Gallardón: "Ni España es el problema ni la independencia la solución"

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, se ha referido este lunes en Barcelona al debate soberanista abierto en Cataluña y ha afirmado que "ni España es el problema ni la independencia la solución".

Gallardón, que ha participado en un almuerzo en el Círculo de Economía de Barcelona, ha advertido que es un "error" pensar que con la independencia se solucionarían los problemas económicos de Cataluña y ha remarcado que las mejores estructuras de Estado para los catalanes son las que les proporciona España. "Una hipotética independencia de Cataluña no significaría sacar a Cataluña de España, sino acabar con España, porque España no tiene sentido sin Cataluña", ha remarcado el ministro, que ha vaticinado que si triunfara el proceso independentista catalán España no podría seguir en el euro.

CLAMOR DE INDEPENDECIA PARA UNOS, IMAGEN NEGATIVA EXTERIOR DE ESPAÑA PARA OTROS

A la afirmacion de Artur Mas de que lo ocurrido ayer domingo en las gradas del Nou Camp fue "un clamor espectacular a favor de la independencia", el Gobierno ha respondido señalando que lo visto ayer en el Nou Camp perjudica a la marca España y ofrece una mala imagen de nuestro país, "una imagen de desunión en vez de una de esfuerzo compartido".

Políticos en el palco y política en la grada. Ayer en el Nou Camp, con motivo del encuentro de Liga entre el Barcelona y el Real Madrid, pudo verse un estadio con más banderas catalanas e independentistas de lo habitual y en el que el Barcelona organizó un mosaico con la "senyera" (bandera catalana) y la leyenda "Barça" con casi 98.000 cartulinas al comienzo del mismo. Además, en el minuto 17 y 14 segundos, el público se ha arrancado con gritos de 'In, inde, independència' y ha ondeado miles de 'senyeras' y 'esteladas', como habían pedido determinadas plataformas los

últimos días, entre ellas la Assemblea Nacional Catalana (ANC), aludiendo al año 1714, cuando las tropas de Felipe V entraron en Barcelona y abolieron instituciones como la Generalitat o el Consell de Cent e impusieron el uso del castellano.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, presente en el palco, se felicitaba por el "clamor espectacular" del público que comparaba con la reciente manifestación multitudinaria de la Diada, a la que no asistió. "Hoy hemos vivido un acontecimiento de la misma intensidad" con el estadio azulgrana lleno, aunque no haya habido tanta gente como en la manifestación de la Diada, ha añadido el presidente. En su opinión "más que el resultado (del partido), hay que destacar este ambiente espectacular, y además respirando este país, muy catalán, muy catalanista, pero a la vez este ambiente muy positivo y educado".

Según el presidente de la Generalitat catalana, eso sirve para que los países del mundo que han visto televisado el partido hayan podido ver las "buenas maneras (de Cataluña), una buena imagen a nivel de gente y de país", además de buen fútbol.

No era de la misma opinión el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, quien este lunes ha dicho que las reivindicaciones independentistas exhibidas ayer en el Camp Nou durante la celebración del partido entre el Barcelona y el Real Madrid "perjudican" a la imagen de España.

García-Margallo ha hecho estas declaraciones al ser preguntado si el espectáculo independentista de ayer perjudica a la imagen de España, ha asegurado: "No tengo la menor duda de que perjudica". "Un país que ofrece una imagen de división interna en un momento de convulsión como el que vivimos, en un momento en el que todos los países del mundo están compitiendo por los capitales escasos, el ofrecer una imagen de desunión en vez de una imagen de esfuerzo compartido me parece una mala imagen", ha añadido.

El presidente de Extremadura, José Antonio Monago, reconocía que tiene"el corazón partío" tras la imagen de ayer en el Camp Nou. Monago, que ha reconocido ser aficionado del Barça, ha dicho que "a los culés" cada día se lo ponen "más difícil". Monago ha apuntado que "si tuviera un equipo de primera división en Extremadura y lo llenaran todo con la bandera extremeña sería una imagen bonita", pero ha precisado que "utilizar el fútbol para la política es recalentar mucho el ambiente" porque ese "no es el asunto" porque "el asunto es la crisis".

En cuanto a los gritos de independencia, Monago ha apuntado que fuera del Nou Camp están "más culés que no lo gritan que los que lo gritan dentro" por lo que "ese altavoz tiene poco espacio".

Por su parte, el presidente del PP vasco y candidato a lehendakari, Antonio Basagoiti, denunciaba este lunes que "el nacionalismo lo contamina todo", desde los productos vascos, hasta el fútbol. "Lo ocurrido en el estadio catalán fue una utilización del fútbol para intereses políticos", ha señalado.

La diputada socialista Carme Chacón ha señalado hoy que "la mezcla de política y fútbol no es buena". En declaraciones a los medios en el Congreso, Chacón ha insistido en que el fútbol debe ser sólo fútbol y, por ello, "no hay que despistarse".

El líder de IU, Cayo Lara, ha afirmado que esta "especie de guerra de banderas" que enfrenta a Cataluña y al gobierno no es más que un pretexto para "ocultar" los problemas de los ciudadanos y sus responsables, que tienen nombres y apellidos y se llaman "PSOE, PP y también CiU".