Floriano "entiende" a los "enfadados" pero los problemas "no se solucionan tras una pancarta"

Floriano "entiende" a los "enfadados" pero los problemas "no se solucionan tras una pancarta"

El vicesecretario general de Organización y Electoral del PP, Carlos Floriano, ha asegurado que el Gobierno "entiende perfectamente a todos los españoles enfadados por las decisiones que está adoptando el Gobierno" porque les "afectan directamente o al conjunto".

Sin embargo, ha dejado claro que se trata de medidas "necesarias e imprescindible" para poder "sacar a España de la crisis" y que se toman "pensando en ellos y en el futuro de nuestros hijos". Así, aún entendiendo que la calle puede ser "una válvula de escape", ha asegurado que "los problemas no se resuelven detrás de una pancarta".

En una rueda de prensa celebrada en Jerez de la Frontera (Cádiz), Floriano ha asegurado que el Gobierno tiene "determinación" para sacar al país de la situación actual, ya que "no estamos pensando en la próxima campaña electoral", en ser "más o menos simpáticos" o "hacernos mejores o peores fotos".

Su único objetivo es, según dicen, "tomar las decisiones que hagan falta" para poner en marcha políticas que propicien la creación de empleo y "sacar al país de la situación en la que estamos y buscar lo mejor para las familias españolas".

Entienden que "la calle puede ser una válvula de escape para el descontento", pero no sería deseable que se convirtiera "en el lugar donde se produzcan acontecimientos que perjudiquen la imagen del país y la solución económica a los problemas que tenemos".

Así, aún "entendiendo perfectamente el enfado de los españoles", el PP quiere buscar "la complicidad de la mayoría" y hacerles entender que "los problemas no se solucionan detrás de una pancarta, sino trabajando duramente para resolver la situación".

ERRORES DEL PASADO

Floriano ha querido dejar claro que "estamos pagando los errores del pasado", de unos políticos --por el PSOE-- que "se gastaron lo que teníamos y lo que no teníamos, de quienes no fueron capaces de ver la crisis y aplicaron una política equivocada". Dice que el PP está "dispuesto a corregir esa política" porque para eso le votaron los españoles.

Por ello, están dispuestos a "señalar" a aquellos que ahora "se indignan o se enfadan, pero que fueron colaboradores de una política que nos ha llevado hasta aquí". Asimismo, el 'popular' ha calificado de "sorprendente" que los dirigentes del PSOE "inducen a las movilizaciones", apostillando que no sabe "cómo no se sonrojan".

En esta línea, ha acusado a los socialistas de "comportarse como un pollo sin cabeza", considerando que es eso lo que les lleva a decir que "hay que hacer lo mismo que hicieron ellos cuando estaban en el Gobierno, que es lo que nos trajo hasta aquí". Precisamente por eso, "estamos intentando corregir la situación", reconociendo que "está resultando más doloroso de lo que nosotros pensábamos".

Por ello, ha querido felicitar al PP de Cádiz por la iniciativa "muy positiva" que va a poner en marcha, y que "queremos exportar a nivel nacional", para explicar a los ciudadanos las medidas que está aplicando el Gobierno, que son "para resolver los problemas de la ciudadanía" y que se adoptan pensando en ellos y el futuro de sus hijos.

Finalmente, ha reflexionado que se puede tener un Gobierno que "prometa brotes verdes", un Gobierno que "mire para otro lado", o un Gobierno que, "con determinación, coja el toro de la crisis por los cuernos" y tome las medidas que sean necesaria, "gusten más o gusten menos", porque "estamos aquí para cumplir nuestro compromiso electoral, que es sacar a España de la crisis y crear empleo".