ETA rechaza "renegar" de su "trayectoria" violenta

sello_eta
Sello de ETA |archivo

La organización terrorista ETA sostiene que "no puede aceptar" que tenga que "renegar" de su "trayectoria de lucha y asumir el relato de los opresores" (sic), pese a que aboga por abordar una "reconciliación nacional" para restañar heridas en el País Vasco.

En un comunicado que publicará mañana íntegramente el diario Gara, la organización terrorista aboga por iniciar "procesos como pueblo" para avanzar hacia la soberanía y la paz.

El texto, en el que ETA rememora el Gudari Eguna (Día del soldado vasco) y rinde homenaje a sus militantes muertos, aborda la cuestión de la memoria y la "reconciliación".

"Muchos no compartirán nuestra lectura, algo que aceptamos y respetamos. No demandamos que el resto de fuerzas políticas compartan nuestro punto de vista, pero al mismo tiempo, no podemos aceptar que tengamos que renegar de nuestra trayectoria de lucha y asumir el relato de los opresores", señala.

ETA argumenta que la "práctica de la tortura" resta legitimidad a quienes hablan de suelo ético. "Quieren tener prisionera a Euskal Herria entre el suelo que se construye sobre la violencia del Estado y el techo jurídico-político que le niega la palabra y la decisión".

Reclama acuerdos amplios para avanzar en la "resolución del conflicto", al tiempo que lamenta que lleva "largo tiempo tendiendo la mano a los estados para que entren en el camino de la paz", sin lograr ninguna respuesta.

Ante esta situación, ETA plantea poner en marcha un proceso "desde Euskal Herria y mirando a Euskal Herria" para avanzar hacia la "convivencia democrática" y hacia la "reconciliación nacional", con el fin de restañar heridas y abordar las consecuencias del "conflicto" y las "situaciones de excepción".

La organización terrorista dice ser consciente de que la solución necesitará del concurso de los estados español y francés, por lo que aboga por que los ciudadanos vascos hagan oír su voz y actúen "como pueblo" para lograr la vuelta a casa de sus presos, la "desmilitarización" y que sea respetada la palabra y la decisión del pueblo vasco.