Empieza en Madrid el primer juicio de la Gürtel con Bárcenas en el banquillo

Empieza en Madrid el primer juicio de la Gürtel con Bárcenas en el banquillo

A las once de la mañana, con una hora de retraso, ha comenzado en la Audiencia Nacional el primer macrojuicio de la trama Gürtel, que sienta en el banquillo a 37 acusados, entre ellos Luis Bárcenas y varios exalcaldes y consejeros del PP, por la actividad de la red mafiosa liderada por Francisco Correa entre 1999 y 2005. La primera jornada del juicio, previsto para varios meses, ha arrancado con las cuestiones previas en la sede del tribunal de San Fernando de Henares (Madrid) coincidiendo con la cuarta jornada del de las "tarjetas black" de Caja Madrid.

Así, el edificio normalmente tranquilo donde se celebran los macrojuicios registra hoy uno de sus días de máxima actividad, con alrededor de un centenar de acusados, sus respectivos abogados y unos 200 periodistas de los 65 medios acreditados, una decena de ellos internacionales. Uno de los primeros acusados en llegar, a las 9.10 horas, ha sido el extesorero del PP Luis Bárcenas, que se sienta por primera vez en un banquillo y que ha sido increpado con gritos de "ladrón" y "chorizo" por un grupo de 4 preferentistas apostados a las puertas de la sede de la Audiencia Nacional entre la treintena de cámaras que han registrado desde primera hora los movimientos de los encausados.

Después lo hacía el delator de Gürtel, José Luis Peñas, que por pocos minutos no se ha cruzado con el presunto cabecilla de la trama, Francisco Correa, al que grabó las conversaciones que destaparon el caso, y que ha sido recibido por los preferentistas al grito de "maleante", "sinvergüenza", "cabrón" y "¡corre, corre!". "Baboso", "parásito" o "panda de gaviotas que teníais que estar en Soto del Real" son otras de las frases que han dedicado a los acusados de Gürtel y de las tarjetas opacas, incluido a Álvaro Pérez Alonso, "El Bigotes", quien luce ahora barba, les ha mirado desafiante y se ha llevado un "ven si tienes cojones" como respuesta.

Minutos después de la entrada de los acusados , una docena de miembros del grupo de ultraderecha Hogar Social Madrid cubiertos con caretas azules han desplegado una gran pancarta con la leyenda: "no habrá paz para los malvados" y han lanzado dos botes de humo, de color también azul, en las inmediaciones de la sede del tribunal. Policías de la Audiencia Nacional han procedido a identificarles tras hacerles quitarse las caretas.

Tras esperar una larga cola en la entrada, los 64 ex directivos y consejeros de Caja Madrid encausados se han mezclado en el acceso y en los pasillos de la Audiencia con los 37 acusados de la Gürtel, entre miembros de la red, políticos y empresarios. En el vestíbulo se han mezclado y se han vivido así escenas como la del expresidente de la patronal madrileña Arturo Fernández (acusado en las "black") saludando a Correa y a "El Bigotes".

Los juicios se celebran en las dos salas de que dispone el edificio de nueva construcción de San Fernando de Henares y hoy se espera que en el de las tarjetas opacas declare como acusado el exministro Rodrigo Rato, que deberá testificar también en el juicio de Gürtel. El macrojuicio contra la trama mafiosa que afecta al PP comienza con las cuestiones previas, en las que las defensas pedirán la nulidad de las grabaciones que hizo Peñas a Correa y que dieron lugar al inicio de la causa, así como de las que ordenó en su día el exjuez Baltasar Garzón y que le valieron su inhabilitación por el Supremo.

También defenderán que el tribunal no puede usar como medio de prueba la documentación que mandó Suiza sobre cuentas de los acusados, entre ellos Bárcenas, que acumuló 48 millones en el país helvético, parte de ese dinero proveniente de comisiones de la Gürtel y otra parte de la "caja B" del PP.

La petición de pena más alta de la Fiscalía recae sobre Correa, que se enfrenta a 125 años de cárcel, mientras que para Bárcenas las dos fiscales del caso -Concha Sabadell y Concha Nicolaspiden 42 años y medio. El que fuera tesorero de Alianza Popular, Ángel Sanchís (8 años), el exconsejero madrileño Alberto López Viejo (46 años), el exalcalde de Majadahonda Guillermo Ortega (50) o el exalcalde de Pozuelo Jesús Sepúlveda (15) son otros de los acusados.

También figuran, aunque como responsables civiles como partícipes a título lucrativo en los beneficios de Gürtel, la exministra Ana Mato, que finalmente no ha comparecido y estará representada por su abogado, el PP y la esposa de Guillermo Ortega, Gema Matamoros.

EL PRESUNTO CABECILLA DE LA TRAMA GÜRTEL, FRANCISCO CORREA, NO PLANTEA NINGUNA CUESTIÓN PREVIA

El nuevo abogado del presunto cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa, no ha planteado ninguna cuestión previa en el macrojuicio contra esta red corrupta tras haber colaborado hace unos días con la Justicia al abonar 2,2 millones de euros de la fianza civil que pide contra él la Fiscalía.

La fase de cuestiones previas del juicio ha comenzado sobre las 13.00 horas, dedicada a que las diferentes partes hagan reclamaciones relacionadas con temas procedimentales o incluyan nuevas pruebas.

Si bien el abogado del supuesto número dos de Gürtel, Pablo Crespo, ha pedido la nulidad de las grabaciones que hizo a Correa el delator de la Gürtel, José Luis Peñas, y que destaparon este caso, el nuevo letrado de Correa, Juan Carlos Navarro, no lo ha hecho.

Ha decidido, al contrario, no plantear ningún tipo de cuestión previa -tampoco la nulidad las escuchas a abogados con acusados en prisión que ordenó el exjuez Baltasar Garzón y que otras defensas sí han pedido- días después de haber abonado la fianza civil, lo que supone un giro en su estrategia de defensa.

Correa, que se enfrenta a una petición fiscal de 125 años de cárcel, presentó el pasado 26 de septiembre un escrito en el que autorizaba a su banco en Suiza, Credit Suisse, a abonar el dinero que le pide la Fiscalía en concepto de responsabilidad civil por las comisiones y las adjudicaciones públicas irregulares que recibió entre los años 1999 y 2005 como líder de la trama.

BARCENAS PIDE QUE LA FISCALÍ AACLARE SI HAY ACUERDOS CON ALGUNOS ACUSADOS

La defensa del extesorero Luis Bárcenas ha pedido al tribunal de Gürtel que reclame a la Fiscalía aclarar si hay algún tipo de acuerdo o "conformidad" con cuatro de los 37 acusados y si es el motivo que le ha llevado a pedir cambiar el turno de los interrogatorios, que en un principio estaba previsto que abriese el líder de la trama, Francisco Correa.

El abogado Joaquín Ruiz de Infante, que ejerce junto a Francisco Maroto la defensa de Bárcenas y que ha sido el encargado de exponer las cuestiones previas, ha manifestado sus sospechas de que esta alteración en el turno de declaración de los acusados que ha pedido la fiscal responde a un acuerdo con esos acusados, por lo que ha reclamado que eso se aclare en aras de la defensa de su cliente.

La representante del Ministerio Fiscal ha pedido concretamente que antes de Correa declaren por este orden los acusados Jacobo Gordón, exsocio de Alejandro Agag (yerno del expresidente José María Aznar); el constructor Alfonso García-Pozuelo y el ex edil de Pozuelo Roberto Fernández, solicitud que aún no ha resuelto el tribunal y que ha llevado a otros abogados a intuir que estos cuatro acusados, Correa entre ellos, han llegado a algún tipo de acuerdo con Fiscalía.

Ruiz de Infante también se ha opuesto a la pericial propuesta por el Ministerio Público dirigida a acreditar el origen de los fondos de Bárcenas. El abogado ha considerado que esta solicitud la tenía que haber hecho antes de que fuera firme el procesamiento, ya que ahora estaría fuera de plazo. "Lo que no puede hacer Ministerio Fiscal es aportar una prueba sorpresiva para completar un escrito de acusación incompleto", ha subrayado.

En cuanto a la información que envió Suiza a la Audiencia Nacional sobre las cuentas de Bárcenas en ese país, donde llegó a acumular 48 millones de euros, ha explicado que esos documentos no se pueden usar porque la autorización de las autoridades helvéticas para ello está recurrida y, mientras tanto, se encuentra suspendida.

Otras de las cuestiones que ha alegado son la prescripción de la mayor parte de los delitos que se le imputan, la nulidad de la instrucción inicial que llevó a cabo Baltasar Garzón por las escuchas ilegales que autorizó y que supusieron su inhabilitación por el Supremo, y la vulneración de su derecho a la defensa porque no se le dejó disponer de dinero para pagar a sus abogados.

DOS ACUSACIONES PIDEN QUE RAJOY TESTIFIQUE EN EL JUICIO DE GÜRTEL

Dos acusaciones populares del caso Gürtel han pedido que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, declare en el macrojuicio del caso Gürtel sobre el dinero que el extesorero del partido Luis Bárcenas se llevó supuestamente de la "caja B" de la formación y ocultó en Suiza. La Asociación de Abogados Demócratas de Europa (Adade) ha reiterado su petición de que Rajoy declare como testigo en el juicio, que ya fue rechazada por la sala y a la que hoy se ha sumado otra acusación ejercida por el PSOE.

En nombre de Adade, el abogado Mariano Benítez de Lugo ha expuesto que esta petición se basa en las acusaciones contra Bárcenas sobre el dinero que supuestamente sustrajo de la contabilidad paralela del partido y luego ocultó en sus cuentas de Suiza. Es una faceta por la que creo que alguien del PP debería declarar, sobre si realmente hubo esa situación de apoderamiento de recursos del PP", ha dicho el abogado.

A esta petición se ha adherido otra acusación popular del PSOE, según ha expuesto el abogado Wilfredo Jurado durante la fase de cuestiones previas y que luego el tribunal deberá resolver. Según afirma la Fiscalía en su escrito de acusación, Bárcenas se quedó entre 2001 y 2005 con alrededor de 300.000 euros de una supuesta "caja B" del PP que administraba como gerente de la formación, dinero que luego ocultó en Suiza con la ayuda de su mujer, Rosalía Iglesias, y del extesorero de Alianza Popular Ángel Sanchís.