Fallecen cuatro niños de entre 3 y 12 años en un incendio en El Vendrell

Cuatro niños de 3, 5, 8 y 12 años de edad, al parecer hermanos, han fallecido esta noche a consecuencia de un incendio que se ha declarado en un piso en El Vendrell (Tarragona), en el que también se han producido cinco heridos de diversa consideración.

Según han informado los Bomberos de la Generalitat, el incendio se declaró hacia las 23:40 horas de ayer en un piso situado en un edificio de la calle del Mig número 3 de El Vendrell, donde se han localizado los cuerpos sin vida de los cuatro menores.

De entre los cinco heridos, el más grave es un hombre de 51 años que ha sido trasladado en ambulancia hasta el hospital de la Vall d'Hebron de Barcelona. A las 00.37 horas los Bomberos han dado por apagado el incendio, que ha destruido el piso siniestrado, de tres habitaciones y unos 60 metros cuadrados, en el que residían las víctimas mortales y los heridos, miembros de una misma familia.

La vivienda afectada se halla en la última planta de un edificio de cuatro plantas, con 4 viviendas en cada una de ellas. Los Bomberos han desplazado hasta el lugar del siniestro siete dotaciones y, al llegar, han comprobado que el fuego estaba completamente desatado y afectaba a una vivienda de la cuarta planta del inmueble.

El jefe de los Bomberos de Tarragona, Bienvenido Aguado, ha explicado que "hemos podido rescatar a la madre y a un niño, pero no hemos podido hacer nada por los fallecidos". Además del herido de carácter grave trasladado al hospital barcelonés, las otra cuatro personas rescatadas, de carácter menos grave, han sido derivadas al hospital de El Vendrell.

El resto de vecinos del inmueble habían sido desalojados como medida preventiva y ya han comenzado a volver a sus domicilios, según informan los Bomberos en su página web. Protección Civil de El Vendrell ha activado un centro de acogida provisional para estos vecinos.También se han desplazado hasta el lugar un equipo de psicólogos para dar apoyo psicológico a los familiares de las víctimas.

LA FAMILIA ARRASTRABA DIFICULTADES ECONÓMICAS

La familia "arrastraba dificultades" económicas, ha explicado el conseller de Interior, Ramon Espadaler, en declaraciones a la prensa. El conseller de Interior ha informado de que el padre sufre quemaduras de segundo grado en el 11 % del cuerpo y que se encuentra en la Unidad de Grandes Quemados del hospital barcelonés.

Ramon Espadaler ha señalado que la familia, de origen magrebí, "arrastraba dificultades" económicas, aunque ha evitado confirmar que sus miembros hubieran vuelto a ocupar el piso donde vivían tras ser desahuciados, como han señalado algunos vecinos, porque "todo es muy reciente".

La policía científica y los bomberos trabajan para determinar las circunstancias del incendio, que se declaró a las 23.26 horas de ayer y se dio por controlado a las 00.37 horas de hoy.

Espadaler no ha concretado en qué punto de la vivienda se inició el fuego, si bien ha señalado que los técnicos ya se han puesto en contacto con la compañía eléctrica para requerirles un informe, aunque ha pedido que "no se especule" con las causas del incendio hasta que concluya la investigación.

El piso siniestrado se halla en el número 4 de la calle del Mig del barrio de los Pisos Planes de El Vendrell, un núcleo de apenas tres calles con un alto índice de población inmigrante y muy castigado por el paro.

La vivienda afectada, de unos 60 metros cuadrados, se halla en la última planta de un edificio de cuatro plantas, con 4 viviendas en cada una de ellas.

LA FAMILIA AFECTADA YA SUFRIÓ OTRO INCENDIO EN SU NEGOCIO HACE CUATRO AÑOS

La familia que ha perdido a cuatro hijos menores tras el incendio de su vivienda en El Vendrell ya había sufrido otro incendio en su negocio hace cuatro años, según ha explicado el jefe de Servicios Sociales de este municipio, Josep Miquel Beltran.

Beltran ha relatado que la familia poseía una carnicería en las inmediaciones de la N-340 que ardió en el año 2010, un siniestro que les "empobreció", y desde esa fecha tuvo que acudir a los servicios sociales de El Vendrell por la grave situación económica que sufría.

"Nos pidieron que les tramitáramos la prestación de la renta mínima de inserción -Pirmi-, para lo que se les requirió documentación que la familia presentó incompleta", ha proseguido. "Al tener muchos menores a su cargo, derivamos su caso a Barcelona y allí también se lo denegaron porque faltaba documentación", ha continuado Beltran.

Los Servicios Sociales de El Vendrell le perdieron el rastro hasta el 25 de octubre del 2011, cuando el hijo mayor les comunicó que habían perdido un juicio con una entidad bancaria, y que dejaban la vivienda, situada en el cuarto piso del número 4 de la calle del Mig, en el barrio de Pisos Planes, y que se trasladaban a vivir al municipio vecino de Santa Oliva, según ha relatado Josep Miquel Beltran.

Esta nueva vivienda estaba situada en la urbanización de Sant Jordi de Santa Oliva, limítrofe con El Vendrell, por lo que al haber acuerdos intermunicipales, los hijos de la familia siguieron acudiendo al colegio Teresina Martorell de El Vendrell.

La última noticia del ayuntamiento sobre esta familia data del 7 de noviembre de 2011, cuando se dieron de baja del padrón municipal, si bien, según Beltran, los atendían los servicios sociales del Consell Comarcal del Baix Penedès.

No obstante, Beltran ha añadido que desconocían si habían vuelto a ocupar la vivienda ahora calcinada, como han señalado algunos vecinos.