Fernández Díaz ofrece un pacto de Estado al PSOE sobre inmigración

El titular del Interior, Jorge Fernández Díaz, aseguró en el Congreso que, con el fin de que el PSOE negocie un "pacto de Estado" sobre inmigración, dará más datos en sede parlamentaria sobre las muertes de inmigrantes el 6 de febrero en la playa ceutí del Tarajal.

El ministro dijo que la aportación de esta nueva información está supeditada a que lo autorice la juez que lleva el caso. Fernández Díaz hizo este anuncio en una interpelación en el Congreso planteada por el PSOE, cuyo portavoz de Interior, Antonio Trevín, requirió al Gobierno sobre si está dispuesto a dar toda la información disponible sobre las muertes del 6 de febrero en la frontera ceutí.

En este sentido, el ministro aseguró que, aunque cree que ya dio sobradas explicaciones sobre lo ocurrido en la playa del Tarajal, está dispuesto a aportar todos los documentos y grabaciones disponibles si los socialistas lo plantean como "condición previa" para negociar un "pacto de Estado" sobre inmigración.

Por este motivo, el ministro dijo que si lo autoriza la jueza que investiga las muertes en Ceuta del 6 de febrero, comparecerá en la Comisión de Interior del Congreso "con carácter inmediato" para aportar toda la documentación que se ha requerido al Ejecutivo dentro de la propia investigación judicial.

SIN "PARIPÉ"

Entre esta documentación que Fernández Díaz dijo que está dispuesto a llevar a sede parlamentaria, tras previa autorización judicial, están, entre otras cosas, las comunicaciones internas de los guardias civiles que intervinieron el 6 de febrero en Ceuta; otros informes de Interior; y el manual de actuación de los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS) de la Benemérita, que son los que intervinieron en la playa del Tarajal.

El titular de Interior destacó que está dispuesto a facilitar al Congreso esta información porque es "absolutamente indispensable" que el Gobierno y el PSOE alcancen un "pacto de Estado" de inmigración, que podría extenderse al resto de grupos políticos.

En todo caso, Fernández Díaz insistió en que, a diferencia de lo que sostienen los socialistas, ni el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, ni el delegado del Gobierno en Ceuta, Francisco Antonio González, mintieron sobre lo ocurrido el 6 de febrero, sino que fueron dando la información de la que disponían en ese momento.

A su vez, Trevín dijo que su partido está dispuesto a acordar con el Ejecutivo una "política de Estado" sobre inmigración, pero pidió como condición que se diese toda la información sobre el incidente de Ceuta en la Comisión de Interior del Congreso. Añadió que no aceptarán que este esclarecimiento total del incidente de la playa del Tarajal se convierta en un "paripé" ni que se intente "echar tierra" sobre el asunto.

350 MENORES INTERCEPTADOS EN MELILLA INTENTANDO ENTRAR COMO POLIZONES

Por otra parte, la Guardia Civil de Melilla ha localizado en lo que va de año a 350 menores extranjeros no acompañados escondidos en las inmediaciones del puerto de la ciudad autónoma con intención de subir a algunos de los barcos que conectan Melilla con la península para llegar a Europa como polizones.

En una nota de prensa, la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla ha informado de que la mayoría de los 350 menores interceptados tienen edades comprendidas entre 14 y 17 años y prácticamente todos son de nacionalidad marroquí, que pasan a Melilla burlando los controles de seguridad de los pasos fronterizos.

La Guardia Civil tiene activado un plan de actuación permanente para localizar a estos menores en las escolleras del puerto, en su interior, y en los reconocimientos de los vehículos previos a los embarques de los buques, con el objetivo "primordial" de velar por su integridad física dado el riesgo que corren en los escondites que eligen.

Algunos de los 350 interceptados han sido localizados por la Guardia Civil "en situaciones muy comprometidas y peligrosas", ya que "con ese deseo de acceder a los buques a toda costa, no reparan en las consecuencias de sus acciones realizadas de forma negligente y con temeridad".

Los agentes han llegado a auxiliar y rescatar a personas ocultas entre los bloques de chatarra de vehículos compactados, bajo el peso de chatarra suelta, en el interior de cubetas de cemento y en las transmisiones de vehículos, entre otros muchos lugares, que "ponen en serio riesgo su integridad física".

Este plan de la Guardia Civil, que también tiene como finalidad evitar la inmigración irregular hacia la península, ha interceptado también a menores entre 10 y 13 años, aunque éstos en un "mínimo porcentaje".

Ocho de los 350 menores inmigrantes que han sido interceptados en estos casi dos meses y medio de 2014 han requerido primeros auxilios y posterior atención médica, aunque todos están bien y solo uno tuvo lesiones leves, aunque su estado de salud es bueno y sin complicaciones.

Cuando la Guardia Civil rescata a menores extranjeros no acompañados en el marco de este plan, los pone a disposición de la Consejería de Bienestar Social de Melilla, en función del protocolo de actuación, con conocimiento de la Fiscalía de Menores.