La Fiscalía podría pedir entre 10 y 19 años de cárcel para Urdangarin

La Fiscalía Anticorrupción podría solicitar una pena de prisión para Iñaki Urdangarin en el caso Nóos, cuando elabore su escrito de acusación, de entre diez y diecinueve años por los delitos de malversación, prevaricación, falsedad documental, fraude a la Administración y dos delitos fiscales.

Diez años de prisión sería la pena mínima que reflejaría el escrito de acusación en el caso de que contemple los tipos más reducidos por cada uno de los seis delitos por los que sería acusado el duque de Palma, y diecinueve la máxima, han informado a Efe fuentes jurídicas.

La fijación de las penas que solicitará la Fiscalía depende también de si alguno de los ahora imputados deposita dinero para compensar el posible daño causado a las arcas públicas antes de que se formule el escrito de acusación, un hecho que podría ser considerado atenuante y que la condena pedida fuera menor.

Tras la declaración de la infanta Cristina como imputada el pasado sábado, la instrucción del caso se encuentra en su recta final a falta tan solo de algunas decisiones que debe adoptar el juez instructor, José Castro, sobre nuevas declaraciones de testigos solicitadas por el exsocio de Urdangarín, Diego Torres.

Una vez resuelva esa cuestión, el magistrado previsiblemente dictará el auto de transformación a procedimiento abreviado, en el que discriminará quiénes continuarán imputados y quiénes no.

Posteriormente, la Fiscalía Anticorrupción dictará el escrito de acusación en el que concretará acusados, delitos y penas que solicitará para cada uno de ellos.

En el caso de la infanta Cristina, para quien la Fiscalía Anticorrupción podría solicitar que pague en torno a 600.000 euros en concepto de responsabilidad civil a título lucrativo, esta petición tampoco llegaría a formularse en el escrito de acusación si su defensa consignara una cantidad previamente.

La cuantía a reclamar a la infanta sería la de los gastos particulares que realizó ella, del 50 % percibido por la empresa Aizoon de los fondos públicos presuntamente malversados por el Instituto Nóos entre 2003 y 2007.

Para el otro principal imputado en el caso Nóos junto a Urdangarin, su exsocio Diego Torres, se le acusaría por los mismos delitos que al duque de Palma salvo el fraude fiscal, por lo que la pena oscilaría entre seis y catorce años.

Otros imputados que previsiblemente serán acusados son el responsable contable y financiero del Instituto Nóos, Marco Antonio Tejeiro, y el secretario y gestor jurídico de la entidad Miguel Tejeiro.

La imputación de la mujer de Torres, Ana María Tejeiro, y del secretario de las infantas, Carlos García Revenga, (responsable de recursos humanos del instituto y tesorero, respectivamente) podría ser sobreseída.

Por los fondos públicos presuntamente desviados desde Baleares, para el expresidente Jaume Matas la Fiscalía podría solicitar entre 4 y 8 años por malversación, además de inhabilitación por prevaricación, y hay también otros exaltos cargos del Govern balear que por el momento siguen imputados en la causa.

La Fiscalía Anticorrupción también deberá decidir si acusa y solicita condenas para varios altos cargos de Valencia imputados por los fondos concedidos a Nóos por la organización de las cumbres Valencia Summit y la candidatura a los juegos europeos.

En la misma situación figuran tres altos cargos de la Fundación Madrid 2016, por un contrato de prestación de servicios de lobby de apoyo a la candidatura olímpica que fue articulado como donaciones a la Fundación Deporte, Cultura de Integración Social (Fdcis), considerada sucesora de Nóos.

VIDEO DE LA INFANTA ANTE EL JUEZ

El decano del partido judicial de Palma, Francisco Martínez Espinosa, ha anunciado la apertura de diligencias previas contra la persona que filtrase una fotografía y un vídeo grabado durante la declaración, el pasado sábado, de la Infanta Cristina, si bien ha manifestado que por el momento se está investigando el origen de ambos.

Así lo ha señalado este lunes, a su llegada pasadas las 9:00 horas a los Juzgados de Via Alemania, donde ha manifestado que de incoarse estas investigaciones no sabe si irían a cargo del propio juez instructor del caso Nóos, José Castro, o se deduciría testimonio de ello en el juzgado de guardia.

El decano ha atribuído lo sucedido a un fallo del sistema por cuanto la persona en cuestión logró acceder al edificio judicial con un dispositivo que permitiera la grabación. "No estoy preocupado, pero sí en cierta medida indignado por quien llevó a cabo esta práctica, quien desmerece radicalmente lo que hizo. Debe pagar las consecuencias legales por ello", ha incidido.

Martínez Espinosa ha apuntado que el aparato con el que se registraron las grabaciones debió de ser un dispositivo de pequeño tamaño, puesto que "hoy en día hay medios tecnológicos de reducida dimensión" que así lo permiten, aunque ha asegurado desconocer los "pormenores" de cómo se realizó esta conducta.

Asimismo, ha apuntado que hasta el momento no tiene constancia de queja alguna que se haya presentado por este motivo. Al margen de ello, ha recalcado que la declaración discurrió con "absoluta normalidad" y con una "correcta organización", aparte "de esta incidencia, que lamento, evidentemente".

Precisamente, el juez Castro dio este domingo una orden verbal al jefe superior de la Policía Nacional en Baleares a fin de que abra una investigación inmediata para averiguar el origen de la imagen publicada ayer por el diario El Mundo que se tomó dentro de la sala de vistas en la que este sábado declaraba como imputada la Duquesa de Palma.

Cabe recordar que el magistrado había dictado anteriormente un auto en el que se prohibía expresamente la grabación de imágenes en el interior, requisándose cualquier aparato electrónico que así lo permitiera a las personas que iban a asistir a la comparecencia.

AL JUEZ CASTRO LE PARECE "INCALIFICABLE" LA GRABACIÓN DE LA DECLARACIÓN DE INFANTA

El juez que instruye el caso Nóos, José Castro, ha asegurado que la grabación de un vídeo en el interior de la sala durante la declaración de la infanta Cristina el pasado sábado en los juzgados de Palma le parece "algo incalificable".

Castro ha afirmado, en declaraciones a los medios a su llegada a las dependencias judiciales, que tiene "sospechas" de quién pudo ser el autor de dicha grabación, pero que no puede revelar nada al respecto. "Sí tenemos alguna (sospecha), pero no se la puedo desvelar, claro", ha afirmado.

El diario El Mundo ha colgado en su edición digital un vídeo de algo más de cinco minutos de la declaración de la infanta Cristina ante el juez Castro, quien ordenó a la Policía que investigue quién había tomado la foto que publicó ayer este mismo diario en su portada. "Me parece algo incalificable", ha dicho Castro acerca de dicha grabación por parte de alguna de las 40 personas que asistieron a la declaración de la infanta.