Draghi cree que España va por el buen camino y alaba su recuperación

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha dicho hoy que "España va por el buen camino" y ha asegurado que su "sistema de recuperación" económica "es el más avanzado de la eurozona". El presidente del BCE ha hecho esta consideración durante una rueda de prensa celebrada tras haber comparecido a puerta cerrada en el Congreso de los Diputados. Draghi, ha felicitado expresamente a España por los "enormes" progresos realizados en el saneamiento de su sistema financiero y el reequilibrio de su economía y ha dicho ser "consciente" de que "los españoles lo están pasando mal".

"España va por el buen camino", aseguró Matio Draghi, acompañado por el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, tras comparecer durante unos 90 minutos a puerta cerrada y sin actas en el Congreso de los Diputados. "Si observamos los progresos alcanzados por ustedes, tienen que felicitarse por ello", subrayó.

En este sentido, el máximo responsable de la política monetaria de la eurozona elogió la fortaleza de las exportaciones y la reducción del déficit por cuenta corriente, así como las mejoras en la competitividad de la economía española y el efecto positivo de las reformas adoptadas.

"CLARA MEJORA" DE LA FLEXIBILIDAD LABORAL

En este capítulo, Draghi ha indicado que la reforma laboral ha supuesto una "clara mejora" en términos del flexibilidad del mercado laboral, aunque ha apuntado que "aún no se ha podido lidiar con la dualidad" de contratos temporales e indefinidos. Asimismo, ha constatado un "progreso en el componente fiscal y también en términos de competitividad".

Particularmente, el presidente del BCE ha destacado que en la actualidad los bancos españoles están "mucho más saneados" porque "se ha avanzado muchísimo en la reestructuración bancaria". "España tiene ahora el mejor sistema de saneamiento y recuperación de la eurozona", ha llegado a indicar.

Y entre todo ello, Draghi ha asegurado que el BCE es "consciente" de que la situación económica y social es "muy difícil" en España y que "la gente lo está pasando mal". "Pensamos en todos aquellos que han perdido su empleo, sobre todo los más jóvenes", ha señalado.

Sin embargo, Draghi ha puesto énfasis en que se trata de "un camino muy complejo" y ha afirmado que "ningún país de la eurozona ha terminado su trabajo en estas materias", sobre todo en lo que se refiere a la mejora de la competitividad.

En este punto, ha insistido en que es "importante" contar con un plan fiscal a medio plazo con información detallada de cuáles van a ser los recortes en materia de gasto y los posibles aumentos de impuestos, para mantener la confianza y el acceso a los mercados financieros. Además, ha recalcado que es importante que la estabilización fiscal se produzca de acuerdo con el marco fiscal de la UE y que haya un tratamiento "igualitario" que traspase las fronteras de los diferentes Estados.

POLÉMICA POR LA PUERTA CERRADA

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), el italiano Mario Draghi, compareció , a puerta cerrada y sin actas taquigráficas ni grabaciones, ante 150 diputados, responsables de las diferentes áreas económicas y miembros de la dirección de los grupos parlamentarios.

La comparecencia del banquero italiano, que se produce a resultas de una petición del PSOE, siguió un esquema impuesto por el BCE y similar al utilizado el pasado mes de noviembre, cuando dio explicaciones a miembros del Bundestag alemán.

Además, pese a que los diputados de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) Alberto Garzón y Joan Coscubiela tenían intención de retransmitir la sesión a través de Twitter con el hashtag #OpenDraghi, minutos antes de la entrada de Draghi en la Sala Ernest Lluch de la Cámara baja se ha perdido la cobertura de redes 3G de móviles y tabletas, presumiblemente por la puesta en marcha de inhibidores de frecuencia.

Pese a ello, IU-ICV grabó la comparecencia y colgó los vídeos en Internet.

El presidente del Congreso, Jesús Posada, ha indicado que no tomará ninguna medida por la difusión de las grabaciones de la reunión a puerta cerrada que el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, ha mantenido este martes con más de un centenar de diputados.

Aunque la Cámara alegó que el formato era idea del BCE, Draghi ha dicho ahora que no tenía inconveniente en que su comparecencia fuera pública.

El PSOE ha anunciado que elevará una queja formal ante el presidente del Congreso, Jesús Posada, por la supuesta colocación de inhibidores de frecuencia en la Cámara durante la comparecencia de Mario Draghi. Así lo ha avanzado el portavoz de Economía del PSOE, Valeriano Gómez, que ha considerado este hecho impropio de un Parlamento democrático.

"Quien haya determinado este formato de comparecencia no ha hecho ningún favor al Banco Central Europeo, ni tampoco al prestigio de nuestra Cámara", ha denunciado.

Al finalizar, Draghi se trasladará hasta el Palacio de La Moncloa para entrevistarse con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.