Encuentran el cuerpo sin vida de un sacerdote en Cartagena

coche policia nacional
coche policia nacional |Telemadrid

La Policía Nacional ha confirmado que las primeras diligencias de la investigación apuntan a una posible muerte violenta del sacerdote que ha sido hallado muerto este viernes en su domicilio de Cartagena, aunque está a la espera del informe del médico forense y no descarta ninguna hipótesis.

Fuentes del citado cuerpo han confirmado que, 'a priori', la Policía Nacional trabaja como si se tratara de un asesinato, e investiga los últimos movimientos del fallecido, así como la gente con la que se relacionó. Así pues, la inspección ocular demuestra que podían haber terceras personas ajenas en el lugar en el momento del suceso.

Al parecer, todavía quedan "dudas" sobre el asesinato, ya que no hay pruebas "evidentes" de la muerte violenta. En el lugar permanece un equipo de la Policía Científica que está realizando una inspección ocular completa del domicilio, con la finalidad de recabar pruebas de que haya habido terceras personas en el domicilio.

Las mismas fuentes han apuntado que el hombre tenía entre 82 y 83 años, y era un sacerdote jubilado, aunque seguía prestando servicios religiosos en la iglesia, donde acudía todas las mañanas. Precisamente, ha sido echado de menos por gente de la parroquia, que son quienes han dado la voz de alarma sobre su desaparición.

El hombre, que ayer fue visto en la iglesia, ha aparecido fallecido en su domicilio, cercano a la iglesia de la Caridad, donde vivía con su hermana, también de edad avanzada, que al parecer no se encontraba en la casa en el momento del suceso.

El difunto convivía con su hermana, la cual está impedida y han sido los propios familiares los que han alertado de lo sucedido. Sobre las 12.03 horas, una ambulancia ha acudido al domicilio, en la calle Carmen de la ciudad portuaria, cuyos efectivos sanitarios han encontrado a la persona muerta.