Echenique pide que dejen trabajar a la Comisión de Garantías tras dejar su escaño

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique ha anunciado su dimisión como diputado en Aragón. Todo en medio de la batalla interna que libra junto a Pablo Iglesias, con 11 de las 16 comisiones de garantías.

Pablo Echenique, ha defendido este lunes que los nuevos estatutos de la formación son "ajustados al reglamento" y ha instado a dejar trabajar a la Comisión de Garantías en el expediente abierto contra la que era su presidenta, Olga Jiménez. En un receso de la primera reunión del primer Consejo de Coordinación tras el verano ha asegurado que el órgano no había abordado aún el conflicto abierto con la Comisión de Garantías y la polémica en torno a los nuevos estatutos, aunque ha vaticinado que el debate sería "breve" porque todo se resume en "dejar trabajar a los órganos".

El conflicto se abrió cuando la Comisión de Garantías aprobó un documento en contra de los nuevos estatutos del partido. Sin embargo, el documento no fue reconocido por la dirección de la formación, que había recurrido la composición de esa comisión. Y además, hay abierto un expediente sancionador y suspendido de militancia a su presidenta en un procedimiento que debe ser estudiado por la propia Comisión de Garantías.

"La solución es evidente, lo pone en los documentos aprobados. Que actúen los órganos --ha insistido Echenique--. Lo que debe hacer el Consejo de Coordinación y cualquier cargo es dejar trabajar a los órganos que tienen competencia para que decidan y los demás acatemos esas decisiones".

MOCIÓN DE CENSURA PARA ECHAR A RAJOY

Podemos mantiene la convicción de que es posible una suma parlamentaria que saque adelante una moción de censura liderada por el PSOE y que permita "echar" a Mariano Rajoy del Palacio de la Moncloa, aunque reconoce que para ello será necesario esperar al 1 de octubre, fecha anunciada para la celebración del referéndum independentista en Cataluña.

Así lo ha explicado el secretario de Organización de la formación morada, Pablo Echenique, tras la primera reunión del Consejo de Coordinación tras el verano. "Echar a Rajoy de la Moncloa" sigue siendo uno de sus retos más inmediatos, según ha reconocido, y creen que es posible tras la vuelta de Pedro Sánchez a la Secretaría General del PSOE.

A su juicio, las elecciones generales de 2020 están "muy lejos" para la sociedad que está sufriendo los efectos de la crisis y es necesario presentar antes una alternativa, aunque Podemos no dará un "ultimátum" a los socialistas. "Entendemos sus tiempos. A lo mejor no ven tan claro como nosotros que existe una posibilidad numérica para echar a Rajoy de La Moncloa. Y posiblemente haya que esperar al 1-O", ha explicado Echenique.

Su trabajo conjunto con el PSOE se reflejará en la mesa de trabajo acordada en el Parlamento por las portavoces de ambos grupos parlamentarios, Irene Montero y Margarita Robles, según ha recordado la coportavoz de la dirección de Podemos, Noelia Vera, que cree que "cada vez hay más lazos políticos" que unen ambas formaciones en ese "objetivo común" de desalojar al PP del Gobierno.

Respecto a Cataluña, Vera se ha situado en contra del "inmovilismo" de Rajoy, que cree que "aviva el fuego del conflicto", aunque también ha plasmado su rechazo a la "hoja de ruta" del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. Y ha insistido en su propuesta de un diálogo que permita una consulta "con garantías, reconocida internacionalmente y vinculante".

Según ha recordado, En Comú Podem registró en el Congreso la petición de creación de una comisión que estudiase "la cuestión plurinacional del país, el encaje territorial" y la fórmula para la celebración de ese referéndum. "Queremos que haya diálogo", ha dicho poco después de que el líder del PSOE haya anunciado que también pedirá una comisión en el Congreso sobre la crisis de Cataluña.