ETA anuncia que deja fuera de uso una parte mínima de su arsenal

La denominada Comisión Internacional de Verificación (CIV) ha anunciado en Bilbao que la banda terrorista ETA ha dejado "fuera de uso operativo" parte de su armamento. En un acto celebrado en un hotel de la capital vizcaína, el portavoz de la Comisión Internacional de Verificación (CIV), Ram Manikkalingam, ha dado lectura a un comunicado en inglés y castellano.

En dicho texto se asegura que la comisión ha comprobado que la banda terrorista emprendió un "proceso de sellado y de puesta fuera de uso operativo" de armas, munición y explosivos el pasado mes de enero y que este hecho se grabó en vídeo. A juicio de la Comisión es un "paso necesario, previo al desarme completo" de la banda.

Coincidiendo con ello, la página web de BBC Mundo ha emitido un vídeo en el que dos encapuchados de ETA entregan algunas armas a los 'verificadores', Ram Manikkalingam, de Sri Lanka, y el sudafricano Ronnie Kasrils. El material entregado cabe desplegado en una mesa de apenas dos metros de largo y uno de ancho.

Se trata de 16,5 kilos de explosivos, 4 armas, 300 balas, 2 granadas, 9 temporizadores y cordón detonante. Una mínima parte del armamento y explosivos que la banda terrorista aun posee. ETA no da ninguna pista de cuántas más armas dispone, ni de la localización de los zulos.

Los cuatro actores que aparecen en el video se encuentran en el interior de una reducida habitación con paredes blancas presidida por una réplica del 'Gernika' de Picasso.

El video de la BBC, que se puede ver en su versión en español, insiste en calificar a la banda terrorista ETA como "grupo separatistas vasco", por medio de una voz en off.

La BBC también muestra en su montaje imágenes de atentados de ETA durante su sangrienta campaña terrorista, como el perpetrado en 1973 contra el entonces presidente del Gobierno español, Luis Carrero Blanco, así como imágenes del proceso de paz en Irlanda del Norte.

EL MINISTRO DEL INTERIOR: SI ETA QUIERE DESPRENDERSE DE LAS ARMAS, NO NECESITA VERIFICADORES

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado que el comunicado de ETA, "es más de lo mismo" y que si de verdad quiere desprenderse de su armamento no necesita de verificadores.

"Con la Policía y la Guardia Civil nos basta y nos sobra para verificar que se ha desprendido de sus armas. Por tanto, no nos hacen falta esos verificadores internacionales porque los mejores verificadores son la Guardia Civil y la Policía", ha insistido el ministro en una rueda de prensa al término del Consejo de Ministros.

A ETA le "basta" con indicar la geolocalización de zulos y almacenes para que Guardia Civil, Policía Nacional o autoridades francesas acudan a destruirlos. "Es fácil", ha dicho.

A juicio del responsable de Interior, es "una etapa más de un ejercicio de tramitación, de escenificación que lleva realizando ETA desde que el 20 octubre de 2011 anunció el cese efectivo de su actividad terrorista porque estaba derrotada", ha afirmado el ministro en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

"Obras son amores y no buenas razones", esgrimió el ministro para poner de manifiesto que el Ejecutivo sigue con la lucha policial contra ETA aunque ya no se produzcan atentados terroristas. El Estado "no está en tregua" ni se adapta a este teatro como lo demuestran las 99 detenciones de miembros de ETA desde que el Gobierno tomó posesión o el desmantelamiento de estructuras como Herrira.

URKULLU: ES UN PEQUEÑO PASO, NO SUFICIENTE

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha afirmado que la decisión de ETA de dejar fuera de uso parte de su armamento es "un pequeño paso, no suficiente, que cumple una primera y necesaria etapa para el desarme completo".

Urkullu ha transmitido este mensaje en una comparecencia ante los medios en Bilbao en la que ha leído una breve declaración sin preguntas, después del anuncio de la denominada "Comisión Internacional de Verificación".

El lehendakari ha recordado que ETA "ha empezado a desarmarse de manera unilateral e incondicional" y que el Gobierno Vasco considera "fiable y segura la intermediación de la Comisión Internacional de Verificación para garantizar un desarme total e irreversible de ETA".

Esta es un etapa, ha agregado el lehendakari, "de un recorrido sin vuelta atrás que debe tener un horizonte próximo: el desarme total y absoluto de ETA". "En ese recorrido hacia la disolución definitiva de ETA, hay un hito importante: el reconocimiento del daño injusto causado", ha añadido Urkullu.

El Gobierno Vasco "seguirá trabajando con estas claves, seguirá colaborando con la "Comisión Internacional de Verificación" y le prestará su apoyo y respaldo en la gestión de los próximos pasos", ha anunciado.

Por su parte, el portavoz del Gobierno de Navarra, Juan Luis Sánchez de Muniáin, ha considerado "una farsa" y "un numerito" el anuncio de ETA del inicio de su desarme a los denominados verificadores internacionales. Al Gobierno de Navarra "no le merece mayor atención este último numerito de la banda terrorista ETA, porque lo que tiene que hacer obviamente es lo que cualquier sociedad democrática debe reclamarle en estos momentos: que desaparezca por completo de la escena democrática de España".

PSOE Y PP PIDEN QUE ETA DEJE DE EXISTIR

El secretario general de los socialistas vascos, Patxi López, ha afirmado que se trata de "un gesto que va en la buena dirección, pero un gesto pequeño e insuficiente". "Lo que exigimos y esperamos, lo que exige y espera la inmensa mayoría de la sociedad vasca, de la organización terrorista es que entregue la totalidad de sus armas y se disuelva", ha afirmado el exlehendakari socialista.

La presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga, ha calificado de "tomadura de pelo" el anuncio del alto el fuego de ETA, ya que cree que "obviamente asistimos al final de ETA, pero el anuncio de hoy no aporta nada que no sepamos". "No nos merecemos esta tomadura de pelo con algo que nos ha hecho sufrir tanto", ha destacado. Quiroga ha criticado que la banda ofrezca "una entrega a plazos" de su armamento y ha advertido de que "lo de hoy no aporta nada".

El parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, considera la entrega de parte de los arsenales de ETA que ha hecho hoy la denominada Comisión Internacional de Verificación (CIV) no es más que una "farsa" y un "circo mediático" con el que la banda terrorista quiere lograr "impunidad". En su opinión "no quiere decir nada" y es una "representación" con la que ETA quiere condicionar al Gobierno central.

El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha hecho una valoración "positiva" de la decisión de ETA pero ha señalado que se trata de un gesto "más testimonial que efectivo". Ha rechazado un "desarme por fascículos" y ha exigido a la banda que entregue todas sus armas y decrete su "disolución definitiva" reconociendo, además, explícitamente el "daño que ha causado a lo largo de todos estos años". "Se habían creado unas expectativas infinitamente superiores al resultado final", ha admitido Lara.

Por el contrario, EH Bildu considera que ETA ha dado comienzo al proceso para "dejar de ser un agente armado" y ofrece a la ciudadanía vasca la "total seguridad del fin de su actividad armada". En una comparecencia en Bilbao, Patxi Zabaleta, Pello Urizar, Oskar Matute y Pernando Barrena han aplaudido el papel de la Comisión Internacional de Verificación y ha denunciado que es imposible un "desarme efectivo de ETA "porque el Gobierno español, "a día de hoy no quiere que se produzca". "Este pueblo necesita la paz y para ello es necesario deshacer las políticas de excepción y terminar con la dispersión, acercando a los presos a Euskal Herria y de ahí abordar su proceso de vuelta a casa", han remarcado.

LA AUTODENOMINADA "COMISION INTERNACIONAL DE VERIFICACIÓN"

Los seis verificadores internacionales, llegaron ayer a Euskadi y hoy se han reunido con el lehendakari, Sortu y PSE antes de comparecer para hacer público su anuncio sobre ETA.

También lo harán a lo largo del día con representantes de la mayoría de los partidos vascos, excepto el PP y UPyD, que no han recibido ninguna invitación para entrevistarse con esta delegación internacional, aunque en el caso de ser convocados probablemente tampoco acudirían ya que ninguno de ellos otorga legitimidad a estos interlocutores.

ETA pretende, con gestos vacíos presionar al Gobierno y obtener beneficios para sus presos e inmunidad para los que aun no están en la cárcel. Es el objetivo que busca con el teatro de los "verificadores" impuestos por el entorno proetarra y que sirven a los intereses de la banda terrorista.

Estos llamados "verificadores" son dos grupos de expertos en conflictos internacionales, no necesariamente en terrorismo. Están coordinados por el abogado sudafricano Brian Currin.

Propuestos por el entorno proetarra, están protegidos por el Gobierno del PNV y cuentan con el apoyo del PSOE. Se han embolsado ya 300.000 euros por los servicios prestados, un dinero que no se sabe de donde sale. Viajan continuamente al País Vasco.

Ni el Gobierno español, ni el francés, les concede credibilidad alguna. Y en diez años de vida, no han conseguido nada.

LA AVT LO CALIFICA DE VERGONZOSO

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ha rechazado el "vergonzoso" anuncio de la "Comisión Internacional de Verificación" de que ETA ha sellado una "cantidad determinada" de armas, munición y explosivos y ha exigido la disolución de la banda y su cumplimiento con la justicia. "Es vergonzoso, más de lo mismo y un continuo chantaje", ha denunciado la presidenta del principal colectivo de víctimas, Angeles Pedraza.

Pedraza, que ha calificado de "numerito" la escenificación, ha rechazado la labor de los verificadores internacionales y ha advertido de que la AVT sólo reconoce como verificadores a los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

"Después de mil muertos y miles de heridos", ETA sólo tiene que dar un paso, y es el de disolverse además de colaborar con la justicia y que sus presos cumplan íntegras sus condenas.

Dignidad y Justicia ha censurado el papel desempeñado por la "Comisión Internacional de Verificación". Daniel Portero ha advertido de que no puede llamarse verificadores a personas que "actúan de parte" como "portavoces e interlocutores" de ETA y su entorno, por lo que considera que "se trata de un mensaje absolutamente manipulado y con poquísima credibilidad".

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco (Covite) ha solicitado a la Audiencia Nacional que cite a declarar como testigos a los miembros de la denominada "Comisión Internacional de Verificación" para que informen de la identidad y el paradero de los miembros de ETA con los que ha contactado. La Fiscalía de la Audiencia Nacional apoyará esta petición.

El Foro de Ermua aseguró por su parte que el supuesto desarme parcial de ETA anunciado este viernes en Bilbao es "pura propaganda" pagada por el entorno de la banda terrorista. El portavoz del Foro, Fernando García Capelo aseguró que "los verificadores no tienen nada que verificar", porque España "es un Estado de derecho que lucha contra criminales" y este informe "sólo es propaganda pagada por ETA y su entorno".