El abogado del Duque contrató a un excolaborador del CNI para que "ordenara" los emails del caso

El abogado de Iñaki Urdangarin, Mario Pascual Vives, admite que solicitó los servicios de una empresa "para que pusiera en orden los mails" que recibió del Juzgado de Instrucción 3 de Palma que instruye el caso Nóos, aunque ha negado que contratara a un informático del CNI. No obstante, la sociedad que contrató pertenece Matías Bevilacqua, que colaboró con el CNI hasta el año 2008.

Al ser preguntado este martes si estaba al corriente de que el informático contratado colaboraba con el CNI, el abogado de Iñaki Urdangarin ha indicado, en unas declaraciones a la entrada de su desapacho: "No lo sabía yo esto, me sorprende".

El abogado ha respondido así al ser cuestionado por las informaciones que afirman que un agente del CNI 'hackeó' 30.000 emails del disco duro del despacho que llevaba las cuentas y fiscalidad del Instituto Nóos, poco después de que Torres amenazase con hacer públicos 200 correos comprometedores, según informaba hoy el diario El Mundo.

Pascual Vives ha indicado que eligió a la empresa CFLabs para hacer el seguimiento de los correos electrónicos, después de haber escuchado una charla en la que ofrecían sus servicios.

El letrado ha indicado que decidió contratar a esta empresa "en enero del año pasado, antes de la declaración de Urdangarin", ante la elevada cifra de emails sobre los que interrogaba el juez.

Precisamente hoy el ministro de Defensa, Pedro Morenés, también ha aclardo que la persona que presuntamente robó 30.000 correos electrónicos relacionados con la contabilidad del Instituto Nóos no ha sido "nunca" agente del Centro Nacional de Inteligencia (CNI). Pero también explicó que la empresa de esta persona había trabjado con el CNI.

"Este señor no es ni ha sido nunca un agente del CNI", recalcó el ministro tras las informaciones aparecidas hoy y después de que Matías Bevilacqua asegurara, al ser detenido en la "operación Pitiusa", que trabajaba para el Ministerio de Defensa.

No obstante, Morenés admitió que el informático había contratado con el CNI "hasta el año 2008" por "temas software y conocimientos de inforática". "Contrató de acuerdo con la ley de contratos del Estado, como no puede ser de otra forma. Esto es lo que hay entre este señor y el CNI", ha remachado y ha añadido que "desde el año 2008, ya no trabaja para el CNI por ninguna razón, sino simplemente porque se acabó su contrato. El CNI aprendió todas las técnicas que este señor sabía".

El abogado de Iñaki Urdangarin también se ha pronunciado, al ser preguntado, sobre las obras por valor de tres millones de euros en la casa de los duques de Palma en Pedralbes y ha comentado que no le consta que se llegaran a realizar.

BARBERA: NI HE FIRMADO, NI HE VOTADO, NI DADO A DEDO NADA A NOOS

Por su parte, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha afirmado hoy que ni ha firmado, ni votado ni "dado a dedo nada" al Instituto Nóos, y ha asegurado que las nuevas informaciones publicadas al respecto son "la segunda sesión de la película de hace una semana" y por eso responde "exactamente lo mismo" que entonces.

Barberá ha respondido así a los periodistas preguntada por la declaración de Iñaki Urdangarín en la que admitía que los trabajos del Instituto Nóos para preparar la primera edición de Valencia Summit comenzaron antes de que la entidad firmara el convenio con la Generalitat para organizarla.

"Esto es lo mismo que pasó hace una semana. Estamos en el reestreno, la sesión continua o la segunda sesión de la película de hace una semana y ya respondí", ha señalado Barberá.

La alcaldesa ha insistido en que como "es la segunda versión de lo mismo" iba a responder "exactamente lo mismo: ni he firmado, ni he votado ni he dado a dedo nada al Instituto Nóos ni ninguna actuación de las que se refiere en este hecho".

Ha recordado que fue la Fundación Valencia Turismo Convention Bureau "quien tomó la decisión" de hacer Valencia Summit y ha reiterado que se trata de "una entidad de carácter privado".

Igual que hizo hace una semana, Barberá ha insistido en que no quiere entrar "en estrategias ni a favor ni en contra ni de la defensa ni de la acusación, que son parte interesada".

También ha hecho hincapié en que desde la semana pasada "ha pasado por medio una información que decía que no se veían indicios para luego volver a lo mismo".

"Quizá sería otra media vuelta de tuerca de presión y ya está, nada más y no tengo absolutamente nada más que decir", ha sentenciado.

No obstante, ha expresado su "sorpresa" por "la enorme consideración de primera figura nacional de la política" que tiene ella en algún medio que hoy le ha sacado "de primera noticia nacional mucho más que la salud del Rey o de lo que está pasando en Cataluña".