Forcadell: "Rajoy ha traspasado todos los límites con el golpe de Estado de facto"

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha dicho hoy que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "ha traspasado todos los límites" con el anuncio de un "golpe de Estado de facto" al aprobar unas medidas al amparo del artículo de 155 de la Constitución con las que "caen en la más flagrante inconstitucionalidad" y que "no permitiremos".

En una declaración institucional en la cámara catalana tras las medidas acordadas hoy por el Gobierno al amparo del 155 de la Constitución y para restaurar la legalidad en Cataluña, Forcadell ha opinado que en las medidas acordadas en el Consejo de Ministros "no les acompañan ni la legalidad, ni la legitimidad política", ni cuentan "con el apoyo de una mayoría de los catalanes".

"Los que se llenan la boca hablando de la Constitución, caerán en la más flagrante inconstitucionalidad al pretender suspender la democracia en Cataluña", ha dicho la presidenta del Parlament.

Forcadell ha criticado que Rajoy haya respondido a la oferta de diálogo del Govern con una "enorme irresponsabilidad política" con la que "ha traspasado todos los límites", tras anunciar "la ejecución de un golpe de Estado de facto, con el cual pretenden descabezar las instituciones catalanas y apropiarse de ellas".

La presidenta, así, ha señalado que hoy se ha dado un "golpe a la democracia" en la Europa del siglo XXI con el objetivo de "acabar con un gobierno elegido democráticamente", un "golpe autoritario" por parte de un Estado miembro de la UE, que quiere "acabar con las atribuciones de un Parlament y sus representantes".

Según Forcadell, con las medidas acordadas hoy Rajoy quiere que el Parlament "deje de ser un parlamento democrático" impidiendo debates de investidura o sus funciones de control y, en este sentido, ha asegurado que "no lo permitiremos".

En este contexto, ha querido transmitir un mensaje "de firmeza y de esperanza" a los catalanes: "Nos comprometemos hoy ante el ataque más grave a las instituciones catalanas a defender la soberanía del Parlament, sus atribuciones y los derechos de los diputados a ejercer sus funciones y a defender la democracia con firmeza", porque los conflictos políticos "se resuelven políticamente".

Por ello, Forcadell ha garantizado que "no daremos ni un paso atrás" porque los catalanes nos eligieron democráticamente como "legítimos representantes" y es a ellos a los "que nos debemos".

Forcadell, que ha estado acompañada en su declaración institucional por los miembros de la Mesa Lluís Guinó, Anna Simó y Ramona Barrufet (Junts pel Sí) y Joan Josep Nuet (Catalunya Sí Que Es Pot), ha acusado además a Rajoy de trasladar el mensaje al "conjunto" de los catalanes de que "no le importa lo que piensan, lo que sienten ni lo que votan".

CATALÁ DICE QUE APLICAR LAS LEYES NO PUEDE SER EL GOLPE DE ESTADO QUE VE FORCADELL

Por su parte, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha recalcado que el Gobierno busca recuperar la legalidad con la aplicación del 155, que interpreta como un paso en la obligación de cumplir la ley frente a la postura de la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, que lo ha tildado de golpe de Estado.

Catalá ha hecho estas consideraciones a preguntas de los periodistas antes de participar en un encuentro de fiscales, momento en el que ha subrayado que el Gobierno busca con la aplicación del 155 recuperar el cumplimiento de la legalidad en Cataluña.

Ha recordado que el acuerdo establece una serie de medidas orientadas a "algo tan básico" como recuperar la normalidad y ha explicado que será ahora el Senado en encargado de "estudiar, valorar, votar y en su caso aprobar" las medidas diseñadas por el Ejecutivo.

"Hemos hecho lo que correspondía en un ejercicio de responsabilidad", ha subrayado Catalá, que ha dicho que un gobierno "tiene que cumplir la ley, hacer cumplir la ley y asumir decisiones tan complejas y difíciles como la de esta mañana", una decisión que también ha considerado inédita.

El ministro de Justicia ha explicado que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha tenido la oportunidad de responder a un requerimiento muy sencillo "y no lo ha hecho", por lo que Catalá ha interpretado que "lo que suceda de ahora en adelante es responsabilidad de Puigdemont".

Preguntado por las declaraciones de la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, que ha dicho que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "ha traspasado todos los límites" con el anuncio de un "golpe de Estado de facto, ha considerado su interpretación de los hechos como impropia de la representante de una institución.

La ha responsabilizado además de alejarse de la legalidad y de violentar "gravemente" la Constitución y el Estatuto de Cataluña al incumplir sus obligaciones como presidenta, a lo que ha añadido que "de ninguna manera la aplicación de las leyes puede ser lo que ella ha planteado".

El ministro ha recordado que Puigdemont ya tiene iniciada una causa por prevaricación, malversación y desobediencia y ha pedido a los miembros del Gobierno catalán que sean "prudentes".