La Fiscalía afirma que ETA mantiene "engrasada" su maquinaria y podría actuar en cualquier momento

La Fiscalía cree que, pese a su anuncio de alto el fuego, ETA mantiene "engrasada" su maquinaria terrorista y podría actuar si su estrategia no surte "los efectos deseados", al tiempo que alerta de la "alta probabilidad" de atentados islamistas contra intereses españoles en el exterior. Así lo dice el capítulo dedicado al terrorismo en la Memoria de la Fiscalía General del Estado, dada a conocer hoy y en la que se asegura que la "circunstancia determinante" para que ETA declarara en septiembre de 2010 el cese de sus "acciones armadas ofensivas" fue la de permitir la participación de la izquierda abertzale en las elecciones del pasado 22 de mayo.

La banda, sin embargo, "ha venido condicionando la vigencia del anunciado cese de su actividad criminal a la superación del denominado 'conflicto vasco'" mediante un procedimiento -que implica la negociación con el Estado- y con unos resultados ya prefijados, asumiendo ella misma "una función de garante de ese proceso" y manteniendo intacta su estructura militar, logística y política. Es por ello que la Fiscalía recuerda que aunque la inactividad de ETA puede hacer pensar que el grado de amenaza que representa es reducido, "sigue disponiendo de comandos en territorio español y francés que pueden actuar en cualquier momento en función de que su estrategia no surta los efectos deseados".

MATERIAL INCAUTADO

Entre los indicios que hacen sospechar al Ministerio Público de las intenciones de la banda están la detención el pasado mes de marzo de cuatro miembros del comando Otazua -que guardaban más de 200 kilos de explosivo- y el robo en diciembre de 2010 de material "susceptible de ser utilizado en la falsificación de documentaciones" en una empresa francesa. El fiscal enmarca esta última acción en "la situación de debilidad operativa y estructural que acompaña a ETA en los últimos tiempos", que ha convertido los "procesos de remodelación estructural y operativa en necesidades vitales para su subsistencia".

Por último, la Fiscalía no da valor alguno al calificativo de "general" con el que ETA adornó el pasado 10 de enero su anuncio de alto el fuego, ya que hay informes de las Fuerzas de Seguridad que dicen que el término "permite diversas interpretaciones y se emplea en un contexto de calculada ambigüedad".

SORTU NO DEBE LEGALIZARSE

El fiscal general del Estado sostiene que el partido de la izquierda abertzale Sortu "no debe legalizarse" mientras que en "el telón de fondo de su presencia política persista la terca y desafiante sombra de ETA" y recordando que el Ministerio Público agotó todas las posibilidades legales para evitar que Bildu estuviera presente en las instituciones.

"ALTA PROBABILIDAD" DE ATENTADOS ISLAMISTAS

Sobre el terrorismo islamista, la Memoria destaca la "alta probabilidad de ataques contra intereses españoles en el exterior, sobre todo en el área afgano-paquistaní, territorio en el que podrían dirigirse contra las tropas españolas en Afganistán e intereses particulares y/o diplomáticos en Pakistán".También existe riesgo "en el norte de África, donde podría incidir en intereses turísticos y/o diplomáticos, en el Oriente Medio, afectando a las tropas españolas desplegadas en Líbano y en la Península Arábiga".

La Fiscalía dice también que aunque "no se dispone de informaciones concretas que indiquen la inminente comisión de atentados terroristas (islamistas) en España", hay varios factores que hacen que el riesgo siga siendo elevado. Entre ellos cita los comunicados de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) que "mencionan expresamente a España como uno de sus objetivos", la continua labor policial y judicial contra el terrorismo islamista, la numerosa "comunidad penitenciaria" relacionada con el yihadismo y la presencia de tropas españolas en Afganistán y Líbano.

La Memoria certifica la inactividad de los GRAPO y advierte del aumento de las acciones del independentismo radical gallego bajo las siglas "Resistencia Galega".

LOS DELITOS BAJARON CASI UN 6 % EN 2010, SOBRE TODO LOS HURTOS Y ROBOS

Los procedimientos por delitos abiertos en 2010 bajaron un 5,82 por ciento en 2010 respecto al año anterior, según la Memoria de la Fiscalía General del Estado, que resalta sobre todo el descenso de los hurtos y robos con violencia y el aumento de la "delincuencia de cuello blanco".Las causas por delito incoadas en 2010 fueron 4.472.042, es decir 276.871 menos de las registradas el año anterior, una "significativa disminución" que, a juicio de la Fiscalía, apunta a una tendencia descendente de la criminalidad.

Por provincias, las diligencias incoadas descendieron en 34, entre ellas Madrid, Barcelona, Valencia o Sevilla, y aumentaron en otras 16, como Cantabria, Islas Baleares o Murcia. En esa bajada global la novedad más destacable la protagonizaron en 2010 los procedimientos por hurtos, que se redujeron casi un 13 por ciento respecto a 2009, y de robo con fuerza en las cosas, con un descenso del 14,90 por ciento, que llega al 20,89 en el caso de los robos con violencia o intimidación.