La Fiscalía pide 29 años de prisión para Bolinaga por asesinar a un guardia civil en 1986

Iosu Uribetxeberria Bolinaga
Iosu Uribetxeberria Bolinaga |Telemadrid

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha solicitado 29 años de prisión para el miembro de la banda terrorista ETA Josu Uribetxeberria Bolinaga al que acusa de asesinar, el 8 de junio de 1986, al agente de la Guardia Civil Antonio Ramos Ramírez en la localidad guipuzcoana de Mondragón, junto a otros dos etarras Javier Ugarte Villar y José Luis Erostegui.

En un escrito hecho público este martes, el Ministerio Público acusa a los tres miembros del comando 'Belotxa' de delitos de atentado terrorista. Indica que Bolinaga fue "el autor material" del asesinato y el encargado de efectuar los disparos que acabaron con la vida del agente.

Bolinaga abrió fuego contra el agente asesinado cuando éste se introducía en el coche junto a su compañera, indica el fiscal. El miembro de ETA había esperado oculto en el interior del vehículo que los dos miembros del instituto armado abandonaran un bar en el que habían cenado, precisó el juez Ismael Moreno en el auto en el que ordenaba el procesamiento de los tres miembros de ETA.

El Ministerio Público pide, además, una indemnización de medio millón de euros para los herederos de Antonio Ramos y 200.000 para su hijo, que padece un trastorno límite de la personalidad que guarda relación "con la experiencia traumática vivida por el asesinato de su padre". Se le ha dictaminado un porcentaje de discapacidad de entre el 45 y el 59 por ciento.

El escrito de acusación provisional describe que los miembros del comando recibieron la orden de la dirección de la organización terrorista de cometer atentados contra miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad.

En una etapa posterior, el comando se dedicaría a la creación de una infraestructura para llevar a cabo secuestros por parte de ETA. Fueron detenidos el 1 de julio de 1997 en la operación de la Guardia Civil que acabó con el secuestro del funcionario de prisiones Ortega Lara, hechos por los que ya han sido condenados.

Los tres acusados, vigilaron al agente de la Guardia Civil y emplearon en el atentado una pistola Browning que ya habían utilizado en otro atentado contra un agente asesinado meses antes.

DICTO PRISION DOMICILIARIA

El juez Moreno ordenó el ingreso en prisión domiciliaria de Bolinaga por esta causa el pasado mes de abril tras tomarle declaración a través de videoconferencia. Su decisión fue revocada después por la Sección Segunda de la Sala de lo Penal, que consideró se trataba de "una medida innecesaria y desproporcionada".

Antes de su puesta en prisión domiciliaria Bolinaga llevaba 581 en libertad condicional por enfermedad, a consecuencia del cáncer que padece. Esta situación fue concedida por el juez de Vigilancia Penitenciaria, José Luis Castro, el 30 de agosto de 2012 y confirmada por la Sala de lo Penal el 12 de septiembre de ese año.