Enfrentamiento en el Consejo General del Poder Judicial por el caso Divar

Cinco vocales progresistas del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) pidieron hoy la dimisión de su presidente Carlos Dívar, durante la celebración de un pleno extraordinario, por no haber dado explicaciones suficientes sobre los 20 viajes que realizó a Marbella y cuyos gastos se cargaron en parte al Consejo. Por su parte, otros siete vocales exigieron que el que debe dimitir es el denunciante José Manuel Gómez Benítez. Estas propuestas no fueron sometidas a votación.

El presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Dívar, se mantendrá en su cargo al haber sido solo una minoría de vocales los que han pedido su dimisión en el pleno extraordinario celebrado ante la crisis creada por los gastos que cargó a este órgano durante sus viajes a Marbella (Málaga).

Los vocales que pidieron la dimisión de Divar, además de Gómez Benítez fueron Margarita Robles, Inmaculada Montalbán, Felix Azón y Carles Cruz. Según la iniciativa presentada por estos vocales en el Pleno, "la exclusión por la fiscalía general del Estado de responsabilidades penales no exime en ningún caso de las responsabilidades políticas, toda vez que con los hechos ocurridos han sido vulneradas las exigencias del ejercicio de transparencia y austeridad, que son especialmente exigibles a todo servidor público y mucho más a quien ostenta la representación del poder judicial".

Otro grupo de vocales ha pedido por su parte la dimisión de Gómez Benítez, al que una parte del Consejo General del Poder Judicial acusa de "deslealtad" por no haber tratado en el seno del Consejo lo que él pensaba que era una actuación irregular de Dívar antes de denunciarle ante la Fiscalía.

Las fuentes consultadas han señalado que, en cualquier caso, se trataba de "peticiones deliberativas", que no se han votado -el pleno sí podía haber reprobado a Dívar, pero para eso se necesitaba un mínimo de trece vocales- y que se dirigen directamente "a la persona".