Feijóo:"Sería un problema llegar con el partido dividido en siete"

Feijóo:"Sería un problema llegar con el partido dividido en siete"

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez-Feijóo, confía en que "habrá una selección natural" y serán dos o tres los candidatos a sustituir a Mariano Rajoy que lleguen al congreso del PP que se celebrará los días 20 y 21 de julio: "Sería un problema para nosotros llegar con el partido dividido en siete", ha afirmado.

En declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, Feijóo ha incidido en que prefiere que los aspirantes sean menos. "Creo que va a haber una selección natural cuando los votantes acudan a la urna. Ahí va a haber una selección natural y serán dos o tres como máximo y los compromisarios tendrán que decidir, si es que previamente no pactan (entre ellos)", ha comentado.

Conforme ha explicado, cuando se eligió sucesor a Manuel Fraga como presidente del PP gallego, eran cuatro los candidatos pero a la recta final sólo llegó una lista. "En la primera vuelta pasamos dos y en el momento del congreso yo me puse de acuerdo con el otro compañero y formamos una candidatura de unidad. Creo que ahora será similar", ha afirmado.

TIENE CLARO SU APOYO

Feijóo ha rehusado pronunciarse sobre favoritos y dice que si bien, "probablemente" tenga ya claro a quién dará su aval, prefiere "esperar a que termine la campaña" para posicionarse en público. "Mientras nuestros compañeros en toda España no voten, no creo que debamos, al menos yo, tomar una posición", ha señalado, para añadir después en declaraciones a COPE recogidas por Europa Press: "No creo que sea bueno para el partido que dirigentes empiecen a decir lo que piensan para condicionarlo".

Según ha afirmado "tres aspirantes" se han puesto en contacto con él y aunque en principio no ha querido dar sus nombres, en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press ha concretado después que ha tenido conversaciones con Soraya Sáenz de Santamaría, María Dolores de Cospedal y Pablo Casado, quienes le habrían "pedido o sugerido" su apoyo. Sobre Cospedal, ha dicho que le agradece "mucho" que durante el tiempo que estuvo sopesando "la posibilidad de dar el paso" le llamase para decirle que si lo daba le "apoyaría de forma clara y rotunda". "Yo eso no lo puedo olvidar, obviamente, pero en este momento las urnas están abiertas".

En cuanto a Casado y los 5.000 avales para su candidatura que presentó este miércoles en la sede de Génova, Feijóo ha afirmado que la cantidad "no es determinante". "3.000, 4.000 o 5.000 avales en el conjunto de personas con derecho a voto en el partido no es un porcentaje importante, aunque sin duda significa que hay 5.000 compañeros que han avalado a Pablo".

A renglón seguido, ha llamado a tener en cuenta que además de elegir presidente del partido, los afiliados estarán eligiendo candidato a la presidencia del Gobierno y deben "valorar" esa posibilidad. "El PP tiene una serie de comunidades autónomas, pocas lamentablemente, y la clave es reforzar el partido, que es lo que tenemos. Tenemos que hacer un partido fuerte y que vuelva a conectar con los millones de votos que tuvimos en 2011", ha añadido.

LOS GALLEGOS NO LO HABRIAN ENTENDIDO

En cuanto al paso atrás que dio cuando, contra todo pronóstico, decidió no postularse, Feijóo ha incidido en que se debe a los gallegos, que "no habrían entendido" que su presidente, comprometido en 2016 a agotar la legislatura, dimitiera "en una semana". "Cumplir la palabra dada no cotiza al alza, pero para mi sí", ha sentenciado.

Descarta que tenga que ver su decisión con la posibilidad de que aflore algún capítulo polémico de su vida. "Evidentemente, si tuviese miedo a eso sería muy difícil ser presidente de una comunidad autónoma. Las cosas que han salido de mí las conocen todas y han salido antes de ser presidente y con los aciertos y los errores, han confiado en mi", ha apostillado.

Según ha explicado en COPE, "es absolutamente incompatible" ser el presidente del PP a nivel nacional con ser el presidente del PP gallego y la Xunta y dice que lo que le "sienta peor" es que se "subestima la importancia de Galicia" cuando se vierten ese tipo de comentarios.

En todo caso, ha reconocido que si se le hubiera brindado la ocasión de concurrir a la presidencia del PP en 2020, se habría puesto "a disposición del partido". "Si esta posibilidad se produce en el año 20, soy político, me gusta la política y el mayor honor que puedo tener como militante del PP es presidir el PP en España, pero esto no ocurrió en el año 20", ha apostillado.

"Estaba siendo consciente de que estaba decepcionando a muchísima gente", ha dicho en declaraciones a la SER recogidas por Europa Press, "pero no se pueden ver dos películas a la vez, ni escuchar dos canciones a la vez ni estar en dos sitios a la vez". "Galicia me ha dado todo lo que soy en política", ha destacado.