Felipe VI homenajea al Rey Juan Carlos por su "servicio leal a España"

La ceremonia de la Pascua Militar se ha convertido en un homenaje a la figura del Rey Juan Carlos, a quien Felipe VI ha felicitado por su 80 cumpleaños y le ha expresado su agradecimiento por "tantos años de servicio leal a España" y por el "ejemplo" que ha representado a la sociedad.

El solemne acto castrense celebrado en el Palacio Real ha dejado la foto de los cuatro Reyes, al contar también con doña Letizia y doña Sofía, una imagen poco habitual desde el relevo en la Corona en junio de 2014.

Un días después del cumpleaños del anterior jefe del Estado, que celebró en el Palacio de la Zarzuela con una multitudinaria comida familiar, Felipe VI aprovechó la Pascua Militar para rendir tributo a su padre, al que se ha referido como "antiguo capitán general".

"Felicidades, Majestad, y gracias, también, por tantos años de servicio leal a España, por tu ejemplo vistiendo con honor el uniforme y siempre velando por la excelencia y el compromiso de nuestras Fuerzas Armadas con nuestra democracia, nuestra libertad y nuestra seguridad", ha subrayado el Rey.

Los cuatro Reyes han estado juntos durante toda la ceremonia, que ha quedado algo deslucida por la lluvia al cancelarse la parada militar previa.

Felipe VI ha vestido el uniforme de gala de la Armada, mientras que su padre, apoyado en el bastón que usa desde hace meses, ha lucido el del Ejército de Tierra.

Tras el besamanos, el acto ha proseguido en el Salón del Trono, donde los cuatro Reyes han estado sentados por deferencia a don Juan Carlos.

Felipe VI ha querido también felicitar por adelantado a su madre, que cumplirá 80 años en noviembre, y de la que ha elogiado el "cariño y cercanía demostrado siempre hacia la gran familia militar".

El acto castrense ha sido el primero de los homenajes previstos este año a don Juan Carlos I y doña Sofía.

Han acudido el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, los ministros de Defensa, María Dolores de Cospedal, y de Interior, Juan Ignacio Zoido, así como los principales mandos de los tres Ejércitos y de la Guardia Civil.

Cospedal se ha sumado al reconocimiento a don Juan Carlos, a quien ha atribuido el liderazgo en la construcción de "la España moderna y democrática desde los pilares de la reconciliación, la convivencia y la concordia".

Don Felipe se ha referido a la Constitución como "el gran pacto de convivencia entre los españoles sobre el que se asientan los derechos y libertades y el progreso económico y social" del país.

Para Felipe VI, la seguridad y la defensa nacional "son una tarea de todos que requiere del conocimiento mutuo" entre los ciudadanos y militares y ha defendido que las Fuerzas Armadas (FAS) mejoren sus medios para hacer frente a las nuevas amenazas.

Ante la incertidumbre del escenario internacional, el jefe del Estado ha considerado preciso "un esfuerzo constante, inteligente, eficaz y eficiente" del Ejército para encarar estos desafíos.

COSPEDAL DEFIENDE EQUIPARAR EL SALARIO DE LOS MILITARES AL DE LA POLICÍA

La ministra de Defensa ha defendido avanzar en la equiparación salarial de los militares con los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil, para lo que ha encargado un estudio "serio y riguroso" a los órganos competentes de su ministerio.

La reivindicación tiene lugar después de que Interior haya acordado equiparar los sueldos de las fuerzas y cuerpos de seguridad con otros cuerpos policiales autonómicos.

En su exposición sobre las prioridades para el nuevo curso, Cospedal ha considerado prioritario abordar un plan inversor para mejorar los medios de las FAS en un plazo de 15 años, para lo que ha pedido el consenso de los partidos de la oposición.

Otra idea en la que ha hecho hincapié ha sido la mejora de las condiciones de trabajo de los soldados y su conciliación familiar y facilitar alternativas profesionales a quienes se ven obligados a abandonar el Ejército.

Entre los nuevos retos de Defensa, Cospedal ha puesto el foco en la amenaza de las noticias falsas y de las campañas de injerencia, así como en el uso delictivo del ciberespacio.

Se trata, ha añadido, de "la consolidación de un nuevo campo de batalla en el que la influencia sobre la toma de decisiones" del pueblo español "es el objetivo de las acciones que en él se llevan a cabo".

"No debemos llamarnos a engaño: esas injerencias externas sólo pretenden desestabilizar los países y llevarlos a un clima más propicio para intereses geopolíticos y geoestratégicos que no son los propios de las naciones afectadas", ha advertido.

En ninguno de los dos discursos se ha citado de forma expresa a Cataluña, aunque la ministra ha hecho una referencia velada al asegurar que "no hay particularismo capaz" de quebrar la vocación de España de emprender los retos como una nación "cohesionada, abierta, vertebrada y plural".

También ha reiterado el compromiso "sin reservas de las Fuerzas Armadas con la unidad y el futuro de España".

En el acto de la Pascua Militar en Barcelona, el inspector general del Ejército de Tierra, teniente general Fernando Aznar, ha mostrado su confianza en que se "respete la legalidad" y se recuperen la "concordia y la cohesión social" en Cataluña tras lo ocurrido en 2017.