de una reunión de una hora de la Comisión y aseguraron que son sanciones que no pretenden ser ejemplarizantes.

"No estamos ante algo extraordinario ni algo que pueda ser ejemplarizante", expresó Martínez en la rueda de prensa, en la que insistió que la tramitación de estas sanciones seguirá por un procedimiento administrativo que tendrá "todas las garantías" para las organizaciones objeto de sanción.

EL BARCELONA RECHAZA LA SANCIÓN Y RECURRIRÁ

Por su parte, el Barcelona, mediante un comunicado oficial, ha considerado como "injusta" e "inaceptable" la propuesta de sanción al club azulgrana realizada por la Comisión Antiviolencia.

Apelación ha propuesto una multa al Barcelona de 60.000,01 euros por "incumplimiento de las obligaciones exigibles al diseño y ejecución del dispositivo de seguridad y los controles de acceso", y otra de 6.000.01 euros por "inacción y falta de colaboración mostrada" respecto de las convocatorias de diferentes actos dentro del estadio de carácter político.

"El FC Barcelona considera injusta e inaceptable la propuesta de sanción de 6.000 euros dictada esta tarde por la Comisión Antiviolencia por una presunta inacción ante una reivindicación política, con motivo de la última final de la Copa del Rey disputada en el Camp Nou", se recoge en el comunicado.

Asimismo, el Barcelona "rechaza abiertamente y contundentemente la decisión de Antiviolencia y anuncia que pondrá en marcha los procedimientos jurídicos oportunos para anular esta propuesta de sanción".

"Una vez más el FC Barcelona recuerda que defenderá la libertad de expresión de sus socios y aficionados y que los hechos sucedidos en el Camp Nou fueron el reflejo de un sentimiento, ni organizado ni canalizado por la Entidad, pero que el Club respeta totalmente, como ya expresó en las alegaciones presentadas", se indica.

LA GENERALITAT VE INDADMISIBLE QUE SE IMPONGAN MULTAS POR SILBAR EL HIMNO

Por su parte, la vicepresidenta del gobierno de la Generalitat, Neus Munté, ha considerado "inadmisible" y también "incomprensible" que se impongan multas por los silbidos al himno español ocurridos durante la final de la Copa del Rey de fútbol, y se ha preguntado "qué tipo de Estado democrático es este".

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Govern de la Generalitat, la vicepresidenta Neus Munté ha considerado que "es absolutamente incomprensible e inadmisible una sanción de estas características, porque las personas se pueden expresar libremente en ejercicio de su libertad de expresión, ya sea silbando o cantando, y todo estado democrático tiene que garantizar este derecho".

EL PP RESPALDA LAS SANCIONES

Mientras, el vicesecretario general de Organización del PP, Fernando Martínez-Maíllo, respaldó, "con independencia de la cuantía", la multa impuesta a las organizaciones y colectivos que "orquestaron" la pitada al himno nacional en la final de la Copa del Rey de fútbol entre el Fútbol Club Barcelona y el Athletic Club de Bilbao, celebrada en el Camp Nou el pasado 30 de mayo.

"Con independencia de la cuantía, hubo una preparación claramente premeditada para que hubiera una pitada y hubo organizaciones y colectivos que se dedicaron durante varios días previos a organizar una gran pitada que, en todo caso, es una actitud contra la ley", lamentó Martínez-Maíllo.

"No estamos ante algo extraordinario ni algo que pueda ser ejemplarizante", expresó Martínez en la rueda de prensa, en la que insistió que la tramitación de estas sanciones seguirá por un procedimiento administrativo que tendrá "todas las garantías" para las organizaciones objeto de sanción.

CIFUENTES CREE QUE NO SE SANCIONA DE MANERA ADECUADA

Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha dicho que las multas impuestas por pitar el himno nacional son un hecho "importante", ya que "se sienta un precedente", pero ha matizado que "no sancionan de una manera suficientemente adecuada". Cifuentes ha sostenido que estas cantidades "no son muy significativas".

Según la presidenta madrileña, lo que habría que hacer es evitar ese tipo de comportamientos "que son absolutamente reprobables".

CARMENA CUESTIONA LA SANCÓN POR LA PITADA EN LA FINAL DE LA COPA DEL REY

Por el contrario, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, dijo que no es "partidaria de solucionar los problemas sancionando", como se ha hecho con la pitada al himno español que se registró en la última final de la Copa del Rey, celebrada del 30 de mayo en el Camp Nou y que enfrentó a Barcelona y Athlétic de Bilbao.

Por eso, aunque la pitada demuestre "actitudes que no nos gustan" de "politización" del deporte, Carmena dijo que lo importante es conocer el problema que subyace y "solucionarlo a través de la mediación".

PSOE: NO SE TRATA DE PONER MULTAS A QUIENES PITAN EL HIMNO, SINO DE EDUCAR

Por su parte, el secretario de Acción Política, Ciudadanía y Libertades del PSOE, Patxi López, ha afirmado que "no se trata de poner multas a los que pitan un himno", sino que el objetivo debería de ser "educar en el respeto a los símbolos" que representan a todos.

López, ha hecho esta reflexión durante su intervención en un curso organizado por las Juventudes Socialistas bajo el título "Jóvenes y Política. Campañas electorales", en la sede de Ferraz.

Para el dirigente socialista, esta necesidad de educar en los valores comunes avala "una vez más" la asignatura de Educación para la Ciudadanía que instauró el anterior Gobierno del PSOE y que fue suprimida con el PP.

López ha asegurado que si su partido recupera el poder, "tendrá que volver esa educación en valores democráticos, cívicos y profundos que quieren construir una sociedad decente".