Ex presos de ETA piden "el derecho a decidir" para solucionar el conflicto

Los expresos de ETA liberados tras la derogación de la doctrina Parot han advertido hoy al Gobierno de que la solución del "conflicto" en Euskadi pasa por una "solución integral" que incluya el reconocimiento del "derecho a decidir del pueblo vasco" y la salida de los reclusos que siguen en prisión.

Los más de 60 excarcelados y varios miembros del grupo de mediadores con los presos de ETA han leído dos comunicados en el acto celebrado en el Kafe Antzoki de Durango, el antiguo matadero de la localidad vizcaína, en el que no se han permitido preguntas.

La comparecencia ha sido autorizada por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz media hora antes de su comienzo, después de que las asociaciones de víctimas del terrorismo pidieran prohibirlo.

El encargado de leer el texto de los excarcelados en castellano ha sido José Antonio López Ruiz, Kubati, uno de los más sanguinarios de ETA, condenado a 1.210 años de cárcel, de los que cumplió 26 años en prisión por 13 asesinatos, entre ellos, el de la dirigente etarra Dolores González Catarain, Yoyes, por rebelarse contra la banda y abogar por la reinserción.

"La solución del conflicto vendrá del desarrollo de un planteamiento integral. Atendiendo a la misma raíz política y eso debería concretar el derecho a decidir que tiene el pueblo vasco", ha dicho Kubati.

En el texto, se considera "urgente" solucionar el caso de los etarras que siguen en prisión, algunos con condenas que se podrían alargar hasta los 40 años.

Además de reivindicar el derecho a decidir, han exhortado al Gobierno central a modificar la política penitenciaria, acabar con la dispersión, "derogar toda medida de excepción y respetar todos los derechos" de los presos, ha asegurado Kubati en defensa de la amnistía.

Los expresos han dicho aceptar su "responsabilidad en lo relativo a las consecuencias del conflicto", si bien no han manifestado arrepentimiento ni han trasladado a ETA la necesidad del desarme y la disolución, y han asegurado haber sido víctimas de "las leyes y medidas de excepción".

Han hecho hincapié en que su compromiso es "total" con el nuevo escenario político abierto en Euskadi tras la renuncia de ETA a la violencia y la apuesta por el diálogo.

También han mostrado su "total conformidad" con el comunicado del pasado 28 de diciembre del Colectivo de Presos de ETA (EPPK), en el que los reclusos reconocían el "sufrimiento y daño multilateral" causado y aceptaban someterse a la legalidad penitenciaria para lograr excarcelaciones de forma "escalonada" e "individual".

El acto ha contado con la participación de más de 60 expresos de ETA que han acumulado cerca de 1.500 años de cárcel.

Además de Kubati, han estado históricos como Francisco Javier Martínez Izagirre, alias Javi de Usansolo, Juan Manuel Píriz, Jesús María Zabarte o Isidro María Garalde, Mamarru, integrante en su día de la cúpula de la banda.

También han asistido algunos miembros del colectivo de apoyo a los familiares de presos, Etxerat, y la abogada Arantza Zulueta, y no ha habido presencia de dirigentes de la izquierda abertzale.

Antes del texto de los excarcelados, se ha leído el comunicado del grupo de mediadores con el EPPK, en el que han negado que haya habido "impunidad" con los excarcelados cuando han sufrido "un castigo desmedido y añadido".

UN PERIODISTA LES RECLAMA QUE PIDAN PERDON

Al final de las intervenciones, un periodista de Intereconomía ha interpelado a los excarcelados si no iban a pedir perdón por sus asesinatos y dos miembros de la organización le han emplazado a abandonar el recinto sin atender a su requerimiento.

"¿No van a pedir perdón a las víctimas?", ha interpelado el periodista de Intereconomía Cake Minuesa al término de la comparecencia sin preguntas de los excarcelados, que ha cerrado José Antonio López Ruiz, Kubati, el etarra que mató a la dirigente 'rebelde' de la banda Yoyes.

El portavoz del grupo de mediadores con el Colectivo de Presos Políticos Vascos (EPPK), Estanis Etxaburu, quien ha introducido el acto, ha replicado al reportero: "Hemos dicho que no vamos a responder a ninguna pregunta y aquí termina la rueda de prensa".

"Algunos os arrepentiréis y querréis pedir perdón, ¿no? Tenemos las cámaras delante", ha proseguido el periodista entre los aplausos de algunas de las personas que estaban en el local.

Etxaburu ha eludido responderle y se ha limitado a decir: "Daremos una copia de todo lo que hemos dicho aquí".

REACCIONES POLITICAS

La parlamentaria vasca del PP Nerea Llanos ha calificado el acto de exreclusos de ETA celebrado este sábado en Durango de "autobombo" y ha advertido de que los participantes siguen siendo "terroristas" al no haber abjurado de ETA. Asimismo, ha remarcado que "no conseguirán nada del Gobierno" quien seguirá aplicando "la ley y el estado de derecho".

El PSE/EE, por su parte, ha afirmado que el pronunciamiento de los expresos de ETA "no añade nada a las posiciones ya conocidas" y la líder de UPyD, Rosa Díez, ha asegurado que consentir estos actos supone "indultar a los criminales y amnistiar toda su historia".

Tras celebrarse este acto, la Asociación de Víctimas del Terrorismo y Dignidad y Justicia lo han calificado de "humillación" y "bochorno", así como de la "mayor vergüenza ocurrida en España" y un ejemplo de "impunidad de ETA permitida por parte de la Audiencia Nacional".

LA AVT VE EN EL ACTO DE DURANGO "UNA INDECENCIA Y UNA VERGÜENZA" PARA TODA ESPAÑA

La presidenta de la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT), Ángeles Pedraza, considera que el acto de homenaje a los presos de ETA liberados tras la derogación de la doctrina Parot constituye "una indecencia y una vergüenza, no sólo para las víctimas sino para toda la sociedad y el Estado español".

En declaraciones a Servimedia, Pedraza lamentó que España se limite a tratar de dar en Europa una imagen de recuperación económica y renuncie a proyectarla en el ámbito de "la moral, la ética y la decencia", donde cree que "la estamos perdiendo".

"Es importante que estemos juntos en Europa dando la cara no sólo para salir de la crisis, sino también para no ver imágenes inedecentes como las que vamos a ver hoy" en el acto de Durango, puntualizó. En dicho homenaje, recalcó, no se verá sólo la foto de 63 asesinos libres, sino la de "309 de los nuestros que ya no están".

La presidenta de la AVT cree que la Fiscalía no ha actuado correctamente al solicitar al juez Santiago Pedraz que permita la celebración del acto, ya que el artículo 578 del Código Penal tipifica como delito la humillación a las víctimas "y no cabe mayor humillación" que este homenaje.

"No han hecho nada ni jueces ni fiscales, que últimamente se ponen siempre del lado de los terroristas, pero si no les hubieran dejado libres no tendría que haber actuado nadie", concluyó Pedraza, en una crítica velada al Gobierno por no haber puesto los medios para impedir la aplicación de la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que desautorizó la aplicación retroactiva de la doctrina Parot .