España y Marruecos cierran un acuerdo para sacar de la Isla de Tierra a los inmigrantes

Los Gobiernos de España y Marruecos han llegado un principio de acuerdo para sacar de la Isla de Tierra, un islote de soberanía española situado junto a Alhucemas, a los casi 90 inmigrantes subsaharianos que se han ido instalado en ese enclave desde el pasado 29 de agosto, informaron a Europa Press en fuentes gubernamentales.

Las fuentes citadas expresaron su agradecimiento especial al papel que ha jugado en este asunto el rey de Marruecos, Mohamed VI, quien ha intervenido para encontrar una solución al problema.

Por parte española han participado en las conversaciones para llegar a este principio de acuerdo los ministros del Interior y de Asuntos Exteriores y Cooperación, Jorge Fernández Díaz y José Manuel García-Margallo, quienes han estado en contacto con sus homólogos marroquíes.

También ha participado en los contactos el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Gonzalo de Benito, quien ha estado en contacto con el ministro delegado de Asuntos Exteriores, Youssef Amarani. Asimismo, el consul español en Tánger, Arturo Reig, también ha cooperado para la resolución del problema.

Las citadas fuentes no precisaron los términos del acuerdo, aunque sí indicaron que implican que los inmigrantes tendrán que abandonar el mencionado enclave español.

160 INMIGRANTES INTENTARON SALTAR LA VALLA DE MELILLA

Unos 160 inmigrantes subsaharianos han intentado hoy saltar la valla fronteriza que separa Melilla de Marruecos en dos nuevos asaltos en los han sido repelidos la mayoría de ellos, aunque entre cinco y diez personas han podido acceder a territorio español. Según han informado fuentes de la Delegación del Gobierno, el primer intento se ha producido en torno a las 3:30 horas en la zona del Río de Oro, y ha estado protagonizado por unos cien inmigrantes, que han sido neutralizados y repelidos hacia Marruecos.

Media hora más tarde, sobre las 4.00 de la madrugada, esta vez en la zona de Barrio Chino, otro grupo de unos sesenta subsaharianos ha llevado a cabo otro asalto a la valla y se estima que entre 5 y 10 inmigrantes han conseguido su objetivo. Estos dos nuevos asaltos se producen después de que ayer otro grupo de unos 60 inmigrantes protagonizara otro intento, también en la zona del Río de Oro.

Según han explicado fuentes policiales, los asaltos están perfectamente coordinados, ya que se producen casi a la vez y en dos zonas diferentes, conscientes de que los efectivos policiales se centran en repeler el otro intento. Para frenar a los inmigrantes, han intervenido agentes del Grupo de Reserva de Seguridad (GRS) de la Guardia Civil, especialistas en el control de masas, y que llegaron a la ciudad autónoma a mediados de agosto.

Está previsto que, en principio, estos agentes permanezcan en Melilla hasta el 15 de septiembre, si bien no se descarta la llegada de un posible relevo, según las fuentes.