Expertos alertan del aumento de dolencias de espalda en niños con la vuelta al cole

En España, a los 15 años, más del 50 por ciento de los niños de 15 años y casi el 70 por ciento de las niñas de la misma edad ha padecido alguna vez en su vida dolor de espalda, estos problemas vienen ocasionados con acciones y actividades muy relacionadas con el inicio del curso escolar como es el excesivo peso del material escolar, la manera de transportarlo, un mobiliario escolarinadecuado y la práctica de deporte a nivel competitivo, se asocian a un mayor riesgo de padecer esas dolencias.

Por todo ello, nuevamente la Organización Médica Colegial (OMC) y la Fundación Kovacs han puesto marcha una nueva campaña de promoción de la salud pública para prevenir dolencias de espalda y reducir el impacto de sus consecuencias, que este año se centra en la importancia del ejercicio físico en la infancia.

La incidencia de estas dolencias aumenta a partir de los 10 años, además estudios recientes han demostrado que tener dolor de espalda en la infancia aumenta el riesgo de sufrirlo de manera crónica al ser adulto y padecer limitaciones durante el resto de la vida.

Por este motivo, "hay que empezar a trabajar con los escolares, hay que tomárselo en serio e insistir más, y, sobre todo, buscar soluciones educativas", ha explicado el presidente del Consejo General de Colegios de Médicos (CGCOM), el doctor Juan José Rodríguez Sendín.

De todas las medidas preventivas, la más importante es fomentar la actividad física desde la infancia, ya que "un niño no es una babosa", ha recordado el doctor Francisco M. Kovacs, presidente de la Fundación Kovacs, para quien "hacer cualquier actividad física es mucho mejor que no hacer nada" y, en este caso, "no debe haber excusas para los vagos".

Y es que hay que tener en cuenta que el sedentarismo dificulta el desarrollo óseo normal de la columna vertebral, conlleva la pérdida de fuerza y resistencia muscular y hace que la espalda sea más vulnerable al exceso de carga.

MENOS PESO Y REPOSO

Las otras medidas que se deben de tener en cuenta ya que facilitarán que se reduzca el dolor de espalda, y que se encuentra incluidas dentro del decálogo realizado para la campaña, se encuentra la de reducir la carga de las mochilas o que, al menos, el peso que el niño transporte no exceda el 10 por ciento de su peso corporal.

En este caso lo "ideal", según Kovacs sería la instalación de taquillas en los colegios o fraccionado en varios volúmenes los libros de texto, medida está que ya ha comenzado a realizarse desde algunas editoriales.

Asimismo, cabe señalar que una intervención tan sencilla relacionada con el mobiliario escolar, como sustituir las sillas por modelos de altura regulable y con ruedas, permite a los escolares adoptar la postura correcta y reducir de este modo la carga que soportan sus discos intervertebrales. "Un mobiliario que no se pueda adaptar aumenta la frecuencia de los dolores de espalada", ha señalado.