El juez Diego de Egea deja en libertad a la detenida de los CDR al no apreciar terrorismo

El juez de la Audiencia Nacional Diego de Egea ha dejado en libertad a la presunta coordinadora de los Comités de Defensa de la República (CDR) detenida el martes en Viladecans (Barcelona) al no ver un delito de terrorismo ni de rebelión en sus acciones y calificarlas de desórdenes públicos.

La Fiscalía ha pedido su ingreso en prisión provisional tras tomarle declaración durante poco más de una hora a lo que el magistrado se ha opuesto y le ha impuesto medidas cautelares. Al dejarla en libertad el juez ha decretado para ella comparecencias semanales en el juzgado de guardia, prohibición de salir de su municipio de residencia salvo para ir al trabajo, autorización judicial para cualquier salida del término municipal en el que reside, prohibición de salir de España y fijación de domicilio y telefóno.

Tamara C.G. fue detenida en la operación Cadera de la Guardia Civil en la que aún está pendiente de ser arrestado otro coordinador de los CDR, un hombre al que se trató de localizar el martes sin éxito en Esplugues de Llobregat (Barcelona).

Tras su arresto, la joven fue conducida a dependencias de la Guardia Civil y de allí será trasladada a la Audiencia Nacional para comparecer ante el juez en virtud de un atestado policial que le acusa de los delitos de rebelión, sedición y pertenencia a grupo terrorista, han informado a Efe fuentes jurídicas.

Tamara C.G. se ha acogido a su derecho a no declarar ante la Guardia Civil, a la espera de hacerlo mañana en la Audiencia Nacional, y a someterse a las pruebas caligráficas y de ADN que los agentes pretendían practicarle, por si fuera necesario utilizarlas a lo largo del proceso judicial.

Jordi Busquets, abogado de la detenida, ha negado, en declaraciones a Efe, que su clienta haya liderado los CDR o coordinado actos de protesta o sabotaje, más allá de su papel en un evento popular para recabar fondos de apoyo a los líderes independentistas presos.

COORDINÓ EL CORTE DE LAS CARRETERAS

El único antecedente relacionado con las protestas independentistas que consta a la detenida, según el letrado, es una identificación policial cuando formaba parte de un grupo de personas que cortó la carretera A-2 en Soses (Lleida) en Semana Santa, en protesta por el encarcelamiento de los líderes del "procés".

Según la Fiscalía, tanto la detenida como el huido "habrían desarrollado actividades de dirección y coordinación" en los actos de "sabotaje" que los CDR llevaron a cabo durante la pasada Semana Santa, concebidos para provocar "un clima de agitación social".

De hecho, la Fiscalía ha considerado penalmente a los saboteadores de los CDR de forma similar a como se hizo en su día con los llamados grupos Y de apoyo a ETA, al calificar como terrorismo sus actos de sabotaje por estar dirigidos a "subvertir el orden constitucional", indicaron a Efe fuentes jurídicas.

Una de las principales pruebas que la Guardia Civil ha esgrimido contra la detenida es un archivo de audio difundido por las redes sociales en que explicaba acciones y estrategias que supuestamente se planteaban los CDR para Semana Santa, como cortes en los accesos a Mercabarna o al Puerto de Barcelona.

En ese sentido, el abogado de la activista mantendrá como línea de defensa que ninguna de las acciones que su clienta mencionaba en el archivo de audio acabó materializándose.

Asegura además que en el registro del domicilio de su clienta no se ha encontrado ningún elemento que pueda relacionarla con actividades de sabotaje o de terrorismo.

Respecto al mapa del cuartel de la Guardia Civil de Travessera de Gràcia también incautado en su domicilio, la defensa insiste en que se trata de una imagen de Google Maps con indicaciones para desplazarse a las dependencias del instituto armado en Barcelona, donde en los últimos meses se han convocado numerosas concentraciones de protesta.

LOS COMITÉS DE DEFENSA DE LA REPÚBLICA PROMETEN MÁS LUCHA

Los CDR han asegurado hoy que "responderán con más lucha y movilización" a las detenciones efectuadas esta semana a miembros de estos comités por parte de los Mossos d'Esquadra y la Guardia Civil, las cuales consideran que han sido llevadas a cabo como "una estrategia para causar miedo". Así se han pronunciado desde los autodenominados Comités de Defensa de la República en una rueda de prensa que han convocado bajo el lema "Yo también soy CDR" para "dar respuesta a la nueva ola represiva de esta semana", han dicho, en el marco de las detenciones de siete miembros de los comités los últimos días.

El portavoz de la iniciativa Alerta Solidària, David Aranda, ha sido el encargado de leer una comunicado en nombre de los CDR, aunque ha aclarado que no lo ha hecho en calidad de portavoz de estos comités, que no cuentan con un representante o líder. "Responderemos con más lucha, fuerza, movilización y solidaridad", aseguran desde los CDR ante las detenciones, que añaden, "no hacen más que reafirmarnos en nuestra lucha y convicciones".

En su escrito, los comités aseguran que "parece mucha casualidad" que los Mossos y la Policía Nacional llevaran a cabo las detenciones el mismo día, 10 de abril, y consideran estas "un nuevo golpe represivo, hecho en dos golpes simultáneos", además de "una estrategia de hacerlos coincidir para causar miedo".

Ese día, la Guardia Civil detuvo en Viladecans (Barcelona) a una coordinadora de los CDR Tamara C.G., investigada por la Fiscalía de la Audiencia Nacional por rebelión y terrorismo al dirigir supuestamente "actos de sabotaje" para crear un "clima de agitación social", que ha sido hoy puesta en libertad con medidas cautelares.

En una operación paralela, los Mossos detuvieron el mismo día a seis jóvenes, que quedaron en libertad, acusados de haber agredido a agentes de la policía catalana durante una protesta convocada por los CDR frente al Parlament, el pasado 30 de enero.

Los CDR han explicado hoy que, en el marco de los hechos frente el Parlament, otras seis personas han sido citadas a declarar.