España y Francia, conectadas ya por AVE

España y Francia han estrenado hoy cuatro rutas directas en alta velocidad, entre ellas la que une Barcelona con París, en 6 horas y 25 minutos, y el Gobierno francés se ha comprometido a continuar con los estudios para adaptar el tramo entre Perpiñán y Montpellier a la alta velocidad.

En un acto solemne en el Palacio de los Reyes de Mallorca de Perpiñán, la ministra de Fomento, Ana Pastor, y el ministro delegado de Transportes de Francia, Frédéric Cuvillier, han tildado de "histórica" la jornada de hoy, porque pone fin "a las fronteras" ferroviarias entre ambos países.

Ambos han destacado las "oportunidades" económicas y turísticas para ambos países que abren estas nuevas conexiones: la de Barcelona y París -con dos trenes diarios por sentido-; la que une Madrid, Barcelona y Marsella; la que enlaza la capital catalana con Lyon y la que unirá, también sin transbordos, Barcelona y Toulouse.

Actualmente, el tramo entre Nimes y Perpiñán se hace por línea convencional, por lo que los trenes de alta velocidad deben reducir la velocidad al circular por él.

Cuvillier ha reiterado su intención de que el tramo Nimes-Montpellier esté adaptado a la alta velocidad en 2017, tal como estaba previsto, con lo que se recortarán "veinte minutos" de viaje, y se ha comprometido a "proseguir los estudios (técnicos)" para definir el recorrido entre Perpiñán y Montpellier, aunque ha mantenido como fecha límite para hacerlo el 2030.